El mar posee diversos recursos capaces de generar energía

Dentro de los diversos tipos de energías renovables, las que tienen el mar como fuente primaria son las más eficientes. Esta afirmación se desprende del hecho de que al no haber “sombras” en los océanos se pueden aprovechar totalmente recursos como el aire, por ejemplo. Es decir que no hay barreras y el aire puede ser aprovechado totalmente en el caso de los aerogeneradores de la energía eólica que con sus inmensas palas va recogiendo el viento más lentamente y transformándolo en energía en un mayor porcentaje.

Eólica marina

Sin duda, la eólica marina, se convertido en la más recurrente dentro de su tipo, ya a finales del año 2009 contaba con una potencia instalada de 2 mil 63 Mw y aunque hay líderes en el sector como Dinamarca y Reino Unido, países como China están avocados a aumentar su potencia, y desarrollar más investigación, desarrollo y una ingeniería innovadora que permita la máxima explotación de los parques eólicos marinos mediante el desarrollo de aerogeneradores que puedan funcionar eficientemente desde el mar.

Energía de las olas

Pero en el mar es fuente de varios recursos, en este sentido la energía generada por las olas (energía undimotriz) también puede ser transformada en electricidad.

Aunque está menos desarrolladas, cuenta con tecnologías experimentales:

– Estructuras ancladas en la costa o en el fondo marino (primera generación).

– Estructuras mar adentro con elementos flotantes o en el fondo en aguas superficiales (segunda generación).

– Estructuras mar adentro, en aguas profundas con un límite de 100 metros, con elementos captadores flotantes o hundidos (tercera generación).

– En el País Vasco se desarrolla un proyecto con una tecnología denominada Columna de Agua Oscilante en la cual el movimiento de las olas produce presión sobre un volumen de aire contenido en una columna semisumergida, con suficiente fuerza como para que ese aire fluya y haga funcionar una turbina.

– Otras dispositivos son los absorbedores o atenuadores, que aprovechan el movimiento de las olas para producir energía mecánica que es convertida en electricidad.

– Otras tecnologías se basan en sistemas de rebosamiento y terminadores.

Energía de las mareas

Se trata de tomar ventaja de las subidas y bajadas del mar que producen las mareas. El principio es que un depósito de agua se llene en la pleamar y se vacíe en la bajamar, cuando el nivel del agua entre el mar y el depósito llega a cierto nivel, se hace pasar el agua por una turbina que produce energía eléctrica. En Francia (La Rance) existe una instalación de este tipo.

El sistema tiene sus desventajas: la altura de las olas debe superar los 5 metros lo cual es una limitación porque esta condición se cumple sólo en lugares determinados. La segunda desventaja es su impacto medio ambiental elevado ya que estas condiciones se dan en localizaciones de importantes ecosistemas marinos.

Gradiante térmico oceánico

Es la diferencia de temperatura entre la superficie del mar y las aguas profundas, cuya diferencia de temperatura debe ser superior a 20º C (regiones ecuatoriales y subtropicales).

Es una tecnología que apenas empieza en países como India, Japón y Hawai.

Presión Osmótica

Se refiere al aprovechamiento de la diferencia de presión que hay entre el agua dulce de los ríos y la salada del mar. El holding noruego Statkraft desarrolla un proyecto en el fiordo de Oslo con estos principios.

Gradiante Salino

Se basa en la diferencia entre el contenido de sal que hay entre el agua de rió y la del mar. Cuando estas aguas se mezclan se produce una energía que podría transformarse en electricidad.

El mar ofrece mucho potencial energético pero las tecnologías para aprovecharlos están aún en fase de experimentación, a excepción de la eólica marina que ya es competitiva.

El principal obstáculo de las energías marinas es el alto coste que tiene su explotación, esto ha frenado su desarrollo en comparación con otras energías renovables.

Te puede interesar


Un comentario

  1.   XXD dijo

    Gracias por la informacion

Escribe un comentario