Qué es la geosfera

capas de la tierra

Las ciencias naturales dividen los diferentes ecosistemas del planeta en esferas. Una de ellas es la geosfera. Se denominan como el conjunto décadas de nuestro planeta que conforman la parte sólida del mismo. Aquí podemos encontrar todo lo relacionado con las rocas y el relieve. Muchas personas no saben qué es la geosfera.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte qué es la geosfera, cuáles son sus características, composición e importancia.

Qué es la geosfera

que es la geosfera

En las ciencias naturales, el conjunto de capas que componen la parte sólida de la Tierra se denomina geosfera. Junto con la hidrosfera (la parte acuática), la atmósfera (la parte gaseosa) y la biosfera (todos los seres vivos), constituyen las partes de nuestro planeta que se pueden dividir analíticamente.

Al igual que otros planetas terrestres (con superficies sólidas), la Tierra está compuesta por materiales rocosos de diferentes propiedades y exhibe diferentes dinámicas, muchas de las cuales se remontan a los primeros tiempos geológicos o se formaron durante etapas intensas de actividad volcánica. Muchas de las rocas más antiguas conocidas en la Tierra datan de hace 4.400 millones de años.

Los geólogos y otros expertos estudian la geosfera a través del escrutinio experimental de los suelos, especialmente donde los accidentes topográficos han expuesto la superficie, que normalmente estaría oculta.

Asimismo, muchas observaciones son teóricas o derivadas de cálculos: la masa y el volumen de la Tierra no se pueden medir directamente, sino a través de otras variables calculables, como la gravedad o el eco de las ondas sísmicas.

Estructura y composición

movimiento de placas

La estructura de la geosfera se estudia desde dos perspectivas diferentes: química y geológica. En cuanto a su composición química, la geosfera consta de tres capas: la corteza, el manto y el núcleo.

  • Corteza (de 0 a 35 km de profundidad). Es la capa de roca superficial sobre la que vivimos, y se espera que su espesor relativamente delgado tenga una densidad promedio de 3,0 g/cm3. Esto incluye el lecho marino y las depresiones profundas. Se compone principalmente de rocas máficas (silicatos de hierro y magnesio), rocas félsicas (silicato de sodio, silicato de potasio y aluminosilicatos).
  • Manto (de 35 a 2.890 km de profundidad). Es la capa más gruesa y está formada por rocas silíceas con un contenido de hierro superior al de la corteza. A medida que nos adentramos en el manto, las temperaturas y presiones se vuelven enormes, alcanzando un estado semisólido en las rocas que forman el manto, capaz de permitir que las placas tectónicas se muevan y provoquen sismos y terremotos. Debido a la presión, la parte superior del manto es menos viscosa y más fluida que la inferior, variando en magnitud entre 1021 y 1024 Pa.s.
  • Núcleo (de 2.890 a 6.371 km de profundidad). La parte más interna de la Tierra, donde se encuentra el material más denso (la Tierra es el planeta más denso del sistema solar). El núcleo de la Tierra se divide a su vez en dos capas: el núcleo externo (de 2890 a 5150 kilómetros de profundidad) y el núcleo interno (de 5150 a 6371 kilómetros de profundidad), que se componen principalmente de hierro (80%) y níquel, mientras que elementos como ya que el plomo y el uranio escasean.

En cambio, desde un punto de vista geológico, la geosfera se divide en:

  • Litosfera (de 0 a 100 km de profundidad). Esta es la parte sólida de la geosfera, donde se encuentran las rocas sólidas, y corresponde a la parte superficial de la corteza y el manto. Se divide en una serie de placas tectónicas o litosféricas, en sus bordes ocurren fenómenos sísmicos, volcánicos y orogenia.
  • Astenosfera (100 a 400 km de profundidad). Está formado por materiales semisólidos a sólidos dúctiles, correspondientes al manto. Allí ocurre el movimiento muy lento que constituye la deriva continental, pero a medida que se acerca al núcleo, pierde sus propiedades y se vuelve tan rígido como el manto inferior.
  • Núcleo (de 2.890 a 6.371 km de profundidad). El núcleo, o círculo interior, al final del manto inferior, es la parte geológica terrestre que constituye la mayor masa de la Tierra (60% del total). Su radio es mayor que el de Marte (unos 3.500 kilómetros), con una enorme presión y temperaturas superiores a los 6.700 °C. Se compone principalmente de hierro y níquel, y se divide en un núcleo externo líquido y un núcleo interno sólido.

La importancia de la geosfera

que es la geosfera y sus capas

La geosfera es la parte más antigua de nuestro planeta y todos sus secretos están guardados bajo llave. Los geólogos intentan descubrir los diversos procesos por los que se formó, lo que también arroja luz sobre la formación de otras estrellas en el sistema solar y, por lo tanto, el origen del universo. También lo es la sismología, la ciencia que trata de entender la naturaleza de la geología y el movimiento tectónico para prevenir los terremotos que puedan ocurrir y evitar que causen tanto daño a los humanos.

Por otro lado, el estudio de la geosfera va de la mano con la comprensión de los materiales que podemos encontrar en la Tierra, con importantes implicaciones para diversas industrias, la ingeniería y el comercio internacional, y otros campos importantes.

Características más importantes de cada parte de la geosfera

Núcleo

El núcleo, como sugiere su nombre, es la parte más profunda de la Tierra y, por lo tanto, se encuentra en el centro de la esfera terrestre. Cuando se habla del núcleo, se suelen distinguir dos partes:

  • Núcleo
  • Núcleo externo

El núcleo es la parte sólida, aunque eso se debe a que es muy denso, ya que también es el lugar más caliente de la Tierra.

El núcleo se compone principalmente de elementos pesados ​​como hierro, níquel, uranio y oro, así como muchos otros materiales. Esto se debe a que, debido a su peso, durante el proceso de diferenciación planetaria, estos materiales terminan en las partes más profundas del planeta, junto con otros materiales más livianos, pero al estar adheridos a los materiales más pesados, también son arrastrados a lo más profundo de la Tierra.

Manto

Al igual que el núcleo, el manto se divide en un manto interior y un manto exterior. Sin embargo, en el caso del manto, no estamos ante una estructura sólida, sino líquida. De hecho, se compone principalmente de magma, el material ardiente y pegajoso que brota de un volcán cuando entra en contacto con la atmósfera, renombrado como lava.

El manto tiene un conjunto más amplio de materiales, por lo que se pueden encontrar elementos pesados ​​y livianos. Debido a que es una estructura líquida, también es una estructura en constante movimiento. Esto requiere la llamada actividad geológica, principalmente en terremotos, erupciones volcánicas y actividad de placas tectónicas.

Corteza

La corteza es la parte sólida externa de la Tierra, pero no siempre fue así. Durante la formación de la Tierra, se enfrió gradualmente y, de hecho, continúa enfriándose. El calor inicial finalmente se dispersa hacia la parte exterior del planeta, por lo que la capa superficial se enfría, lo que hace que la superficie sólida flote sobre el manto líquido, que es capaz de mantener su temperatura gracias al aislamiento de la corteza.

La corteza es también donde más se acumulan los elementos ligeros que componen el círculo terrestre. De hecho, es por esta situación que materiales como el hierro, el plomo, el uranio o el oro son muy difíciles de encontrar en la superficie terrestre. De hecho, solo hay dos fuentes de estos materiales más pesados. Fueron arrastrados por materiales más livianos y dejados en la superficie de la Tierra durante la diferenciación planetaria, o llegaron a nuestro planeta a través de meteoritos y asteroides después de que la corteza se solidificó, chocaron con la superficie sólida y no se hundieron ni permanecieron en la corteza.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es la geosfera y cuáles son sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.