Contenedor amarillo

El contenedor amarillo de reciclaje es uno de los que más dudas genera en cuanto a qué residuos depositar. Son muchas las ocasiones que tenemos un tipo de envase en las manos que nos crea ciertas dudas sobre si tirarlos al contenedor amarillo o tiene que ir depositado en otro. Además, existen diversas curiosidades sobre este tipo de contenedor y un proceso de reciclaje que, si se hace bien la separación previa selectiva, se puede aprovechar mucho material.

Vamos a enseñarte qué debes tirar al contenedor amarillo para despejar tus dudas y cuál es el proceso de reciclaje de los mismos.

Qué depositar en el contenedor amarillo

Son muchas las dudas que nos surgen sobre los residuos. No sólo en este contenedor si no en el resto. Nos cuentan de una forma general los tipos de residuos que tenemos que tirar a cada contenedor. Sin embargo, sólo nos cuentan los materiales más superficiales sin tener en cuenta el estado del residuo en el momento del vertido. Esto es lo que nos crea las dudas sobre qué cosas pueden ser recicladas.

El contenedor amarillo lleva más de 20 años funcionando ya en España. Por cada 117 habitantes de media nos encontramos un contenedor. Es así como podemos aumentar la tasa de reciclaje de materiales dado que hay una mayor separación selectiva. Cada año aumentan los envases de plásticos, bricks y latas recicladas por habitante. Sin embargo, más de un tercio de la población sigue sin saber bien dónde depositar cada tipo de residuo.

Entre los residuos más comunes que debemos depositar en el contenedor amarillo tenemos las botellas de plástico, todos los envases de plástico y metálicos (como aerosoles, latas, bandejas de aluminio, botes desodorante, etc.), los bricks de zumo, leches o sopas y más cosas. Aquello residuos que encuentran los trabajadores en la planta de tratamiento y que no deberían ir en este contenedor son llamados como impropios.

Errores que se cometen

Es muy difícil tener un conocimiento completo de los residuos que van en cada contenedor sin tener algún fallo. O eres de los que se dedica al reciclaje y al medioambiente o seguro que hay alguna falla en mitad del proceso. Y que hay diferentes tipos de materiales compuestos por varios componentes que te hacen dudar. Por ejemplo, las tarrinas de helado de cartón parecen encases de plástico consistentes y que deberían ir al contenedor amarillo. También hay duda sobre el estado del producto, ya que muchos envases tienen algunos restos de comida pegados a los laterales. Es imposible pararse a lavar o fregar un residuo que vas a tirar. Gastaríamos agua y se acabaría derrochando un bien más preciado.

Entre los errores más comunes de residuos impropios en este tipo de contenedor nos encontramos con: juguetes de plástico. Es obvio que si un juguete está hecho de plástico pensemos en que se recicla en el contenedor amarillo. Sin embargo, para este tipo de material hay un contenedor exclusivo o se puede llevar al punto limpio o también podemos donarlos a asociaciones que se encargan de repartirlos a los más necesitados. Otro error son los biberones y chupetes, los utensilios de cocina y los cubos de plástico. Todos estos residuos van al contenedor de restos.

Entre los tipos de contenedores que hay nos encontramos gran variedad de residuos por lo que se dificulta el reciclaje. Además, en algunas ocasiones hay que tener en cuenta los símbolos del reciclaje para conocer mejor la composición del producto.

Otros materiales conocidos como impropios son los vasos de papel de cafetería, papel plastificado usado en carnicerías, tupperwares, cápsulas de aluminio de café, los termos, macetero de plástico, cajas de CD y DVD y las carcasas de cintas de vídeo VHS.

Curiosidades sobre el reciclaje

Para poder visualizar mejor la utilidad que tiene el separar selectivamente para posteriormente reciclar, os vamos a enseñar algunos resultados. Con tan solo 6 bricks de zumo se puede fabricar una caja de zapatos. 40 botellas de plástico se convierten en un forro polar. 80 latas de refresco se convierten en la llanta de una bicicleta. 8 botes de conserva se pueden utilizar para crear una olla de cocina. Con 22 botellas de plástico se puede hacer una camiseta y con 550 latas una silla.

Estos son tan solo algunos ejemplos de residuos abundantes que se pueden convertir en otros productos teniendo una nueva vida. Utilizando los residuos como materia prima nos estamos ahorrando gran cantidad de materiales y, por ende, más cantidad de energía y contaminación que estamos emitiendo a la atmósfera.

Estas acciones tienen un aspecto positivo en la lucha contra el cambio climático y la contaminación ambiental. Con reciclar 6 latas o bricks estaremos contrarrestando los gases que emiten un tubo de escape durante 10 minutos. Hay que aprender a contribuir por una buena causa y utilizar los residuos como nuevos productos.

Proceso de reciclaje

Para muchas personas el proceso de reciclaje termina al depositar el residuo en el contenedor. Sin embargo, esto es solo el principio del recorrido. Los envases vertidos en el contenedor amarillo van a una planta de selección donde se someten a un proceso que consiste en:

  • Separación de los materiales que son aptos y los que son impropios. Se separan los materiales en fracciones como son los metales, aceros, aluminios y plásticos.
  • Los segregan según los colores para optimizar el uso de los colorantes de los nuevos productos.
  • Se rompen las piezas hasta triturarlas en trozos pequeños para su mejor tratamiento y se lavan para eliminar las impurezas. Los trozos son lavados con agua, por ello, no es necesario que los envases con resto de comida se limpien por completo.
  • Se seca y centrifuga para eliminar algunas impurezas que hayan podido quedar tras el lavado.
  • La mezcla se homogeniza para tener una textura y color uniformes y poder generar productos con dicho color y textura.
  • Se vuelve a depurar los materiales para eliminar más impurezas y comenzar a generar los productos nuevos deseados a partir de los restos de los antiguos.

Espero que con esta información puedas saber más sobre los residuos que se depositan en el contenedor amarillo.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.