Morfología de los hongos

Los hongos son organismos vivos que pertenecen al reino Fungi. Están compuestos por células muy parecidas a las de los animales pero con características algo diferentes. Pueden ser células unicelulares o multicelulares. La morfología de los hongos puede ser diferente dependiendo de la especie que estemos analizando. En este reino de hongo se clasifican todos los organismos que tienen una pared celular formada por una sustancia conocida con el nombre de quitina. Principalmente tienen un modo de vida saprofito que quiere decir que se alimentan de materia orgánica en descomposición.

En este artículo vamos a contarte todas las características, modo de vida y morfología de los hongos.

Características principales

morfologia de los hongos

Algunos de los hongos comparten muchas características con los animales y las plantas, pero son grupos muy diferentes de seres vivos. Lo primero que pensamos cuando se coordinadamente a los hongos es a los clásicos champiñones. Sin embargo, los champiñones son solamente una de las especies de hongos de tantos que existen. Existe una extraordinaria diversidad de formas, tamaños y colores y cada uno de ellos tiene unas características diferentes.

La morfología de los hongos es conocida por ser compuesta por un micelio que son largos filamentos denominados hifas unidas entre ellas. Estas hifas se pueden observar a través del microscopio y los hongos y las utilizan para poder aferrarse y propagarse a lo largo y ancho de los lugares donde se desarrollan. Lo que conocemos generalmente como hongos tan sólo son cuerpos fructíferos de algunas especies. Es a partir de estos cuerpos fructíferos con los que algunos hongos pueden desarrollar y reproducir esporas con los que reproducirse de forma a sexual. El verdadero hongo por así decirlo es mucho más grande que el cuerpo fructífero ya que normalmente se suele distribuir bajo la superficie de la tierra.

Morfología de los hongos

morfologia de los hongos c

Los hongos se clasifican generalmente en macromicetos y micromicetos. Esta clasificación es taxonómica y se emplea para dividir aquellos hongos que tienen características diferentes. Vamos a ver cuáles son las características de cada uno de ellos:

Macromicetos

Son aquellos clásicos más conocidos y que tienen forma típica de sombrero. Por ejemplo, en este grupo encontramos a los champiñones. También se encuentran todos los hongos que observamos en los diferentes suelos de los bosques. Estos tienen una morfología que desarrolla el cuerpo fructífero de forma visible sin ningún tipo de aumento. Dicha estructura del cuerpo fructífero se describe con las siguientes partes:

  • Píleo: viene a ser el sombrero o la parte superior del cuerpo fructífero.
  • Tallo: no es un tallo igual que el de una planta convencional. El tallo hace referencia a la base del cuerpo fructífero que se encarga de sostener al píleo.
  • Volva: es una especie de membrana que recubre todo el cuerpo fructífero y desaparece cuando madura. Suele servir para protegerse ante las condiciones ambientales adversas como es el exceso de viento y lluvias. En algunas ocasiones vemos que la volva se puede encontrar en forma de restos en la base del tallo y se aprecia como si fueran unas escamas o restos de membrana cuando el individuo ya es adulto.

Micromicetos

Como su nombre indica son hongos que sólo se pueden ver a través de un microscopio. No suelen formar cuerpos fructíferos que sean visibles por el ser humano. La morfología de los hongos micromicetos se puede evidenciar como manchas o cúmulos de un color oscuro y con textura de polvo. También puede ser algunas bolas de colores o gotas de mucosa sobre la superficie.

Si analizamos a los micromicetos bajo el microscopio, vemos que tiene forma de moho. Debido a este tipo de morfología, también reciben el nombre de hongos filamentosos o levaduras. Destacan por tener dimorfismo sexual, aunque depende de la especie en concreto. Algunos de los micromicetos tienen estructuras en sus cuerpos y son diferentes a las encontradas en otros hongos. Principalmente estas sustancias y estructuras dependen del sustrato donde se desarrolle. También deben desarrollar diferentes estructuras dependiendo de las condiciones ambientales del lugar de desarrollo.

Clasificación y morfología de los hongos

hongo microscopico

Los especialistas en hongos son denominados micólogos. Muchos de ellos basan en las clasificaciones según las características físicas de los organismos. Es así como determinan a que especie pertenece cada organismo. Vamos a ver las 3 formas diferentes de morfología de los hongos:

Hongos filamentosos

Toda la estructura de los hongos filamentosos está compuesto por hifas y es producto de la reproducción asexual. A esta estructura se le denomina micelio. El micelio de los hongos silvestres se puede llegar a extender hasta varios metros en la parte subterránea. Por ello, antes hemos mencionado que lo que vemos es el cuerpo fructífero de todo el hongo.

Todas las hifas que son subterráneas y están bajo el sustrato son reproducidas de forma a sexual. Son sólo las hifas que emergen hacia la superficie terrestre las que tienen estructuras especializadas para la reproducción sexual. Las cifras que se encargan de esta reproducción son llamadas conidias.

Levaduras

Son aquellos hongos que tienen una morfología más o menos esférica. Son microscópicos y unicelulares. La mayor parte del tiempo se reproducen de forma asexual por varios métodos como es la gemación y la escisión. A pesar de que son organismos unicelulares, depende del sustrato en el que se desarrolle, pueden llegar a producir hifas pero sin tener septos verdaderos. Estas pseudohifas son catalogadas como formas intermedias entre los hongos filamentosos y las levaduras.

Morfología de los hongos: transformaciones del micelio

Existen algunos hongos que pueden cambiar su micelio a medida que maduran las hifas. Vamos a ver cuáles son:

  • Plasmodio: son hongos cuyos núcleos no están separados por membranas sino que están sumergidos en el citoplasma.
  • Plecténquima: aquí las hifas se agrupan en tejidos organizados de manera entrelazada.
  • Haustorios: pueden llegar a penetrar en el interior de las células vegetales y vivir como parásitos en su interior.
  • Rizomorfos: son hongos que proyectan sus hifas por el interior del tronco de algunos árboles. Son estructural bastante resistentes.
  • Conidióforos: son hongos que están compuestos por hifas simples que tienen una estructura sencilla.
  • Esporangióforos: son hongos que tienen un micelio septado e hifas bien ramificadas. Uno de los extremo de las hifas tiene en un extremo un abultamiento conocido con el nombre de esporangio.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la morfología de los hongos y su clasificación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.