Ropa sostenible: confeccionada con materiales reciclados

moda de ropa sostenible

La industria textil es conocida por su contaminación y consumo voraz de materias primas, energía, agua y suelo. La tendencia generalizada de la moda rápida, caracterizada por su rápida producción, asequibilidad y mala calidad, exacerba las repercusiones ambientales de la industria textil, generando continuamente grandes cantidades de residuos textiles que terminan incinerándose o depositándose en vertederos debido a su limitada reciclabilidad. Para reducir el impacto ambiental, se crea la ropa sostenible.

En este artículo te contamos qué ventajas tiene la ropa sostenible y de qué trata la moda sostenible.

El impacto ambiental de la industria textil

moda sostenible

El impacto de la industria textil en el cambio climático es significativo. Se trata de una industria altamente contaminante que además tiene una importante demanda de materias primas. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), solo en 2020 la producción de ropa, calzado y textiles para el hogar requirió la asombrosa cifra de 175 millones de toneladas de materias primas. En términos de consumo de recursos, el sector textil ocupa el tercer lugar en uso de agua y ocupación de suelo. Además, ocupa la cuarta posición en cuanto a su contribución al cambio climático.

El problema se ve agravado aún más por la industria de la moda rápida. Nos encontramos comprando un exceso de ropa que realmente no necesitamos, y usamos estas prendas por períodos cada vez más cortos. Es una realidad lamentable, pero innegable. Según las estadísticas de la AEMA de 2022, cada individuo en Europa adquiere anualmente aproximadamente 6 kg de ropa, casi 3 kg de calzado y 6 kg de textiles para el hogar. Sorprendentemente, terminamos descuidando el 21% de la ropa que poseemos y, para empeorar las cosas, casi la mitad de nuestras compras se desechan antes incluso de cumplir su primer año de uso.

La gestión de los residuos textiles sigue siendo un problema acuciante. Los vertederos están llenos de montones de ropa y textiles desechados a los que rara vez se les da una segunda vida. Las autoridades no han tomado medidas suficientes para gestionar eficazmente los residuos textiles, lo que ha provocado su acumulación no sólo en los vertederos locales sino también en rincones remotos del mundo. La urgencia es primordial, no sólo por el impacto perjudicial para nuestro planeta, sino también porque a partir de 2025 España impondrá la recogida selectiva obligatoria de textiles.

La mayor parte del impacto ambiental en todos los casos se concentra durante la producción de prendas, específicamente durante el proceso desde la extracción del material hasta la finalización de la fábrica. La manufactura representa el 63% del impacto en los suéteres y el 65% en los pantalones. La siguiente fase significativa es el uso de la ropa, que contribuye con el 34% del impacto global, superando los efectos de la distribución y la gestión de residuos. Aunque los tejidos sintéticos liberan microplásticos, estas partículas no se incluyen actualmente en el análisis del ciclo de vida debido a la insuficiente disponibilidad de datos.

La toxicidad cancerígena humana se destaca como el resultado adverso más significativo en la fabricación de prendas de vestir, representando el 53% del impacto general, al tiempo que impacta el cambio climático, el agotamiento de los recursos fósiles, el consumo de agua y el uso de la tierra.

Materiales reciclados en la moda

ropa duradera

Algodón reciclado

El cultivo de algodón a gran escala tiene un impacto ambiental global significativo debido a su consumo excesivo de agua, dependencia de pesticidas y fertilizantes y el uso de productos químicos como tintes que contribuyen a la contaminación ambiental. En respuesta a este problema, han surgido varias iniciativas con el objetivo de reutilizar el algodón desechado para minimizar su huella ecológica. Al adoptar los principios de la «economía circular», un número cada vez mayor de empresas están reutilizando ropa vieja para crear prendas nuevas utilizando algodón reciclado.

Plásticos reciclados

La contaminación de los océanos se atribuye principalmente a la eliminación desenfrenada de plásticos. Las Naciones Unidas informan que anualmente llegan a los océanos la asombrosa cifra de 13 millones de toneladas de plástico, lo que equivale a que un camión de basura vacíe su contenido en el agua cada 30 segundos.

Hay varias empresas que han creado ropa y productos reutilizando residuos plásticos. Un ejemplo notable es Ecoalf, una empresa española fundada por Javier Goyeneche. En 2015, Goyeneche inició el proyecto «Upcycling the Oceans», que se centra en la idea de «upcycling» o «suprareciclaje», transformando residuos en bienes valiosos.

Otras alternativas innovadoras

Neumáticos fuera de uso

Según el blog de Signus, organización responsable del reciclaje de neumáticos en España, existe una tendencia creciente a utilizar neumáticos desechados para crear diversas prendas de moda. Estos productos incluyen bolsos, mochilas, carteras, riñoneras, chanclas de playa, zapatos, botas y camisetas. Marcas españolas destacadas como Ecoalf, Producciones Pikulinas y Nukak están liderando el camino en este enfoque innovador de la moda sostenible.

Piñas

Una alternativa sostenible llamada Piñatex ha sido desarrollada por Carmen Hinojosa, una innovadora asturiana. Esta fibra textil se deriva de las fibras que se encuentran en las hojas de piña desechadas, lo que proporciona una solución ecológica a las enormes cantidades de desechos generados por países productores de piña como Costa Rica y Filipinas. La demanda de Piñatex va en aumento y marcas de renombre como Hugo Boss y Bourgeois Boheme adoptan este material de alta calidad.

Café y té

En 2009, Jason y Amy Chen, una pareja de Taiwán, crearon la marca S.Café con el propósito de reutilizar los desechos del café para convertirlos en una variedad de materiales innovadores. Luego, estos materiales se utilizaron para crear prendas que poseen propiedades únicas, como control de olores, filtración de rayos UV, transpirabilidad e impermeabilidad. De manera similar, en 2016, Young-A Lee, investigador de la Universidad Estatal de Iowa en Estados Unidos, desarrolló con éxito un material parecido a la piel de un animal utilizando desechos del té de kombucha, un tipo de té fermentado. Posteriormente, este material se empleó en la producción de ropa, calzado y bolsos.

Marcas líderes en moda sostenible

ropa sostenible

Patagonia

Durante años, la Patagonia ha estado a la vanguardia del movimiento de sostenibilidad, mostrando su dedicación a la preservación del planeta. Demuestran este compromiso utilizando materiales reciclados, manteniendo estándares laborales justos y donando una parte de sus ganancias a iniciativas ambientales. Todas y cada una de las prendas de vestir de Patagonia están confeccionadas teniendo en cuenta la longevidad, minimizando la necesidad de reemplazos frecuentes.

Stella McCartney

Stella McCartney es pionera en el ámbito de la moda de lujo sostenible. Reconocida por sus diseños compasivos y el uso inquebrantable de materiales veganos, la marca de McCartney ejemplifica la combinación armoniosa entre la alta costura y la sostenibilidad. Al evitar firmemente el uso de cuero y pieles, demuestra un compromiso inquebrantable con el bienestar de los animales.

Eileen Fisher

Cuando se trata de sofisticación atemporal y compromiso con el medio ambiente, Eileen Fisher es el nombre que viene inmediatamente a la mente. Esta reconocida marca no sólo prioriza el uso de materiales orgánicos como el algodón y el lino sino que también integra métodos sostenibles en todos sus procedimientos de fabricación. Una de sus iniciativas destacadas es el programa de devolución, que anima a los clientes a recuperar sus piezas desgastadas, permitiéndoles transformarlas en diseños frescos e innovadores mediante el proceso de reciclaje.

Ventajas de la ropa sostenible

La ropa sostenible suele estar hecha con materiales orgánicos o reciclados, lo que reduce la cantidad de recursos naturales y energía requeridos para su producción. Estas prendas tienden a generar menos residuos durante su fabricación y tienen una menor huella de carbono, lo que contribuye a la conservación de nuestro planeta.

Las marcas que se comprometen con la sostenibilidad suelen priorizar las condiciones laborales justas y seguras para los trabajadores en todas las etapas de la cadena de suministro. Además, la ropa sostenible suele ser de alta calidad y duradera. Aunque inicialmente puede tener un precio ligeramente más alto que la ropa convencional, a largo plazo resulta más económica, ya que estas prendas resisten mejor el paso del tiempo y conservan su aspecto original durante más tiempo. Esto reduce la necesidad de reemplazar constantemente prendas desgastadas, lo que a su vez disminuye la cantidad de desechos textiles que terminan en vertederos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la ropa sostenible y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.