Estufas ecológicas

Cuando llega el frío del invierno son muchas las personas que invierten parte de sus ganancias en calefacción en el hogar. Es normal querer sentirse a gusto y calentitos cuando llegamos del trabajo y hace mucho frío. Sin embargo, el uso de estufas baratas generalizado provoca diversos impactos en el medioambiente que nos hace considerarnos su uso extendido. Para evitar este tipo de daños en el medioambiente han salido a la luz las estufas ecológicas.

¿Qué es lo que convierte a una estufa en ecológica? En este post podrás conocer todo sobre su funcionamiento, características y beneficios.

Qué es una estufa ecológica

Para que una estufa sea ecológica tiene que tener características que disminuyan el impacto que provoca su uso en el medioambiente. Nos encontramos con estufas cuyos materiales utilizados durante su construcción no dañan el medioambiente. A la hora de su consumo no contaminan (o lo hacen en menor proporción) y que gastan menos que las de leña convencionales.

Una de las grandes ventajas que otorga este tipo de estufa es que mantiene perfectamente el calor que se obtiene con la leña y no deja que se pierda. Las estufas baratas convencionales tienen aperturas y fallas por las que el calor se pierde. No podemos ni imaginarnos hasta qué punto tiene importancia este aspecto. Mientras mejor se guarde todo el calor generado, mayor eficiencia tendremos. Por lo tanto, podremos conseguir el mismo efecto con menor consumo.

Esta ventaja nos ayuda a que la cocción de los alimentos se haga en menor tiempo y también contribuye a que se mantengan calientes durante más tiempo. Y es que a todos nos gusta comer un platito calentito de sopa o algún estofado en invierno para calentarnos.

Ya el simple hecho de necesitar menos leña para su funcionamiento nos hace considerar su uso por la reducción en la contaminación por emisiones de gases de efecto invernadero. Además, a menor consumo de leña tendremos un mejor aprovechamiento y conservación de los recursos naturales de los bosques.

Cuando usamos una estufa de madera convencional estamos expuestos a gases como el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, benceno y formaldehídos que dañan la salud de aquellos que lo respiran. Por ello, las estufas ecológicas evitan todo este tipo de exposiciones al no dejar que el humo se escape en el interior del hogar.

Beneficios con respecto a las convencionales

Como hemos mencionado antes, son muchos los beneficios que se obtienen de las estufas ecológicas si las comparamos con las convencionales. Estos beneficios los hemos recogido en varios puntos que analizaremos uno a uno:

  • Gracias a un uso más eficiente de la madera, los alimentos que cocinamos en estas estufas se cocerán en la mitad de tiempo. Esta velocidad de cocción nos permite un ahorro de hasta un 60% de leña.
  • Estas estufas tienen un diseño más resistente para hacer que los recursos empleados para construirla duren más y se disminuya el consumo. Además, toman un aspecto más limpio y atractivo que podrá combinar perfectamente con un estilo rústico u otros tipos de decoraciones del hogar.
  • Posee una cámara de combustión que se encuentra aislada con unos materiales resistentes a altas temperaturas. Ello hace que la combustión sea más directa y centrada. De esta forma, se consigue elevar la temperatura aún más de lo normal y con una velocidad mayor. Los materiales aislantes ayudan a proteger de quemaduras a todo aquel que la toca. Esto es ideal si hay niños cerca.
  • Los diseños están preparados para evitar las emisiones de humo hasta en un 90%. Produce mucho menos hollín que una estufa convencional y el que produce se puede limpiar muy fácil.
  • Al tener un diseño de una altura mayor, para poder cocinar no hay que agacharse como ocurre con muchos modelos campestres.

Composición de las estufas ecológicas

Vamos a saber ahora cómo están compuestas estas estufas para que sean ecológicas. Cuentan con una cámara de combustión bastante amplia donde colocar la leña. Para cocinar guisos o platillos que necesitan bastante tiempo de cocción es ideal la cámara de combustión. La cantidad de madera que le cabe es bastante grande al ser de unas dimensiones de 50 centímetros de diámetro y una altura de 30 cm.

Las hornillas son lo suficientemente grandes como para retener el calor. Las ollas quedan bien ajustada y ello hace que el humo no salga por los laterales. Esto es fundamental tanto para evitar las emisiones de humo dentro del hogar como para perder calor que podría ser utilizado para la cocción del alimento.

Disponen de túneles por los que circula el humo de manera adecuada. Suelen ser de unos 8-12 cm de diámetro, más que suficiente teniendo en cuenta el poco calor que generan. La entrada por la que se introduce la leña tienen unas dimensiones de 40×18 cm de diámetro. Este tamaño es adecuado para que podamos meter la leña sin problemas y además pueda entrar una buena porción de aire que facilite el proceso de la combustión. La entrada de la leña está ubicada a unos 7 cm del primer piso.

La chimenea es la parte por la que salen los gases, por lo que debe ser aquella que tenga mayor seguridad. El tope de la chimenea debe ser protegido para garantizar la seguridad del interior de la estufa. Ante cualquier objeto o la lluvia entrante, es mejor protegerla.

Recomendaciones durante su uso

Para cuidar bien de nuestra estufa ecológica es necesario mantener a raya algunas buenas prácticas. De lo contrario, de nada servirá tener una buena estufa ecológica si no es duradera y no le damos un buen mantenimiento.

La chimenea no podemos descuidarla. Debemos limpiarla cada 3 meses dependiendo del uso que le demos. Si es muy frecuente, podría ser una vez cada dos meses o cada mes y medio. Hay que evitar en todo momento que el conducto final quede tapado y el fuego se ahogue por falta de oxígeno.

Para no usarla en exceso, debemos acostumbrarnos a su uso. A la hora de elaborar la comida, hay que saber que los alimentos que necesiten cocción tardarán la mitad de tiempo, así que puedes empezar a hacer de comer más tarde y dedicar tiempo a otras cosas.

Por último, hay que mantener limpio los conductos de hollín. Aunque no se genere en gran cantidad, si es necesario que la estufa permanezca limpia si queremos que no se vaya deteriorando con más prisa de lo normal.

Espero que con esta información puedas conocer más acerca de las estufas ecológicas.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.

Ahorra con energía 100% verde


Categorías

Ahorro Energético

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

2 comentarios

  1.   jorge boitano dijo

    hola es impresionante lo que se puede lograr con lo ecologico

  2.   Alvaro Alvarado Montealto dijo

    Los felicito por este artículo tan bueno sobre las estufas ecológicas, unas de las ventajas es que disminuyen el uso de leña y por ende las emisiones de CO2 a la atmósfera, con la que se contribuiría de manera positiva en la conservación del clima y del bosque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.