Smog, qué es, sus consecuencias y la forma de combatirlo

Ciudad con smog

Muchas veces nos salimos a la calle, y en mayor o menor medida, podemos apreciar en el aire una especie de humo dónde muchos de nosotros lo identificamos erróneamente como una ligera niebla. Es el conocido smog o smog fotoquímico.

El Smog no es más que contaminación atmosférica que afecta negativamente nuestra salud. A continuación, te voy a explicar qué es realmente el smog, cómo se produce, sus consecuencias tanto para el medio ambiente como para la salud, entre otras cosas que pueden resultar interesantes.

¿Qué es el smog?

El smog es el resultado de grandes sumas de contaminación atmosférica, especialmente del humo de la quema de carbón, aunque también es debido a las emisiones de gases producidas por las industrias o fábricas y por los coches.

Es decir, el smog es una nube producida por la contaminación ambiental y recibe este nombre debido a que se asemeja a una nube sucia, las palabras en inglés quieren hacer una broma para darle un mote a dicha niebla y han juntado las palabras smoke (humo) y niebla (fog).

¿Cómo se produce el smog fotoquímico?

Ahora bien, para entender cómo se produce dicha nube o contaminación intentaré explicarlo de forma sencilla.

Los contaminantes principales que producen el smog son los óxidos de nitrógeno (NOx), ozono (O3), ácido nítrico (HNO3), peróxido de nitratoacetilo (PAN), peróxido de hidrógeno (H2O2), compuestos orgánicos parcialmente oxidados y algunos hidrocarburos ligeros no quemados pero liberados por los automóviles como he mencionado anteriormente.

Otro factor importante es la luz solar puesto que genera radicales libres que inician los procesos químicos para la formación de esta nube.

Debido al NO2, a veces puede presentar un color anaranjado aunque lo normal es un color grisáceo. Uno de los ejemplos más característicos son los cielos de China o Japón.

Cielo naranja por NOx en Japón

La acumulación de los gases citados anteriormente son los causantes de la formación de la “nube” parecida al humo y que, cuando se juntan con un período de alta presión, ocasiona un aire estancado formando una niebla que, en vez de estar constituida por gotas de agua, está compuesta de aire contaminado, dando lugar a una atmósfera nociva, irritante y en algunos casos tóxica.

Todo esto es lo que se conoce como smog fotoquímico que es el típico de las ciudades y del que me estoy centrando en este artículo, pero también como dato informativo sólo comentar que existe un tipo de smog más peligroso, y es el smog sulfuroso.

Este se puede dar tanto de forma de lluvia ácida como de niebla.

Consecuencias en el medio ambiente

Evidentemente tenemos por un lado un importante impacto en el paisaje debido a dos causas:

  • Su modificación, ya que las sustancias contaminantes en el aire influyen directa o indirectamente en el desarrollo del ecosistema.

Por otro lado, porque el smog disminuye drásticamente la visibilidad.

En ciudades con un smog alto, es posible que la distancia de visión se reduzca a unas escasas decenas de metros.

Además, la visión en cuestión de profundidad no sólo se manifiesta horizontalmente, sino que también lo hace de forma vertical, haciendo imposible ver el cielo.

El smog en exceso hace que no haya nubes, ni cielos despejados ni noches estrelladas, sólo un velo amarillento- grisáceo o anaranjado sobre nosotros.

  • Otro impacto que causa el smog son los cambios producidos en el clima del lugar.

Los efectos pueden ser:

  • Aumento de calor a pesar de que es más complicado la incidencia de los rayos del Sol por la barrera de smog.

El calor generado en el interior no es capaz de salir al exterior por la acumulación de los gases provocando un ascenso de temperaturas.

  • Se alteran las precipitaciones puesto que las sustancias contaminantes y las partículas en suspensión de carbón ocasionan un descenso en los niveles de lluvia.

Aquí entra muy bien la frase de la pescadilla que se muerde la cola puesto que si tenemos el problema del smog no habrá lluvia, y sin lluvia o viento, es imposible combatir de forma natural es smog.

Consecuencias en la salud

Ya he mencionado que el smog crea una barrera nociva, irritante y tóxica, veamos ahora cuáles son sus efectos en nuestra salud.

  • A todas las personas que habitan en la ciudad “contaminada” se les irritara los ojos y el aparato respiratorio, es decir, la garganta y la nariz.
  • Sin embargo, niños y ancianos son más vulnerables por el dióxido de azufre, monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno, además de personas con problemas pulmonares como pueden ser enfisema, asma o bronquitis o incluso a personas con enfermedades cardíacas.
  • Las personas que tengan alergias pueden advertir empeorar debido a esta contaminación, sobre todo cuando el ambiente está mucho más cargado o en días lluviosos al depositarse todos los contaminantes.
  • Asimismo, puede causar falta de aliento, dolor de garganta, tos y disminución de la capacidad pulmonar en las grandes ciudades.
  • También puede causar anemia debido a la alta concentración de uno de estos gases, concretamente el monóxido de carbono (CO), este bloquea el intercambio de oxígeno en la sangre y en los pulmones.
  • Esto no acaba aquí puesto que igualmente el smog fotoquímico puede ser causa de muerte prematura, de hecho, existe un caso en la capital británica donde a mediados del siglo XX hubo grandes mortandades, consiguiendo un récord (si se puede llamar de esta forma) de muertes a causa de este agente contaminante.

Desde 1948 hasta 1962 han muerto en Inglaterra alrededor de unas 5.500 personas por el smog.

Mujer irritada a causa del smog

Ciudades con mayor nivel de smog

Evidentemente las peores ciudades respecto al smog, son las que no tienen fuertes y constantes vientos, es decir, las que están cerca de la costa, en valles cerrados… y con escasa lluvia.

Algunos ejemplos de estas ciudades son:

  • La citada Inglaterra, Londres ha sufrido mucho en el pasado a causa del smog, por eso se han ido disponiendo de diversas ordenanzas y fueron mejorando el aire, creando zonas libres de humo, prohibiendo ciertas industrias al igual que prohibiendo la entrada a la zona céntrica de los vehículos, entre otros elementos.
  • Después tenemos a Los Ángeles, ya que es una depresión rodeada de montañas, por lo que el smog que se forma es muy difícil que se pueda escapar. Eso sin contar además de que es una de las ciudades más contaminantes y sigue sin hacer gran cosa para disminuir su nivel de contaminación y de la formación de smog.
  • Santiago y México, también tienen el inconveniente de que no hay vientos fuertes y son ciudades encerradas.

Al estar localizadas en zonas de gran altura hace que el aire frio mantenga “anclado” el smog fotoquímico.

  • Países donde el carbón es una fuente importante de energía y se encuentran en vías de desarrollo como China o algunos países de Europa del Este, el smog todavía es un gran problema.

Sin embargo, a día de hoy, los países más avanzados han desarrollado sistemas de depuración y control de los combustibles que generan esta “niebla” tóxica o smog, por lo que su incidencia es mínima.

A continuación, te dejo un vídeo con imágenes donde nos muestra la cuidad de Beijing, China, en código rojo a causa del smog.

La lucha contra el smog fotoquímico

En esta batalla tenemos a 3 bandos, los Gobiernos y grandes corporaciones, los ciudadanos y la propia naturaleza.

En primer lugar, el smog se puede combatir perfectamente mediante la madre naturaleza, esta gracias a la lluvia y al viento limpia y renueva el aire a nuestro alrededor.

Por esto mismo, es mucho más frecuente que aparezca el smog en zonas donde hay escaso o simplemente no hay viento y donde llueve poco, además claro está, de una alta contaminación.

Si la naturaleza con su “poder” de renovación del aire puede enfrentarse al smog y ganar las batallas, ¿qué papel juegan los otros 2 bandos?

Sencillo, en la mayoría de los casos en los que la acumulación de estos agentes contaminantes y formación del smog se producen es porque precisamente la naturaleza ya no dispone de las herramientas necesarias para poder contrarrestar tan elevado nivel de contaminación.

Y es, en estos casos, donde entran los Gobiernos y las grandes corporaciones.

Dichos gobiernos y corporaciones son los causantes de que las ciudades se sigan llenando de smog porque son los que permiten las emisiones contaminantes, la mayor parte producidos por fábricas y plantas industriales.

Son los ciudadanos los que aportando nuestro granito de arena podemos ayudar a la naturaleza a combatir el smog.

Como se ha mencionado, uno de los principales causantes de la aparición del smog son los humos producidos por los coches, motos, camiones y medios de transporte en general.

Es obvio que el granito de arena al que me refiero es a los métodos para eludir continuar contribuyendo a formación de smog y a contaminar.

Me refiero exactamente a fomentar el uso del transporte público, apostar por los vehículos eléctricos, etc. Para eso mismo, hay un eslogan muy bueno que dice: “¡Piensa global, actúa local!

Como ves, gestos tan fáciles como coger un autobús hace que mejore la calidad del aire, a esto si le añadimos la colocación de más espacios verdes, ya sean parques, techos verdes o incluso jardines verticales, las ciudades podrán tener un respiro y por consiguiente nosotros también.

Techo verde en transporte público

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Categorías

General

Daniel Palomino

Graduado en Ciencias Ambientales y ampliando mis conocimientos, tanto a nivel profesional como personal, realizando cursos sobre la gestión de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *