Contenedores de reciclaje, colores y significados

Contenedores de reciclaje, colores y significados

Cada vez se ven más contenedores de reciclaje por la calle puesto que las personas poco a poco van tomando conciencia y comienzan a reciclar, aunque para los más novatos siempre están las mismas dudas.

En este artículo explicaremos acerca del reciclaje, las reglas de las 5R, los contenedores de reciclaje y qué se puede reciclar en cada uno y qué no, además de algunos contenedores de reciclaje para casa, realmente el principal problema para empezar a reciclar por el espacio en el hogar.

El reciclaje

Reciclar es un proceso que tiene como objetivo convertir los desechos en nuevos productos o en materia para su siguiente utilización.

Con este proceso en pleno empleo lo que prevenimos es el desuso de materiales potencialmente útiles, podemos reducir el consumo de nueva materia prima y por supuesto disminuir el uso de energía para su creación. Además, también reducimos la contaminación del aire y del agua (a través de la incineración y de los vertederos respectivamente), e igualmente disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Es importante reciclar puesto que los materiales reciclables son muchos como: los componentes electrónicos, maderas, telas y textiles, los metales ferrosos y no ferrosos y los materiales más conocidos como el papel y cartón, el vidrio y algunos plásticos.

Las reglas de las 5R

El reciclaje es por tanto un componente clave para la reducción de desechos (uno de los problemas medioambientales que estamos sufriendo actualmente) y es el quinto componente de las 3R, unas reglas básicas cuyo objetivo es alcanzar una sociedad más sostenible.

La regla de las 5 erres

 

Reducir: son las acciones llevadas a cabo para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos, con medidas de compra racional, uso adecuado de los productos o compra de productos sostenibles.

Es el primer hábito que debemos de incorporar a nuestro hogar puesto que tendremos un ahorro significativo del “bolsillo” al igual que de espacio y materiales para reciclar.

Repara: Hay un sin fin de artículos que son susceptibles de esta R. La obsolescencia programada es justo lo opuesto y es contra lo que hay que batallar.

Todo tiene una fácil solución y antes de nada debemos de intentar reparar cualquier producto, ya sea mobiliario, ropa, aparatos electrónicos, etc.

Reutilizar: son las acciones que permiten el volver a usar un determinado producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente.

Es decir, medidas encaminadas a la reparación de productos y alargar su vida útil.

Recuperar: podemos recuperar algunos materiales del objeto de desecho y separarlos para darles otro uso, un ejemplo más común suele ser el de los metales que pueden ser separados de los distintos equipos que desechamos y pueden ser nuevamente utilizados.

Reciclar: ya lo hemos visto, es el proceso con las operaciones pertinentes de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida.

Se utiliza la separación de residuos en origen para facilitar los canales adecuados.

Contenedores de reciclaje

Dicho todo esto pasamos a los contenedores de reciclaje que como sabes, los principales son 3, amarillo, azul y verde.
Para que las personas más nuevas en esto y para las más veteranas pero todavía con ciertas dudas se suelen hacer algunas veces (por año) campañas o programas de educación ambiental sobre residuos y reciclaje, con el objetivo de sensibilizar y concienciar ante el impacto ambiental de la generación de los residuos, así como las medidas proambientales para minimizarlo.

Estas campañas o programas lo suelen hacer la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Ecoembes y Ecovidrio y es genial para que la gente aprenda a reciclar, puesto que hoy en día hay muchas personas que no conocen del todo cómo se recicla.

En estos sitios se dan datos y consejos sobre cómo reciclar de forma sobresaliente y es que, para empezar a reciclar, tendremos que saber qué son los residuos domésticos: son aquellos generados en los hogares como consecuencia de las actividades domésticas.

Los más frecuentes son los restos de materia orgánica, envases de plástico, metal, papel, cartón o vidrio y briks. Y, como ves, casi todo es reciclable.

Con esta pequeña introducción que te he ofrecido, me voy ahora a donde de verdad importa: cómo separar mejor los residuos que generamos, y para esto se hace una separación selectiva que consiste en agrupar los residuos en distintos contenedores según sus características y propiedades.

A continuación, se muestran todos los contenedores junto con los residuos específicos de cada contenedor:

  • Contenedor orgánico y restos: materia orgánica y descartes de otros contenedores.
  • Contenedor amarillo: envases ligeros de plástico, briks, latas, aerosoles, etc.
  • Contenedor azul: envases de cartón y papel, periódicos y revistas.
  • Contenedor verde: botellas, botes, tarros y frascos de vidrio.
  • Contenedor de aceite: aceite de origen doméstico.
  • Punto Sigre: medicamentos y sus envases. Se encuentran en las farmacias.
  • Contenedor de pilas: pilas de botón y alcalinas. Se encuentran en muchos comercios y en instalaciones municipales.
  • Contenedor textil: ropa, trapos y calzado. Muchas asociaciones disponen de contenedores y servicios de recogida.
  • Contenedor de lámparas: fluorescentes, bombillas de bajo consumo y leds.
  • Contenedor de otros residuos: pregunta a tu ayuntamiento dónde están.
  • Punto limpio: residuos voluminosos como colchones, enseres, etc., restos de pintura, aparatos electrónicos y residuos peligrosos domiciliarios.

Ahora bien, los más utilizados son los contenedores genéricos (materia orgánica), los amarillos, los verdes y los azules debido a que son los residuos que más generamos.

Contenedor amarillo

Cada uno de nosotros utilizamos más de 2.500 envases al año, siendo más de la mitad de ellos de plástico.

Actualmente en Andalucía (y hablo de Andalucía puesto que soy de aquí y conozco mejor los datos) se reciclan más del 50% de los envases de plástico, casi el 56% de los metales y el 82% de los briks. ¡No está nada mal!

Ahora mira cómo es el ciclo del plástico y una pequeña gráfica ilustrativa, donde se puede observar la primera aplicación y el uso después del reciclado.

usos, aplicaciones y reciclado del plásticoCiclo del plástico. Cómo utilizar, reutilizar y reciclar papel

Para acabar con este contenedor, debemos decir que los residuos que NO van a este contenedor son: envases de papel, cartón o vidrio, cubos de plástico, juguetes o perchas, CDs y electrodomésticos.

Recomendación: Limpia los envases y aplástalos para reducir su volumen antes de tirarlos al contenedor.

Contenedor azul

Anteriormente hemos visto lo que se deposita en los contenedores, pero no lo que NO se debe echar en ellos y en este caso es: pañales, servilletas o pañuelos de papel sucios, cartón o papel manchados de grasa o aceite, papel de aluminio y briks, y cajas de medicamentos.

Observa el ciclo del papel y un dato curioso.

ciclo del papel y su importancia en el reciclajeRecursos necesarios para fabricar papel y generación de residuos

Recomendación: Pliegua los cartones antes de introducirlos en el contenedor. No deje cajas fuera del contenedor.

Contenedor verde

Lo que NO debe depositarse en este contenedor son: vasos y copas de cristal, cerámica, porcelana y espejos, bombillas o fluorescentes.

Recomendación: Retira las tapas de los envases de vidrio antes de llevarlos al contenedor puesto que perjudica enormemente al proceso de reciclado

contenedor verde y el reciclaje del vidrio

Por cada 3000 botellas de vidrio de un litro que se reciclan se puede ahorrar:

  • 1000 kg de residuos que no van al vertedero.
  • 1240 kg de materias primas que no hay que extraer de la naturaleza.
  • El equivalente a 130 kg de combustibles.
  • Reducir hasta un 20% de la contaminación del aire al fabricar nuevos envases a partir del vidrio reciclado.

Si nos salimos de estos contenedores y nos vamos al más usado de todos, el de la materia orgánica, también podemos reducir y tener un mejor aprovechamiento de este puesto que incluso la materia orgánica puede transformarse en compost, el cual puede ser utilizado como abono.

Si quieres sabes más sobre el compost puedes visitar mi artículo en mi blog personal “Conferencia de reciclaje y compostaje y Taller de compostaje como técnica de valoración de desecho” donde aprenderás la importancia del compost y cómo hacerlo de forma casera además de construir una compostera.

Los contenedores de reciclaje en casa

El principal problema que tiene muchas personas no es el desconocimiento del reciclaje o el mal reciclaje sino la “pereza” que da el ir a los contenedores o hacer la separación en casa, bien sea por el espacio o por otra circunstancia.

Si eres de lo que le falta el espacio siempre puedes ingeniártelas para poder reciclar como es debido, en Internet puedes encontrar muchas ideas o sugerencias para adaptarlas a tu hogar, algunas, es cierto que ocupan más o cuestan dinero pero siempre eres tú el que decide al final.

Como he dicho, cuestan dinero como estos contenedores de reciclaje para casa. Es lo más cómodo a la hora de ponerte manos a la obra, simplemente lo compras y lo usas en casa.

Contenedores de reciclaje en casa y para el hogar

Otros son más elaborados pero más baratos como los que te voy a mostrar a continuación.

contenedor casero de reciclaje para el hogardistribuidor casero basura para reciclar

Con cubos viejos o cajas de cartón puedes hacer los propios contenedores de reciclaje como he hecho yo por ejemplo en este verano en las escuelas de verano donde he trabajado.
cajas para reciclar la basura y los residuos
Al final los niños aprenden el valor de reciclar y más aún las otras erres puesto que estamos reutilizando material para darle otro uso y reducimos su consumo.

Como ves hay muchas soluciones, tan sólo debes de buscar la más adecuada para ti.

Si ya por una casualidad estas como yo, falta de espacio no, lo siguiente, es tan fácil como poner una bolsa grande encima de la lavadora e ir echando todo lo que se vaya a reciclar y cuando esté llena ir a los contenedores y separarlo allí mismo.

Ya sé que es más rápido y cómodo ir a la zona de los contenedores de reciclaje y tirar todo de una vez puesto que lo tienes ya separado pero cada uno dispone de lo que dispone y lo importante a fin de cuentas es que recicles.

Espero que te haya servido y que reduzcas, recicles y reutilices para hacer una vida mejor.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Categorías

Reciclaje

Daniel Palomino

Graduado en Ciencias Ambientales y ampliando mis conocimientos, tanto a nivel profesional como personal, realizando cursos sobre la gestión de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *