Okapi

okapi jirafa

Uno de los animales que está emparentado con las jirafas es el okapi. Hay veces que parece que se trata de un animal fruto de los experimentos de los humanos, pero es un animal que pertenece a la familia Giraffidae y es pariente vivo más cercano a la jirafa. También podemos ver que tiene algunas características y rasgos físicos en común con la fibra. Esto hace que se convierta en un animal bastante interesante desde el punto de vista biológico y curioso.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todas las características, hábitat, alimentación y reproducción del okapi.

Características principales

Alimentación del okapi

Este animal mezcla entre cebra y jirafa es bastante difícil que estudiar dado que tiene un comportamiento generalmente huidizo. Esta dificultad hace que sea más difícil obtener información sobre ello. Si analizamos el cuerpo por completo vemos que tanto la forma del cuerpo como de la cabeza nos recuerda una jirafa. Sin embargo, sus patas y cuello son más cortos que los de las jirafas.

En la cabeza podemos ver cómo sobresalen dos orejas que tienen un buen movimiento. Estas orejas las emplean para poder alertase ante los depredadores. Posee dos pequeños cuernos que están recubiertos por pelos y que lo científicos no le han encontrado ninguna utilidad. No son unos cuernos que empleen para el cortejo ni para la defensa. Su tronco es robusto y tiene una ligera pendiente la parte de atrás similar a las jirafas. Su pelaje es de color rojizo o salmón las patas y las ancas donde tiene rayas blancas y negras simulando el color y el patrón de colores de la cebra.

Al ser un animal herbívoro tiene una lengua muy larga y prensil de un color negro. La lengua la tiene adaptada de tal forma que es capaz de tomar las hojas de los árboles y arbustos. La lengua es tan larga que el Okapi se puede limpiar perfectamente las orejas con ella. Su longitud suele estar entre los 2.15 metros y su peso ronda los 250 kg.

Aunque en su pelaje sea completamente diferente, el aspecto es similar al de una jirafa pequeña.

Comportamiento y reproducción del Okapi

Okapi

Este animal tiene unas conductas por lo general solitarias y sus actividades son nocturnas. En algunas ocasiones podemos ver grupos reducidos de estos animales para la época de la reproducción. La hembra tan sólo es capaz de parir una sola cría. Normalmente tiene lugar a finales de verano o principios de otoño. La gestación dura unos 15 meses. Dado que la Madre tan sólo es capaz de parir una sola cría y el periodo de gestación es bastante largo, la tasa de reproducción de estos animales es pequeña.

Las crías de los okapis no se diferencian demasiado a la hembra que los alimenta. Esto hace que cuando la madre de alguna cría muera es fácilmente adoptada por otra hembra okapi. Esto es una de las adaptaciones que ha tenido este animal ante la lentitud de su reproducción. Ante cualquier falta de algún pariente, cualquier otra hembra puede ejercer la función de madre.

El único depredador del Okapi es el leopardo y el ser humano. Tanto por el ser humano como con el leopardo, el okapis se enfrentará a muerte para poder defender a la cría. Como es de esperar, dado que tienen una reproducción bastante reducida, es fundamental que los padres puedan cuidar de su cría.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a partir de los dos años de edad. Los machos, sin embargo, deben esperar algunos años más. Este animal cuenta con los sentidos de el olfato o y el oído muy desarrollados. Los emplean, sobre todo, para vigilar la posible presencia de un depredador en su hábitat. Ya que su alimentación es herbívora, no necesita de oído ni olfato para la búsqueda de su alimento. Son animales que apenas utilizan su sistema vocal. Esto da la sensación de que son animales mudos. Lo único que se puede escuchar de los okapis son las crías cuando llaman a sus madres o durante el cortejo previo al apareamiento.

Alimentación y hábitat

El hábitat de estos parientes de las jirafas se encuentra en República Democrática del Congo, en África. Este hábitat se conoce ya que no viven en otro lugar del mundo en estado de libertad. Se les puede conocer en cautividad en muchos otros lugares del planeta como lo son los zoológicos de muchas ciudades.

Estos animales viven en las selvas densas cuando se encuentran en estado salvaje. Esta selvas son del norte del país africano en un terreno de aproximadamente 244 mil kilómetros cuadrados. Al contrario que sus parientes las jirafas, estos animales no viven en la sabana. Es uno de los motivos por los cuales la evolución de estos animales no los ha hecho tan altos como las jirafas. Esto es debido a que para poder moverse en la selva ser tan alto sería una desventaja evolutiva.

Un dato o bastante curioso y relevante es que antiguamente habitaba en Uganda. Sin embargo, a causa de su depredación continua se extinguió esta zona.

Con respecto a su alimentación, ya hemos dicho que se trata de un mamífero herbívoro. Su alimentación se basa en la vegetación. Concretamente se alimenta de las hojas, brotes y tallos de los árboles y arbustos de las selvas donde habitan. Pueden recoger algunas ramas y tirar de ellas gracias a su fuerte lengua. Son capaces de tirar de ellas para poder bajarlas desde alturas mayores. Es así como pueden encontrar las hojas más tiernas.

No sólo, en el follaje de los árboles y arbustos, aunque eso alimento principal. También suelen comer plantas que se hallan en las selvas en el suelo. Los científicos piensan que se alimentan de más de 100 especies distintas de plantas, así como de algunas frutas e incluso hongos.

Okapi en peligro de extinción

Actualmente el okapis una especie que se encuentra amenazada ya que la polución de su población es decreciente. En muy pocos años podría pasar a estar en peligro de extinción y llegar a extinguirse en pocas décadas.

Entre las principales causas por las que se encuentra amenazado de Okapi encontramos las siguientes:

  • Minería que destruye su hábitat natural
  • Deforestación
  • Caza furtiva
  • Situación de conflicto armado

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el Okapi y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.