Qué son los cotiledones y sus características

cotiledones

En el reino vegetal los cotiledones juegan un papel fundamental en el desarrollo y la reproducción de las plantas. Al igual que ocurre con los animales, las plantas fanerógamas surgen de un embrión que se va desarrollando en sucesivas etapas. La primera hoja que surge de un embrión vegetal que ocurre durante el desarrollo temprano de una planta se le denomina cotiledón.

En este artículo vamos a contarte todas las características e importancia de los cotiledones.

Qué son los cotiledones

importancia de las hojas primitivas

Lo primero que debemos saber son las características principales de los cotiledones y cómo se origina. Cuando nos centramos en estudiar la botánica, se denomina cotiledón a las hojas primordiales de las plantas con flores que son conocidas como fanerógamas. Estos cotiledones se desarrollan con la germinación de la semilla y es donde se forma la primera hoja del embrión. Se utiliza el número de cotiledones presentes en la semilla como forma de clasificación de las plantas fanerógamas. La botánica empleada este tipo de clasificaciones para poder visualizar mejor las diferentes especies.

Los de teletones, los brotes y las raíces de las plantas son estructuras que se desarrollan durante el proceso de embriogénesis previamente a la germinación. La embriogénesis es el proceso por el que se genera un embrión. En este caso, el embrión es el que da lugar a la hoja primitiva. A partir de la hoja comienza a desarrollarse el tallo y el resto de las ramificaciones de las plantas fanerógamas. Es la hoja principal la que se encarga de recibir la luz solar y guiar todo su desarrollo en función de la dirección de la luz. También es la encargada de comenzar a realizar la fotosíntesis para el intercambio de nutrientes con el medioambiente.

Además, para que los cotiledones se puedan lograr diferenciar entre el resto de las hojas, se puede observar su tamaño. Los nutrientes que tienen las propiedades como es el aceite, almidón o la fécula son importantes para el desarrollo de la planta.

Características principales

que son los cotiledones

Una vez conocemos qué son los cotiledones y cómo se originan, vamos a ver cuáles son las principales características que tienen. Lo primero de todo es saber qué es la primera hoja que sale del embrión de la planta. Es esta hoja la encargada de poder desarrollar el resto de la planta. Se diferencia principalmente de otras hojas debido a su gran tamaño. Suele tener un tamaño superior al resto. El número de cotiledones sirve como método de clasificación de las plantas en la rama de la ciencia conocida como botánica.

En algunas plantas fanerógamas el cotiledón estaba de digerir el albumen. El albumen no es más que el tejido que rodea al embrión. Tras la germinación, el albumen es utilizado como alimento para el cotiledón. Estos cotiledones van almacenando diversos nutrientes en su tejido que sirven para desarrollo de la planta. Además, conforme se va desarrollando las raíces aumenta el intercambio de nutrientes no sólo con el medio ambiente, sino también con el suelo. Los campeones presentan una vida media más corta debido a que, cuando las plantas se desarrollan, son las hojas las encargadas de conseguir la energía. Esto hace que los cotiledones con el paso del tiempo se vayan cayendo por falta de uso.

Funciones de los cotiledones e importancia

plantas que crecen con un cotiledon

Vamos a ver cuáles la función principal de los cotiledones dentro de las plantas fanerógamas. Sabemos qué son estructuras importantes en las plantas que proporcionan los nutrientes adecuados para el desarrollo una vez terminada la semilla. También son necesarios para que las plantas puedan conseguir germinar. Otra de las funciones principales de cotiledón es la de absorber y reservar nutrientes que están almacenados en la semilla hasta el momento en que la plántula es capaz de generar sus propias hojas verdaderas.

Una vez la planta es capaz de generar las propias hojas verdaderas son éstas las encargadas de realizar el proceso de la fotosíntesis y captar los nutrientes a través de la radiación solar. Estas en conjunto con las raíces que pueden absorber el agua que luego la convierten en savia elaborada, la planta puede sobrevivir y desarrollarse.

Los cotiledones son importantes para coloración de las plantas. Gracias a la existencia de los cotiledones aparecen los cloroplastos con los que se obtiene la capacidad de realizar la fotosíntesis. Son los cloroplastos los que les otorga el color verde a las hojas. Todas las estructuras de las plantas que no son de un color verde no tienen clorofila que es el pigmento principal encargado de realizar la fotosíntesis.

Plantas monocotiledóneas y dicotiledóneas

Como hemos mencionado antes, en botánica se utiliza el número de cotiledones para poder clasificar mejor a las plantas. Vamos a ver cuáles son en las características de cada una en función del número de cotiledones que tienen:

Monocotiledóneas

Incluyen a las plantas angiospermas que se caracterizan por tener un solo cotiledón en la semilla. Su germinación sólo posee una única hoja primitiva en lugar de dos. Estas plantas no tienen un verdadero crecimiento secundario, por lo que no poseen un tronco verdadero. Tampoco tienen un tejido vegetal compuesto por células embrionarias. Este tipo de plantas son incapaces de generar madera y su estatura aumenta ensanchando los entrenudos según la planta va creciendo.

Un ejemplo típico de las plantas monocotiledóneas son las gramíneas en la que encontramos la mayoría de cereales como el trigo, maíz o la caña de azúcar. También son plantas monocotiledóneas los lirios, palmeras, junquillo, tulipanes, cebolla o las orquídeas.

Dicotiledóneas

Son aquellas que tienen dos cotiledones en su semilla. Son el grupo más habitual y cuando se produce la germinación, se generan dos hojas primitivas que sirven de alimento a nueva plántula. Las hojas de las plantas dicotiledóneas pueden adquirir diversas formas dependiendo de numerosos factores. Las hay de forma de corazón, de cinta, compuestas, etc. También pueden tener los bordes dentados o simples. Las ramas de estas plantas están compuestas por anillos anuales y están constituidas por un xilema y floema que son tejidos conductores de la savia. Además, son capaces de formar madera o leña.

Dentro del grupo de las plantas dicotiledóneas tenemos a las rosáceas, leguminosas y rutáceas. Como especies, tenemos el tabaco, las judías, la soja, los guisantes, los garbanzos, las margaritas, los girasoles, el café, el algarrobo, las rosas, el aguacate o las cerezas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cotiledones y su importancia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.