Créditos de carbono

Emisiones de gases

Como sabemos, la contaminación atmosférica es un problema ambiental a escala global. Los países desarrollados son los que más cantidad de gases de efecto invernadero emiten a la atmósfera al año. La cantidad estos gases está provocando una mayor retención de calor en la atmósfera y, por lo tanto, un aumento de las temperaturas medias globales. Dado que el mayor gas de efecto invernadero emitido a la atmósfera es el dióxido de carbono se ha creado un instrumento económico conocido como créditos de carbono.

En este artículo vamos a contarte qué son los créditos de carbono y cómo se utilizan.

Qué son los créditos de carbono

Para qué sirven los créditos de carbono

Se trata de un tipo de instrumento económico que fue contemplado en la aprobación del protocolo de Kioto y que ayuda a controlar las emisiones de dióxido de carbono por parte de los países que pertenecen a dicho protocolo. Se puede decir que son derechos de un país a emitir este gas de efecto invernadero. Cada crédito de carbono equivale a una tonelada de dióxido de carbono que se deja de emitir a la atmósfera gracias a la reducción de dichos gases durante la producción o por la implantación de nuevas tecnologías.

Y es que la tecnología avanza de tal forma que optimiza la producción haciendo que cada vez se emitan menos gases contaminantes a la atmósfera. Sin embargo, es inevitable llegar a un nivel de emisión cero sin la presencia de las energías renovables.  Siempre que se empleen combustibles fósiles existirán emisiones de gases de efecto invernadero.

Cómo funcionan los créditos de carbono

Créditos de carbono

Estos mecanismos establecidos en el protocolo de Kioto tienen un procedimiento a la hora de utilizarse. Vamos analizar cuáles son estos mecanismos:

  • ERU, Emissions Reduction Unit (JI) o URE: hace referencia a la unidad de reducción de emisiones de estos gases a la atmósfera. Cada unidad equivale a una tonelada de dióxido de carbono que se ha dejado de emitir a la atmósfera gracias a la puesta en marcha de un proyecto de aplicación conjunta entre países. Este tipo de proyectos se pueden establecer entre uno o varios países para implantar políticas ambientales de reducción de contaminantes.
  • CER, Certified Emission Reduction (CDM) o RCE: se trata de la reducción certificada de emisiones y representa una tonelada de dióxido de carbono que se ha dejado de emitir y que ha sido generada y certificada gracias a la utilización de un esquema que contempla un mecanismo de desarrollo limpio. Es aquí donde se emplean diversas herramientas para reducción de la contaminación gracias a la incorporación de nuevas tecnologías.
  • RMU, Removal Unit (Afforestation & Forestation) o UDA: tiene en cuenta la unidad de absorción de dióxido de carbono por zonas. La forma que tiene un ecosistema de absorber dióxido de carbono es a través de la fotosíntesis. Para aumentar la tasa de fotosíntesis de un lugar se hacen procesos de reforestación o forestación. Una forma de disminuir la cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera es disminuir la deforestación. Hay que tener en cuenta que, mientras menos plantas haya, menos tasa de fotosíntesis habrá. Una forma indirecta de reducir las cantidades de gases de efecto invernadero que emitimos es promover la cantidad de plantas que pueden absorber dicho dióxido de carbono.

Utilización de mecanismos de reducción de la contaminación

Emisiones de CO2

Lo que hacen estos créditos de carbono de forma básica es establecer unas bases más sencillas para poder hacer el cálculo de la cantidad de gases que se liberan al aire y cómo compensar sus emisiones. Estos créditos de carbono se han incorporado en planes internacionales para mejorar el esfuerzo por reducir el calentamiento global y todos los efectos negativos que provocan tanto en los ecosistemas naturales como en el ser humano.

Y es que estamos sumergidos en uno de los problemas ambientales a escala mundial que más problemas puede provocar a los seres humanos. El cambio climático es un fenómeno que puede llegar a modificar la vida humana tal y como la conocemos. Si la temperatura global media asciende por encima de 2 grados centígrados, todos los ecosistemas van a sufrir modificaciones casi irreversibles. Había de hoy, este incremento de temperaturas ya se ha dado. Por ello, se hace de vital importancia establecer políticas ambientales de reducción de contaminantes mediante la introducción de energía renovables y de mecanismos tecnológicos más sofisticados.

Dentro de los créditos de carbono también entran indirectamente las pautas a tener en cuenta con respecto a la eficiencia energética. Tanto industrias como grandes urbes que cuenten con una buena eficiencia energética serán capaces de reducir la contaminación a través de sus emisiones. Con los créditos de carbono se intenta nivelar las cantidades de emisiones totales que pueden llegar a ser liberadas por una empresa o negocio a escala más local. Esto quiere decir que la suma de todas las empresas y negocios de un país deben disminuir estas emisiones para que tengan resultados a nivel global. Aquí también introducimos el concepto de globalización.

Mayores tasas de emisiones

Lo que se debe evitar a toda costa es que haya un superávit en la cantidad de gases que emitimos por encima del que somos capaces de absorber. Como hemos mencionado antes, existen diversos mecanismos como lo es la reforestación y la forestación para aumentar esta tasa de absorción. Otra forma de reducir estas emisiones es la introducción de la eficiencia energética en los edificios. Es así como conseguimos que con una mayor tecnología reducimos la contaminación pero no dejamos de disfrutar de la tecnología y las comodidades.

Existe un valor monetario que se le asigna a este superávit de emisiones y puede ser objeto de comercio. Fundamentalmente entran en los proyectos que pretenden compensar la contaminación. Esto significa que se renueva el dióxido de carbono que sea emitido a la atmósfera. Principalmente estos proyectos tienen como objetivo principal la reforestación en lugares principalmente pobres o que están en países en vías de desarrollo.

Como pueden ver, hasta la contaminación y el efecto invernadero puede llegar a ser una forma de establecer un comercio internacional. Sin embargo, el objetivo principal es el de evitar los efectos negativos del cambio climático. Espero que con esta información puedan conocer más sobre los créditos de carbono.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.