Metano

todo sobre el metano

Uno de los gases más contribuyentes al aumento del efecto invernadero y el calentamiento global es el gas metano. Se trata de un gas inodoro, incoloro y que no es soluble en agua. Su fórmula química es CH4 y aunque no es tóxico es altamente inflamable. Este algas tiene una capacidad de retener calor en la atmósfera y, por ello, contribuye al aumento del efecto invernadero.

En este artículo vamos a contarte todas las características, función y consecuencias que tiene el gas metano en la atmósfera.

Características principales

 

fuente de energia

El gas metano es un gas que colabora negativamente con el cambio climático ya que tiene una capacidad de retener calor en la atmósfera. Cuando los rayos de sol inciden sobre la superficie terrestre, parte de esta radiación este vuelta de nuevo al espacio exterior. En el camino entre que los rayos de sol llegan a la superficie terrestre y es devuelto de nuevo hacia el espacio, la radiación solar choca con el gas metano. Es aquí donde las partículas de este gas retienen la radiación solar. Todo ello desemboca en un aumento de las temperaturas medias a nivel global, puesto que el metano se emite de forma globalizada.

Entre las características del gas metano tenemos unas propiedades de hidrocarburo alcano de los más simples que existen. Está formado por un átomo de carbono y otros 4 átomos de hidrógeno. El gas metano tiene a todos sus átomos unidos por enlaces covalentes, que quiere decir que no hay ningún metal. Entre sus características tenemos que es un gas muy inflamable y poco soluble en agua. Es uno de los responsables del efecto invernadero en el planeta tierra, llegando a retener más cantidad de calor que el dióxido de carbono.

Es un gas que no huele y no tiene color, pese a ser el resultado de la putrefacción de elementos orgánicos como las plantas. Si se inhala gran cantidad de gas metano puede provocar ciertas dolencias en el ser humano como son desmayos, asfixia o paro cardiaco. Hay que tener en cuenta que se trata de un gas que está presente de forma natural, por lo que no debería ser perjudicial. Sin embargo, se produce durante un proceso de descomposición anaeróbica, sin presencia de oxígeno, de la materia orgánica.

El gas metano se extraen principalmente de los yacimientos para poder emplearlo como combustible y en la industria.

Cómo se emplea el gas metano

Los primeros experimentos que se hicieron en la industria sobre el metano se remontan desde hace más de 100 años. El impulso que hizo hago usar este gas de forma generalizada tuvo lugar durante la II Guerra Mundial, por causas en las dificultades del abastecimiento de la gasolina. Primero se empezó a utilizar en Francia y después en Italia. Los científicos comenzaron a estudiar las posibilidades de poder alimentar los motores de explosión y combustión de los automóviles con este gas. Hoy día, sabemos que se emplea como carburante pero su uso tan sólo se ha incrementado ligeramente.

En cambio, la utilización de metano en el ambiente doméstico es de las más altas en todo el mundo. Se emplean sobre todo para alimentación de cocinas instalaciones de calefacción. Y es que cuenta con una facilidad para poder transportar de bombonas y se ha convertido en un factor decisivo para su expansión. Particularmente es un gas que alimenta los hogares de los barrios periféricos en las ciudades. Los pueblos y la zonas rurales más apartadas se pueden beneficiar de la facilidad del transporte del metano en bombonas. De esta forma, se consigue paliar los problemas de una instalación de redes de distribución de gas y sus perjudiciales económicos.

Extracción de metano

gas metano

La obtención del metano se hace mediante yacimientos subterráneos. Para descubrir los yacimientos se utilizan diferentes sistemas. Uno de los más utilizados es provocar por medio de pequeñas explosiones una serie de terremotos artificiales. En estos terremotos se buscará medir el tiempo que tardan las ondas sísmicas en alcanzar las rocas del subsuelo y regresar, reflejadas, a la superficie. Si las ondas sísmica africana tropezar con una zona de depósitos líquidos y gaseosos, el tiempo tardará algo más y esta variación quedará registrada con unos instrumentos especiales.

Una vez se ha descubierto el depósito de metano, se procede a la extracción y el traslado del gas por medio de metanoductos o introduciéndolo en forma de gas licuado en bombonas. También se puede llegar a transportar en grandes cantidades en barcos o similares como son los grandes petroleros. Otra forma de obtención, aunque es a menor escala, es mediante la acumulación en depósitos de excrementos de animales., Hemos mencionado antes, se forma a través de la descomposición anaeróbica de la materia orgánica. De aquí se puede emanar gran cantidad de el metano que es recogido y se suele emplear en desde sistema de extracción del metano en grandes granjas y cuentan con muchos animales. En granjas de vacas y cerdos se puede utilizar estos extractores para poder obtener gas metano.

Cómo se formaron sus yacimientos

Una de las cosas que ha llamado la atención del ser humano es cómo se han podido formar los yacimientos de este gas. Este gas tiene su origen en la descomposición de sustancias orgánicas. Se puede acceder de forma artificial utilizando depósito de desperdicios tanto urbanos como agrícolas. También se puede producir de forma química en laboratorios o derivado de algunos procesos industriales que están destinados a la obtención del carbón de coque. La mayor parte del gas se extrae del subsuelo mediante la excavación de profundos pozos.

Los productos de fermentación se tratan y su historia comienza a hacer algunos centenares de millones de años. El fondo de los océanos se acumulaban algas y restos de los animales que han sido aprisionados por el barro y la presión del mar. A estar aprisionados por los detritos arenosos y al solidificarse por el tiempo han conseguido compactas en la roca y acumularse en forma de petróleo y metano.

Sin embargo, todo este procedimiento tiene lugar en un lapso de millones de años, por lo que el gas metano es considerado como un combustible fósil.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el metano y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.