El lagarto gigante está desapareciendo en las Canarias

lagarto gigante

Los ecosistemas naturales tienen equilibrios súper complejos y de los que dependen en gran medida la dinámica de las poblaciones que viven en él. Muchas especies son condicionantes de otras, oportunistas, simbiontes etc.

En este caso, hablamos de la reducción de las poblaciones de lagartos gigantes que están sufriendo las Islas Canarias. Estos lagartos son emblemáticos y su reducción está poniendo en peligro la supervivencia de flora que sólo existe en las islas, es decir, de flora endémica. ¿Quieres saber más sobre los efectos que provoca la reducción de los largartos?

Impacto del hombre en los ecosistemas

Como sabemos cada día con más certeza, el hombre genera impactos negativos sobre los ecosistemas naturales haciendo disminuir las poblaciones de especies animales y vegetales, destruyendo hábitats y desestabilizando los equilibrios ecológicos. En este caso, la acción del hombre por exceso de urbanización y construcción está reduciendo las poblaciones de lagartos gigantes.

Los investigadores Néstor Pérez-Méndez, Pedro Jordano y Alfredo Valido publican en el último número de la revista “Journal of Ecology” un trabajo en el que analizan de qué manera influye la reducción de las poblaciones de lagartos gigantes (incluso su extinción en algunos casos) en las plantas que depende de estos reptiles para que dispersen sus semillas por el medio.

Desde el siglo XV, que el ser humano llegó a las islas, junto con las especies invasoras que vienen asociados a él, se comenzó a disminuir las poblaciones de lagartos gigantes. Entre las especies invasora que introdujo el ser humano, tenemos el gato.

En este caso, los biólogos han comprobado que la orijama (Neochamaelea pulverulenta), un arbusto endémico de las islas Canarias, depende exclusivamente de los lagartos de mediano y gran tamaño que comen sus frutos para dispersar sus semillas.

Datos ecológicos

Orijama

Como se ha mencionado antes, en la naturaleza, existen plantas y animales que dependen de otros para poder sobrevivir y desarrollarse. El intercambio genético entre las poblaciones es de vital importancia para exista biodiversidad en el ecosistema y todo pueda fluir bien y con armonía.

Según los datos recogidos en los estudios, se ha demostrado que, debido a la desaparición de los lagartos gigantes, se ha provocado reducción drástica en la conectividad genética en las poblaciones de la orijama.

En el estudio se demuestra que los lugares donde el lagarto ha desaparecido o reducido sus poblaciones, la conectividad de estas plantas desciende bruscamente, provocando aislamiento y cambios genéticos.

Como podéis ver, cada ser vivo en un ecosistema cumple una función importante y depende de nosotros que puedan seguir cumpliendo con su función.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *