La pesca de arrastre y el peligro para la biodiversidad marina

barco de pesca de arrastre

La destrucción causada por la pesca de arrastre está devastando nuestros océanos. Este método de pesca tiene graves consecuencias para el medio ambiente, lo que lleva a una disminución de la biodiversidad, ya que trágicamente se capturan y descartan especies no deseadas, ya sea muertas o heridas. La falta de selectividad del arrastre también representa una amenaza para las áreas protegidas, incluidas las de España.

En este artículo vamos a contarte qué es la pesca de arrastre, sus consecuencias y que se está haciendo mal.

Qué es la pesca de arrastre

La pesca de arrastre y el peligro para la biodiversidad marina

El acto de pesca de arrastre, realizado por buques conocidos como arrastreros, se ha convertido en un tema cada vez más preocupante para la biodiversidad marina y el bienestar general de nuestros océanos. Este método, caracterizado por el movimiento de barrido de extensas redes a lo largo del fondo marino, tiene importantes consecuencias ecológicas. La naturaleza destructiva de la pesca de arrastre es evidente cuando las redes, parecidas a excavadoras, barren y aniquilan todo lo que encuentran a su paso.

Las consecuencias ecológicas de la pesca de arrastre, a pesar de su eficacia para capturar grandes cantidades de peces, son sustanciales. Este método degrada los ecosistemas marinos y tiene un impacto perjudicial sobre las especies vulnerables. Además, debido a su falta de selectividad, la pesca de arrastre da como resultado la captura involuntaria de diversos organismos marinos, incluidos no sólo peces sino también corales, algas, plantas e incluso objetos no biológicos como piedras y basura.

Como resultado, la biodiversidad marina se reduce significativamente. Los extensos artes de pesca, que pueden alcanzar longitudes superiores a los 220 metros, barren el fondo marino, causando mayores daños tanto al propio fondo marino como a los ecosistemas circundantes.

Consecuencias de la pesca de arrastre

pesca de arrastre

La perjudicial técnica de pesca no sólo tiene un impacto en las especies que residen en el fondo marino, sino que también altera todo el ecosistema, incluida la vital flora y fauna que lo habita. Por si fuera poco, este método de pesca también contribuye a la contaminación acústica. No podemos pasar por alto el hecho de que la biodiversidad marina no está amenazada únicamente por los arrastreros. El problema de la basura marina, particularmente los plásticos, plantea una amenaza importante que debemos abordar.

Cabe señalar que ni siquiera las zonas protegidas designadas están exentas de la práctica nociva de la pesca de arrastre. Dentro de estas áreas, los barcos no regulados operan libremente, lo que agrava el problema cuando hay falta de supervisión o se llevan a cabo actividades ilegales. Como resultado, el uso de palangres de fondo y de superficie, así como trasmallos y redes de arrastre para la pesca, contribuye significativamente a la disminución de especies en peligro de extinción.

También se están realizando actividades pesqueras dentro de zonas protegidas. Según datos oficiales de la Secretaría General de Pesca del Gobierno de España, un asombroso 75% de los buques pesqueros dedicados al arrastre de fondo en España durante 2022 se aventuraron en zonas marinas protegidas. Esto significa que de los 887 buques especializados que faenan en aguas españolas, un total de 673 desconocieron la supuesta inviolabilidad de estas zonas y desarrollaron allí sus actividades pesqueras.

Para decirlo de otra manera, estos barcos emplearon técnicas que causaron daños a los ecosistemas dentro de áreas legalmente designadas para la conservación de la biodiversidad. Aunque estas áreas están teóricamente protegidas, carecen de estrategias de gestión integrales que realmente las protejan contra la pesca de arrastre. Además, cuando dichas estrategias existen, con frecuencia resultan insuficientes.

La realidad de las áreas marinas protegidas en España queda claramente patente en estos datos. Es posible que España esté violando la ley al permitir actividades de pesca de arrastre en estas áreas designadas.

Las zonas marinas protegidas en España fueron sometidas a la asombrosa cifra de 178.223 horas de pesca de arrastre en el año 2022. Entre estas zonas destacan el canal de Menorca en las Islas Baleares, el canal submarino valles del Escarpe de Mazarrón en la Región de Murcia, y el sistema de cañones submarinos de Avilés en Asturias, entre otros.

Desafíos en el futuro

Para abordar los obstáculos que presenta el debate en torno a los mares y océanos, es vital abogar por métodos de pesca sostenibles, incluida la pesca artesanal, la pesca con palangre y la acuicultura responsable. Es imperativo hacer cumplir las medidas de conservación marina, establecer zonas protegidas y monitorear de cerca estas áreas para minimizar los efectos perjudiciales de la pesca de arrastre. Igualmente importante es la necesidad de educar al público sobre la importancia de la pesca responsable e implementar regulaciones efectivas que restrinjan el alcance de las prácticas pesqueras destructivas.

La sostenibilidad de los océanos y la biodiversidad marina se enfrenta a obstáculos considerables debido a la pesca de arrastre. Los impactos ambientales perjudiciales, como la captura incidental y la contaminación acústica, subrayan la necesidad apremiante de adoptar métodos de pesca que sean más sostenibles. Es imperativo que la industria pesquera haga una transición hacia la sostenibilidad salvaguardando las reservas marinas y abogando por la conservación marina dentro de las zonas protegidas.

Consecuencias en los ecosistemas

biodiversidad marina

Estas son algunas de las consecuencias más graves de la pesca de arrastre:

  • Destrucción del hábitat marino: El arrastre de redes a lo largo del fondo marino puede provocar la destrucción física de los hábitats submarinos, incluyendo arrecifes de coral, lechos de algas y otros ecosistemas importantes.
  • Captura incidental: La pesca de arrastre es conocida por su alta tasa de captura incidental, es decir, la captura involuntaria de especies no deseadas o no objetivo. Se niegan a pescar a menudo a especies de peces, crustáceos, mamíferos marinos y otras criaturas que no son el objetivo principal de la pesca, pero que sufren daños significativos o mueren como resultado de ser arrastradas por las redes.
  • Impacto en las poblaciones de peces: Aunque la pesca de arrastre puede ser efectiva para capturar grandes cantidades de peces en poco tiempo, también puede tener consecuencias negativas para las poblaciones de peces. La captura masiva de juveniles y la destrucción de los lugares de reproducción pueden afectar negativamente la capacidad de las poblaciones para mantenerse y recuperarse.
  • Generación de desechos y pérdida de artes de pesca: Las redes de arrastre a menudo se enganchan en objetos en el fondo marino, resultando en la pérdida de equipos de pesca y en la generación de desechos que persisten en el océano.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las consecuencias negativas de la pesca de arrastre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.