La apuesta por el carbón envenena el aire de Vietnam

La apuesta adoptada por las autoridades vietnamitas por las centrales térmicas de carbón con el fin de cumplir con el fuerte incremento de la demanda energética trae consigo el aumento de las emisiones contaminantes, convirtiendo así el aire de las principales ciudades en insalubre.

Hanoi es la ciudad más afecta, ya en el año 2017 sólo pudo disfrutar de 38 días de aire limpio, cuadriplicando los niveles medios mínimos de la OMS (la Organización Mundial de la Salud), según un nuevo informe de Green ID (el Centro Vietnamita de Innovación y Desarrollo Verde.

Al mismo tiempo que el tráfico y las industrias circundantes tienen algo que ver con las emisiones como en cualquier otra ciudad se le añade las más de 20 plantas energéticas de carbón que rodean la capital.

El informe citado anteriormente señala como uno de los principales factores este hecho, teniendo la calidad del aire en los últimos puestos del Sudeste Asiático.

Nguyen Thi Khanh, directora de Green ID, explicó en una reciente conferencia en Hanoi que:

“Países como China y Corea del Sur están dando la espalda al carbón porque supone un peligro para la salud.

Es hora de que elijamos un nuevo modo de desarrollo que no suponga el sacrificio del medio ambiente y el aire limpio”.

Sin embargo, las voces como las de Khanh, afortunadamente cada vez más numerosas, no cambian los planes de las autoridades vietnamitas, los cuales han visto en el carbón una fuente de energía barata para satisfacer las necesidades de la industria y los propios consumidores, que crecen cada año más de un 10%.

Más plantas energéticas de carbón

El tremendo progreso económico de las 3 últimas décadas ha disparado la demanda de energía, como consecuencia tenemos al medio ambiente con bastantes destrozos.

Entre los años 1991 y 2012, el PIB (Producto Interior Bruto) del país aumentó un 315% mientras que el incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero se situaban en un 937%.

Por otra parte, contando con los 26 centrales de carbón que el país tiene en funcionamiento el régimen comunista planea añadir otras 6 de aquí a 2020 y tener operativas para el 2030 al menos a unas 51 centrales de carbón, esperando de esta forma producir más de la mitad de la energía consumida, quemando unos 129 millones de toneladas de carbón al año.

En la provincia de Long An, muy próxima de Ho Chi Ming (la urbe más poblada del país y donde el aire crece de forma alarmante) se tiene prevista la construcción de una de las más potentes de estas centrales de carbón.

El Centro Vietnamita de Innovación y Desarrollo Verde estima que de cumplirse la construcción de esta central, el volumen de polvo en el aire en algunas zonas se multiplicará por 11, además el óxido de azufre se incrementará por 7 y la del óxido de nitrato por 4 respecto a los niveles establecidos en 2014.

Esto dificultará el compromiso de Vietnam de mermar sus emisiones contaminantes de aquí a 2030 en un 25%.

Muertes prematuras

Según un estudio publicado por la Universidad de Harvard y por Greenpeace la construcción y apertura de estas centrales térmicas de carbón provocarán además un fuerte aumento de las muertes prematuras del país.

Se calcula que para el año 2030 morirán más de 20.000 vietnamitas al año, unas cinco veces más que en 2011 e incluso superando la media de los países del alrededor.

Kim Yong Kim, presidente del Banco Mundial advirtió en una conferencia que:

“Si Vietnam continuaba con sus planes y los países de la región seguían el mismo camino sería un desastre para el planeta”.

Esta entidad, que ha financiado a varias plantas de carbón en Asia en los últimos años, terminará con sus ayudas a partir del 2019. Sin embargo, Vietnam recurrirá a la financiación de países como Corea del Sur, Japón y China, países donde el carbón pierde terreno y sus exigencias medioambientales son mucho más estrictas para las empresas.

Por estas razones, la alternativa sostenible que reclaman tanto el Banco Mundial como grupos ecologistas por la cantidad de horas de Sol y el potencial eólico de algunas regiones para el régimen de Hanoi no parece una prioridad.

Hoang Quoc Vuong, viceministro de Industria, justificó que:

“El impulso para avanzar seguirá siendo el de la energía generada con carbón por las dificultades técnicas y la falta de estabilidad del sol y el viento en el país”.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde


Graduado en Ciencias Ambientales y ampliando mis conocimientos, tanto a nivel profesional como personal, realizando cursos sobre la gestión de residuos, energías renovables, etc Por otra parte, soy autor del blog llamado VerdeZona con el propósito de llegar y sensibilizar al público con los problemas ambientales, aportando mi conocimiento de diversos temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.