Las energías renovables llegan al transporte público

Autobús híbrido

Cada vez más vemos innovaciones de las energías renovables como súper proyectos de parques eólicos, granjas solares, etc. al mismo tiempo que vemos innovaciones con los coches eléctricos.

Sin embargo, los coches eléctricos no son más que la punta del iceberg y es que por muchos coches de este tipo que nos podamos encontrar circulando por nuestras ciudades no se acabaría el problema que tenemos de las emisiones de CO2.

Esto es sencillo puesto que todavía no estamos preparados para producir la cantidad de energía necesaria para hacer funcionar estos vehículos sin emitir CO2 así como que las energías renovables no han conseguido introducirse en el transporte como para poder sustituir los motores de combustión.

Aunque esto último lo estamos desarrollando cada vez más y cada día estamos más cerca de dar un gran paso en este avance.

La energía solar es cada vez más barata y más eficiente

Tanto es así que incluso en los lugares más apartados del mundo las energías renovables comienzan a ser lo suficientemente eficientes y baratas como para ser introducidas y mejor aún, las podemos ver en el transporte.

Con esto me refiero concretamente a los Tapiatpia, nombre que da origen a los barcos de un proyecto que tiene como función dos cosas: enlazar la Amazonía y poder hacer sin deteriorar el medio ambiente en el proceso.

Este barco conocido como Tapiatpia en pueblos indígenas entre Ecuador y Perú es un barco solar que es capaz de recorrer más de 1.800 km de ríos selváticos en unos 25 días.

Barco solar

El impulsor de este proyecto, Oliver Utne le decía el New York Times que “La idea es usar las autopistas ancestrales que son los ríos: autopistas que están listas y no deforestan”

Tras cinco años con el proyecto en marcha, Oliver acaba de realizar su primer viaje de prueba con la idea de poder unir una gran parte de la selva ecuatoriana que a día de hoy se encuentra en unas pésimas condiciones.

Si bien es cierto, este tipo de barcos aún tienen un alcance y un potencial muy limitado, pero con más investigación y desarrollo es un proyecto bastante cautivador.

Los nuevos trenes solares

Sin ir muy lejos, el Gobierno de la India anunciaba unas semanas atrás la puesta en marcha de un proyecto para “solarizar” los trenes del país en un programa que de forma estimada podrá ahorrar unos 21.000 litros de diésel por cada convoy al año.

Tren solar India

Si quieres ver la noticia completa de estos trenes solares puedes verla en el artículo “Empiezan a rodar trenes híbridos con paneles solares en India” que redactó mi compañero Tomás Bigordá.

Desde luego una sorpresa no es puesto que las infraestructuras ferroviarias tienen buenos motivos para arriesgar todo su potencial a la energía solar debido a que el uso intensivo que se le da a este tipo de transporte es durante el día, además en algunos países el número de trenes es muy limitado sin poder aumentar su cifra puesto que la red eléctrica local no da más de sí.

Inglaterra que tiene este problema está poniendo en marcha un proyecto para solucionarlo.

Para este caso se encarga el Laboratorio de Futuros Energéticos del Imperial College donde un profesor llamado Tim Green explicaba que: “Muchas líneas ferroviarias atraviesan áreas con gran potencial para la energía solar, pero con mal acceso a las redes eléctricas existentes”.

La integración de producción solar, las instalaciones de plantas solares cerca de las vías además de ferrocarriles es algo que, según sus estimaciones, va a producirse en menos de 10 años por todo el mundo.

El transporte por carretera

Este es un tema fundamental y es que en los últimos años se ha hablado mucho de todo esto.

Sin embargo, sin coches ni camiones renovables la pregunta o el hilo de conversación vuelve a ser el mismo que el del principio. ¿Estamos cambiando el sitio desde donde emitimos las emisiones en lugar de reducirlas? Es el quid de la cuestión.

Coche renovable

 

Por esta misma razón, proyectos más parecidos a los de los ferrocarriles se empiezan a “cocer” en mentes de muchos.

Con esto quiero decir el instalar placas solares en las inmediaciones de las carreteras, reformando las infraestructuras para que sea, a través de estas mismas carreteras las que den la energía necesaria para poder cargar los coches.

¡Como un Scalextric vaya!

Aunque parezca imposible y un poco la locura de unos pocos, estos proyectos ya se están poniendo en marcha y los primeros estudios señalan que son muchos más baratos de lo que se esperaba.

Por último y para saciar tu curiosidad, he comentado que cada vez se avanza más con los coches eléctricos o “renovables” pero ¿y los camiones renovables?

Puedes leer una noticia aquí del proyecto EcoTrans en el que los camiones se comportan como un árbol.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *