Ósmosis y ósmosis inversa

Seguramente alguna vez hayas oído hablar de la ósmosis y la ósmosis inversa. La ósmosis natural o directa es la que ocurren comúnmente en la naturaleza. Esto es debido a que las membranas celulares son semipermeables. Estas células que contienen membranas semipermeables se encuentran en la mayoría de los organismos. Por ejemplo, las encontramos en las raíces de las plantas, en las membranas celulares y en los órganos de nuestro cuerpo, entre otros. Esta ósmosis se ha empleado para la desalación del agua para potabilizarla.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre la ósmosis y la ósmosis inversa.

Qué es la ósmosis y la ósmosis inversa

osmosis inversa

Cuando tenemos do disoluciones que tienen distinta concentración de sales y estás dos disoluciones se encuentran separadas por una membrana semipermeable, ocurre de forma natural, que se produce un flujo de agua desde la disolución que tiene mayor concentración de sales hacia aquella que tiene menor concentración de sales. Este flujo continuar hasta que las concentraciones de ambos lados de la membrana se igualan.

El cuerpo humano está constituido por gran proporción de agua y esto al proceso de ósmosis se dan de forma natural. Cuando tratamos las aguas saladas del mar para poder potabilizarla, nos interesa al proceso contrario. Es decir, necesitamos que el flujo de agua que se establece entre la parte con menor concentración a la de mayor concentración se ve al contrario. Cuando intentamos invertir este proceso el objetivo es conseguir un flujo de agua de mayor concentración de sales a partir de uno de menor concentración. Para llevar a cabo la ósmosis inversa se necesita realizar una presión suficiente sobre el agua de mayor concentración y la membrana para poder vencer esta tendencia natural.

En la actualidad, la ósmosis inversa es uno de los mejores métodos para poder mejorar las características del agua. Lo bueno de este proceso es que ayuda a mejorar dichas características mediante un sistema físico. La gran ventaja es que no hace falta la utilización de ningún tipo de químico para mejorar la calidad del agua. Gracias a ello, no modificamos las características iniciales de la misma.

Hay que tener en cuenta que el ser humano tiene entre 38 y 48 litros de agua en el cuerpo. La gran mayoría de dicha agua se encuentran las células. Este agua se va reciclando completamente en un plazo de aproximadamente unos 15 días. Gracias a este reciclado del agua es por lo que se pueden basar los transportes de nutrientes, oxígeno a las células y la eliminación de otros desechos. Además, si puede regular la temperatura corporal. Otro aspecto fundamental es que cada día ingerimos aproximadamente una media de 2.2 litros de agua, teniendo en cuenta el agua que viene incluida en los alimentos.

Ósmosis inversa y rechazo de agua

Uno de los principales problemas que se presentan a la hora de utilizar la ósmosis inversa es el rechazo de agua. Y es que las membranas de la ósmosis inversa tiene la característica de hacer una limpieza continua mientras trabaja. Si no limpiarán mientras trabajaba, sufriría una acumulación de contaminantes y una saturación en muy poco tiempo. Estos contaminantes proceden de las otras partículas en suspensión y disueltas que se encuentran en el agua. Todo esto  hace qué parte del flujo de agua que entra arrastra los contaminantes y sales minerales. A esta situación se le conoce como agua de rechazo. Normalmente el agua de rechazo alcanza unas cantidades de aproximadamente el 60% de todo el producto final. El otro 40% es considerado como agua producto.

El algunos casos en los que se utiliza dispositivos y equipos de agua de alta calidad, puede haber una relación del 50% de agua producto con el agua de rechazo. La ósmosis inversa tiene un tiempo de vida establecido dependiendo de la calidad de la membrana. Y es que una membrana de ósmosis inversa en un equipo corriente diseñado puede tener una duración de entre unos 3 a 5 años. Mantener esta membrana durante mucho más tiempo hará que el rendimiento decaiga.

Esto hace que sea interesante e importante hace mantenimientos periódicos con químicos para la limpieza de las membranas. Cada tipo de equipo viene con sus propias especificaciones para el mantenimiento de la membrana. Existen también algunas aguas que tienen concentraciones altas de sólidos disueltos. También las conocemos como aguas duras o con presencia de sílice más alta de lo normal. En estos casos es importante dosificar el anti incrustante mediante una bomba y realizar un tratamiento que incorpora al equipo. El tratamiento se basa en la eliminación de partículas en suspensión mediante algunos cartuchos con sedimentos u otros equipos de el hecho profundo.

También se puede utilizar algunos equipos de carbón activado y algunos suavizadores si llega a ser necesario. Con todos estos tratamientos se puede reducir la cantidad de sólidos en suspensión del agua para el mejor tratamiento de las membranas. Existen algunos tipos de membranas de ósmosis y ósmosis inversa de uso doméstico. En estos casos tienen un periodo de vida algo más corto. Normalmente rondan entre los 2 y 3 años ya que no se puede realizar un mantenimiento con químicos como el que hemos mencionado.

Filtros de ósmosis y ósmosis inversa en hogares

ósmosis inversa para desalar agua

Seguramente alguna vez hayas tenido o hayas oído hablar de los filtros de ósmosis y ósmosis inversa en los hogares. La mayoría de veces se emplea en aquellos lugares donde  la dureza del agua es mayor. Aquí hay que tener en cuenta algunos aspectos. Lo que le da mal sabor al agua del grifo es la combinación de un agua dura con el cloro que tiene el agua. Este cloro se emplea para evitar que crezcan bacterias y el agua permanezca desinfectada. Los aparatos de ósmosis y ósmosis inversa eliminan estos sabores ya que tienen un filtro de carbón activo de resina. No obstante, esto lo puedes conseguir con una jarra filtradora.

Para ahorrarte el dinero de un filtro de ósmosis y ósmosis inversa basta con dejar el agua en una jarra y esperar un poco. El cloro del agua se elimina de forma natural ya que se evapora. Se a continuación me diese el agua la nevera, prácticamente notarás diferencia de sabor de un agua menos dura.

Espero que con esta información puedan saber más sobre la ósmosis y ósmosis inversa


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.