Qué potencia de luz contratar

que potencia de luz contratar en casa

Cuando vamos a ver qué potencia de luz contratar, es necesario conocer todo el funcionamiento sobre ello para no pasarnos y tener un gasto innecesario o quedarse corto y que frecuentemente salten los plomos. Saber que potencia de luz contratar es fundamental para gastar lo justo a nuestra altura de la luz y derrochar menos electricidad.

Por ello, en este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber para aprender qué potencia de luz contratar.

Qué es la potencia eléctrica

icp

Para aprender qué potencia de luz contratar, primero debemos saber qué significa este concepto. La potencia es la cantidad de energía que se produce o se consume por cada unidad de tiempo. Este tiempo puede medirse en segundos, minutos, horas, días… y la potencia se mide en julios o en vatios.

La energía que se genera a través de los mecanismos eléctricos mide la capacidad de generar un trabajo, esto es, cualquier tipo de “esfuerzo”. Para entenderlo mejor, pongamos ejemplos sencillos de trabajos: calentar agua, mover las aspas de un ventilador, producir aire, moverse, etc. Todo ello requiere de un trabajo que consiga vencer las fuerzas que se oponen, fuerzas como la gravedad, la fuerza de rozamiento con el suelo o el aire, las temperaturas ya presentes en el ambiente…y ese trabajo se encuentra en forma de energía (energía eléctrica, térmica, mecánica…).

La relación que se establece entre la energía y la potencia es la velocidad a la que se consume la energía. Es decir, como la energía se mide en los julios que se consumen por unidad de tiempo. Cada julio que se consume por segundo es un watt (vatio), por lo que ésta es la unidad de medida de la potencia. Como un watt es una unidad muy pequeña, normalmente se utilizan los kilovatios (kW). Cuando veas la factura de la luz, los electrodomésticos y demás, vendrán en kW.

Pregunta frecuentes sobre qué potencia de luz contratar

que potencia de luz contratar

Algunas de las preguntas más frecuentes que se hace cuando se necesita conocer qué potencia de luz contratar vienen relacionadas por la frecuencia con la que saltan los plomos cuando hay un consumo diferente al habitual o porque no hay luz si conectamos varios electrodomésticos a la vez.

Y es que para responder a todas estas preguntas hay que hacer alusión al número de electrodomésticos que hay en nuestro hogar. Hay que tener en cuenta que la potencia eléctrica depende de muchos factores. Tener una casa más grande o pequeña no es importante, ya que es posible vivir en una casa bastante grande que cuente con pocos electrodomésticos. También puede ocurrir lo contrario. Puede que una casa tenga bastante electrodomésticos y una pequeña superficie y necesite tener mayor potencia contratada.

Para conocer qué potencia de luz contratar necesita saber el número de electrodomésticos que tienes en tu hogar y si vas a utilizarlo o no a la vez.

Reglas para aprender qué potencia de luz contratar

electrodomesticos a la vez

Vamos a ver cuáles son las primeras y principales reglas que hay que tener en cuenta para conocer qué potencia de luz contratar.

Regla 1

Cuanto mayor sea la potencia eléctrica contratada, mayor es el importe fijo que hay que pagar. Esto es un factor importante a tener en cuenta dado que no nos podemos pasar de la luz contratada puesto que pagaremos más. La idea es aprender más o menos el gasto que vas a la tener y contratar lo necesario para satisfacer dicha demanda eléctrica.

Regla 2

Tener menos potencia contratada no significa que vamos a tener un mayor ahorro. Está claro que por cada kW que bajes en subcontratación vas ahorrar 50 euros al año. Sin embargo, todo o ahorro se esfuma si te quedas corto al utilizar varios electrodomésticos a la vez. Nadie quiere estar todo el tiempo yendo al cuadro de la entrada ya que salta continuamente el ICP. Te quedas sin luz por encender el horno al mismo tiempo que pones una lavadora y esto puede ser demasiado en cómodo si ocurre de forma frecuente.

Si esto ocurre, hay que aumentar la potencia contratada, aunque me cueste algo más de dinero. El ahorro de la reducción de la potencia contratada te puede salir más caro sino la analiza las correctamente.

Regla 3

La información es poder y aunque tú puedas decidir lo que contratar, es importante estar bien informado. Existe un límite marcado por razones de seguridad a la hora de subir la potencia. Es decir, no todas las instalaciones eléctricas de todos los edificios lugares soportan potencias elevadas. Si necesitas más de lo que límite que permite tendrás que renovar la instalación por completo. De lo contrario, pueden suceder accidentes no deseados.

A la hora de reducir la potencia también tienes la última palabra. Sin embargo, hay que señalar que si te dabas quedado corto de potencia serás el que sufra todas las incomodidades sobre ello. Puedes bajar o subir la potencia como prefieras, siempre y cuando se encuentren múltiplos de 0.1 kW. Si al final te pasas bajando la potencia contratada, el coste de volver a subirla hará que todo el ahorro no haya servido para nada.

Quién y cómo se elige la potencia

Los consumidores son los encargados de acordar con la compañía la potencia que hay que contratar. Lo más normal es que la propia compañía de haga una recomendación en función de su instalación y número de electrodomésticos. Al final eres tú el que tiene la última palabra y puedes contratar la cantidad que quieras. La distribuidora sólo está obligada a aceptar un cambio de potencia eléctrica al año, aunque se puede modificar según tus necesidades. Es obvio que no puedes estar cada mes modificando su potencia contratada.

Para saber si te has pasado contratando, hay un truco que nunca falla. Enciende todos los aparatos eléctricos de tu casa a la vez. Si entre estos electrodomésticos encuentra el horno, aire acondicionado y aspirador, y aun así no salta el ICP, probablemente es que tengas demasiada potencia contratada. Las ocasiones en las que debas conectar la mayoría o todos los electrodomésticos a la vez en tu casa son muy reducidas o nulas. No necesita estar preparado para ello. Estás pagando por algo que no usas nunca o casi nunca. Todo esto se reflejará en la factura de la luz.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué potencia de luz contratar para una casa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)