Desertificación

perdida de suelo

Uno de los grandes impactos que genera el ser humano sobre los suelos de todo el mundo y los ecosistemas en general es la desertificación. La desertificación ha sido definida por la Convención de Lucha contra la Desertificación de las Naciones Unidas como el proceso de degradación del suelo resultante de factores como las variaciones climáticas con las actividades humanas.

En este artículo vamos a contarte todas las características, causas y consecuencias de la desertificación.

Desertización vs desertificación

sequia

Desde siempre se han generado dos corrientes para hablar de casi el mismo impacto sobre el suelo. La pérdida de suelo a través de su degradación o pérdida de fertilidad se debe principalmente a varias vías. Cuando hablamos de una vía natural a causa del aumento de los lugares desérticos o cambios en el clima de una zona se debe a un cambio natural. Por ello, se le atribuye el nombre de desertización. La desertización se puede definir como el proceso natural por el que el suelo o pierde sus propiedades o se degrada a causa de fenómenos naturales.

Una vez metemos al ser humano como variable de los impactos ambientales que se pueden dar en un lugar en cuestión ya tenemos que decir que es desertificación. La desertificación entonces se define como la degradación del suelo causada por actividades del ser humano ya sean agrarias, industriales, urbanizaciones, etc. La desertificación sea considerado como uno de los procesos por los que se implica una pérdida de suelo fértil y la incapacidad del resto del ecosistema de cumplir su función reguladora.

Debemos saber que los ecosistemas cumplen una función de suministrar bienes y servicios a los seres humanos y al resto de las especies. Por ello, si el suelo, sustento de toda la vida, no mantiene sus propiedades no puede brindar su función. Las áreas áridas, semiáridas y su húmedas secas son aquellas que tienen un mayor grado de vulnerabilidad ante la desertificación. Esto significa que al menor impacto por el ser humano pueden llegar a perder su fertilidad y todas sus propiedades.

Estadísticas

A nivel de estadística a nivel europeo, se sabe que España es el país que tiene uno de los mayores porcentajes de riesgo de sufrir desertificación. Y es que alrededor del 75% del territorio se encuentra en riesgo de sufrir este proceso de degradación del suelo. Ya se sabe que el 6% del territorio ya se ha degradado de forma irreversible y se encuentra mayoritariamente en la vertiente mediterránea, andaluza y las Islas Canarias. Estas zonas son las más degradadas ya que son más susceptibles de ser atacadas por la desertificación.

Se han hecho diversas estimaciones del cambio climático y sus consecuencias para España. Estas estimaciones no son para nada positivas y apuntan a que los periodos de sequía sean cada vez más frecuentes e intensos y esto agravará los procesos de desertificación.

Causas de la desertificación

desertificacion

Hemos dicho que el ser humano es uno dos factores fundamentales por el que sucede la desertificación. Este proceso es complejo y en términos generales es complicado determinar qué tan sólo exista un único causante. Se puede decir que es el resultado de la confluencia de diferentes factores que están provocados tanto por el clima como por la actividad del ser humano. Vamos a ver cuáles son algunas de las causas principales por las que tiene lugar el proceso de desertificación:

  • Una zona con un clima semiárido donde existan sequías estacionales y tengan lluvias poco constantes.
  • Tierras pobres en nutrientes y alta tasa de erosión del suelo.
  • Incendios forestales
  • Crisis en el sector primario que conlleva un éxodo rural quien abandonó el terrenos productivos. Como sabemos, cuando se abandona un terreno productivo acaban siendo degradado de forma natural.
  • Explotación irresponsable de los recursos hídricos que disminuye la capacidad del ecosistema de proveer de agua. También existe la contaminación de los acuíferos.
  • Crecimiento urbano desordenado en zonas costeras sobretodo.
  • Calentamiento global y disminución de precipitaciones que genera el cambio climático.

El cambio climático podemos decir que es uno de los factores que más afecta a todo el contenido orgánico del suelo de los españoles. Y es que está provocando la disminución en el carbono que contiene en los suelos de forma natural y afectar a todos ellos a sus propiedades físicas, químicas y biológicas. Los suelos que más se ven alterados son aquellas zonas húmedas en la parte del norte de la península que están perdiendo su fertilidad.

Consecuencias

avance de dunas

La desertificación es uno de los principales problemas que se tiene que pasar a nivel mundial. Y es que tienen graves repercusiones a nivel global. La desertificación genera problemas para la erradicación de la pobreza, el cuidado y la conservación del medioambiente, la sostenibilidad y la estabilidad económica, entre otros. Algunos de las principales consecuencias de este fenómeno son las siguientes:

  • Pérdida de especies animales y vegetales, suelos fértiles productivos y de diferentes ecosistemas. La pérdida general de la biodiversidad es otro de los problemas a los que se enfrenta la humanidad en este siglo. Al perder suelo productivo no sólo se afectan a las personas, sino también a la biodiversidad relacionada a ellas.
  • Disminución de la producción agrícola y comienzo de la inseguridad alimentaria. Muchos países lo pueden llegar alimentar a sus poblaciones y el hambre está aumentando en todo el mundo.
  • Alteración de los recursos naturales
  • Intensificación de las consecuencias del cambio climático dado que actúan en cadena.
  • Impactos o el desarrollo sostenible y la calidad de vida de las personas.

Ante todos estos problemas e intentan buscar diferentes soluciones como son las siguientes:

  • Reforestación y regeneración de las especies arbóreas y arbustos.
  • Una mejora en la gestión del agua a través de la reutilización de aguas depuradas, almacenamiento del agua de lluvia, desalinización y ahorro. Todas estas acciones pueden ayudar bastante a conservar el agua y sobrevivir mejor a los periodos largos de sequía.
  • Mantener el suelo mediante el uso de vallas para poder frenar el alcance de las dunas y crear barreras de árboles para proteger frente a la erosión por el viento. No digamos que el viento es un agente los ido bastante potente.
  • Enriquecimiento y fertilización del suelo a través de la regeneración de las cubiertas vegetales. Con los cultivos se puede regenerar el suelo a largo plazo.
  • Permitir el desarrollo de los brotes de especies arbóreas nativas con una poda selectiva. Con la poda selectiva se puede acelerar el crecimiento y desarrollo de las especies de forma natural.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la desertificación, sus causas y consecuencias.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.