Nuevas etiquetas energéticas

hogar con mayor eficiencia

Las etiquetas energéticas de los electrodomésticos y su eficiencia conocidas hoy en día han cambiado. Desde el 1 de marzo, todas las etiquetas se han convertido para simplificar las escalas y ordenar mejor los electrodomésticos en función de su eficiencia energética. Hay que decir adiós a etiquetas conocidas como A +, A ++ y A +++. Esta forma de incluir la eficiencia energética de los electrodomésticos complica su gestión. A partir de ahora, la escala pasará de A (lo que significa que el equipo es el más eficiente) a G (el menos eficiente).

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las nuevas etiquetas energéticas y cuáles son sus características.

Objetivo de las nuevas etiquetas energéticas

nuevas etiquetas energeticas

Los cambios en la etiqueta energética provienen de instituciones europeas. El objetivo principal es simplificar y aclarar su información para permitir que los consumidores comprendan mejor la eficiencia de los aparatos eléctricos relacionados con el consumo de energía de una manera más sencilla. Para ello, se han revisado todas las etiquetas. Anteriormente, se encontraba una etiqueta con el símbolo «+» en el producto para mejorar la eficiencia. De esta forma, los dispositivos con A +++ son más eficientes que los dispositivos con A +.

Este tipo de clasificación dificulta la selección de todos los electrodomésticos, por lo que decidieron modificar estas etiquetas. Las etiquetas energéticas se utilizan principalmente en refrigeradores, televisores y otros electrodomésticos. Esta nueva clasificación se crea mediante un nuevo método de prueba de instrumentos. Estas pruebas son las mismas que utilizan los laboratorios y fabricantes, pero hay algunos cambios en el mecanismo de medición. El objetivo principal es buscar que la medición se adecue más al uso real que se hace en las casas.

Por ello, las nuevas etiquetas se aplicarán a electrodomésticos como son neveras, congeladores, refrigeradores para bebidas, lavadoras, lavavajillas, secadoras, pantallas electrónicas como son monitores y televisores, fuentes de iluminación, entre otros.

Cambios en la denominación de las etiquetas energéticas

diferencias de las nuevas etiquetas energeticas

Aunque los nombres de las nuevas etiquetas energéticas han cambiado, serán muy similares porque todas indican eficiencia, consumo anual de agua o energía, ruido, capacidad de carga, eficiencia de determinadas funciones y duración de determinados procedimientos. En cuanto a la lavadora, representa el consumo de energía y el consumo de ruido durante las etapas de lavado y deshidratación. Lo mismo ocurre en el frigorífico. La etiqueta energética muestra la capacidad de carga de la lavadora (kg) y en litros para el frigorífico.

Con todos estos cambios se busca o presenta el consumo energético de los productos de una forma más uniforme y comprensible. Una de las novedades de las nuevas etiquetas energéticas es que se combinan con códigos QR para dar acceso a más información sobre los electrodomésticos relacionados. En las ventas de productos online o folletos, la letra de eficiencia energética se va a indicar con una flecha y poniendo los máximos y mínimos que hay en la escala total de eficiencia energética.

Nuevos cambios para mayor eficiencia

lavadoras con eficiencia energetica

Tienes que saber que desde el principio no habrá electrodomésticos con la letra A. Los requisitos de niveles de eficiencia energética son ahora mucho más altos para aumentar la competitividad de las empresas de producción. Por ejemplo, los refrigeradores que solían ser A +++ ahora se pueden clasificar como C. El argumento para todo esto es desarrollar productos cada vez más eficientes que tengan la capacidad de alcanzar la Clase A. De esta forma, los consumidores pueden elegir únicamente entre electrodomésticos de alta eficiencia.

El nivel A inicialmente estará vacío para dar cabida al desarrollo tecnológico. Por esta razón, todos los aparatos que pertenecen a la Clase A ahora se clasifican como Clase B o Clase C. Todo esto significa que los límites de consumo se han redefinido en la nueva etiqueta para permitir la entrada en un nivel de energía. El número máximo de categorías de energía es 7. Van desde las letras A hasta G. El color verde oscuro indica que es un producto altamente eficiente mientras que el rojo todo lo contrario.

Todos estos valores se basan en el índice de eficiencia energética, que tiene en cuenta tanto el consumo energético anual como el consumo eléctrico de cada proyecto. Para las lavadoras, el consumo de energía se basa en cada 100 ciclos de lavado. Se deben entender los pictogramas. Aquí se muestran las características del programa, capacidad de carga, duración, consumo de agua, litros de agua consumidos por ciclo de lavado, niveles de deshidratación e insuficiente lavado, ruido de deshidratación y niveles de emisión de ruido. Las emisiones de ruido se clasifican de acuerdo con las letras A a D.

El consumo de energía anual muestra el consumo de energía ponderado en kWh / 100 ciclos operativos. Siempre que los consumidores estén interesados, el código QR proporcionará más información sobre el producto.

Eficiencia energética en hogares

Al final todo lo que se busca es conseguir una eficiencia energética en el hogar para disminuir el consumo de recursos y evitar la contaminación ambiental. La eficiencia energética se define como el uso eficaz de la energía. Es decir, cuando la energía del proceso o instalación del equipo es baja, y la energía consumida es menor que la energía promedio para realizar la actividad, el equipo será eficiente. Una persona, servicio o producto eficiente dedicado a proteger el medio ambiente no necesitará tanta energía para realizar el mismo trabajo y puede ahorrar más energía. Además, se esforzará por hacer renovable la fuente de energía.

El principal objetivo de la eficiencia energética es proteger el medio ambiente. Con este fin, está tratando de desarrollar pautas para reducir nuestra intensidad energética y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Una de las herramientas más utilizadas para fomentar la eficiencia energética en la sociedad es la difusión. Es necesario difundir el mensaje de que la eficiencia energética es necesaria para ayudar a proteger el medio ambiente. De esta forma, se consigue que el usuario pueda introducir ciertos hábitos en su vida cotidiana para reducir el consumo a lo necesario y no más.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las nuevas etiquetas energéticas y su utilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.