Rocas y minerales

Formacion de rocas

La geología es la ciencia que centra en estudiar en la composición de la corteza terrestre en la que podemos encontrar rocas y minerales. Existen diferentes tipos de rocas en el mundo según sus características, origen y formación. Lo mismo ocurre con los minerales. De las rocas y minerales podemos extraer valiosos recursos naturales por lo que tiene gran importancia su estudio.

Por esta razón, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesitas saber sobre las rocas y minerales, cuáles son sus principales clasificaciones e importancia nuestro planeta.

Rocas y minerales

minerales

Definición de mineral

Lo primero de todo es conocer la definición de mineral y roca para poder establecer una base y poder explicar el resto. Los minerales están compuestos de materiales sólidos, naturales e inorgánicos derivados del magma. También pueden formarse por cambios en otros minerales existentes y formados. Cada mineral tiene una estructura química clara, que depende completamente de su composición. Su proceso de formación también tiene características físicas únicas.

Los minerales tienen átomos ordenados. Se ha encontrado que estos átomos forman una célula que se repite en toda la estructura interna. Estas estructuras producen determinadas formas geométricas que, aunque no siempre visibles a simple vista, sí existen.

La celda unitaria forma cristales que se agrupan y forman una estructura reticular o de red. Estos cristales formadores de minerales son muy lentos. Cuanto más lenta es la formación de cristales, más ordenadas están todas las partículas y, por tanto, mejor es el proceso de cristalización.

Los cristales se van formando o van creciendo dependiendo de los ejes o planos de simetría. Los sistemas cristalinos van agrupando a las 32 clases de simetría que puede tener un cristal. Contamos algunas de las más principales:

  • Regular o cúbico
  • Trigonal
  • Hexagonal
  • Rómbico
  • Monoclínico
  • Triclínico
  • Tetragonal

Clasificación de minerales

Rocas y minerales

Los cristales de minerales no están aislados, sino que forman agregados. Si dos o más cristales crecen en el mismo plano o eje de simetría, se considera que es una estructura mineral llamada macla. Un ejemplo de macla es el cuarzo cristalino de la roca. Si los minerales cubren la superficie de la roca, formarán grupos o dendritas. Por ejemplo, pirolusita.

Por el contrario, si los minerales cristalizan en la cavidad de la roca, se forma una estructura llamada geodésica. Estas geodas se venden en todo el mundo por su belleza y decoración. Un ejemplo de geoda puede ser el olivino.

Existen diferentes estándares para clasificar minerales. Según la composición de los minerales, se puede clasificar de forma más sencilla. Se dividen en:

  • Metálico: Mineral metálico formado por magma. Los más famosos son el cobre y la plata, limonita, magnetita, pirita, esfalerita, malaquita, azurita o cinabrio.
  • No-metálico. Entre los no metales, tenemos los silicatos, cuyo componente principal es el dióxido de silicio. Están formados por magma en la astenosfera. Son minerales como el olivino, el talco, la moscovita, el cuarzo y la arcilla. También tenemos sal mineral, que se forma a partir de la sal que se precipita cuando el agua del océano se evapora. También pueden formarse mediante la recristalización de otros minerales. Son minerales formados por precipitación. Por ejemplo, tenemos calcita, halita, silvina, yeso, magnesita, anhidrita, etc. Por último, tenemos otros minerales con otros componentes. Estos se han formado a través del magma o recristalización. Nos encontramos con la fluorita, azufre, grafito, aragonito, apatito y calcita.

Características y tipos de rocas

Minerales y rocas

Las rocas están compuestas de minerales o agregados de minerales individuales. En el primer tipo, tenemos granito, y en minerales, tenemos sal de roca como ejemplo. La formación de rocas es un proceso muy lento y sigue un proceso diferente.

Según la génesis de las rocas, se pueden dividir en tres tipos: rocas ígneas, rocas sedimentarias y rocas metamórficas. Estas rocas no son permanentes, sino que evolucionan y cambian constantemente. Por supuesto, son cambios ocurridos durante el tiempo geológico. En otras palabras, a escala humana, no veremos formas de roca ni autodestrucción completa, pero las rocas tienen un llamado ciclo de rocas.

Rocas ígneas

Las rocas ígneas son rocas formadas por el enfriamiento del magma del interior de la tierra. Tiene una parte fluida del manto llamada astenosfera. El magma se puede enfriar en la corteza terrestre o se puede enfriar por la fuerza de la corteza terrestre. Dependiendo de dónde se enfríe el magma, los cristales se formarán a diferentes velocidades de una forma u otra, dando como resultado varias texturas, tales como:

  • Granulada: Cuando el magma se enfría lentamente y los minerales cristalizan, se pueden ver partículas de tamaño muy similar.
  • Porfídica: el magma se produce cuando se enfría en diferentes momentos. Al principio comenzó a enfriarse lentamente, pero luego se hace cada vez más rápido.
  • Vítrea. También se le llama textura porosa. Ocurre cuando el magma se enfría rápidamente. De esta forma, los cristales no se forman, sino que tienen apariencia de vidrio.

Rocas sedimentarias

Están formados por materiales erosionados por otras rocas. Estas sustancias se transportan y depositan en el fondo de ríos u océanos. Cuando se acumulan, producen formaciones. Estas nuevas rocas se forman a través de procesos como petrificación, compactación, cementación y recristalización.

Rocas metamórficas

Son rocas formadas a partir de otras rocas. Suelen estar formados por rocas sedimentarias que han sufrido procesos de transformación física y química. Son los factores geológicos como la presión y la temperatura los que están cambiando la roca. Por tanto, el tipo de roca depende de los minerales que contiene y del grado de transformación que ha sufrido debido a factores geológicos.

Existen numerosos procesos metamórficos qué hacen cambiar a las rocas y que evolucionen. Por ejemplo, las diferencias bruscas de temperatura se le llaman termoclastia. Se trata de un proceso en el que las diferencias bruscas de temperatura del día y la noche, tal y como ocurre en los desiertos, puede provocar la formación de grietas y destrucción física de una roca. Lo mismo ocurre con procesos erosivos causados tanto por el viento como con el agua. La erosión del viento o los procesos de congelación y descongelación del agua en la que grietas de las rocas pueden acabar provocando la metamorfización de las mismas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las rocas y minerales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.