Todo lo que debes saber sobre la compostera

Compostera casera

Cuando hablamos de reciclaje y de aprovechamiento de residuos se habla del compostaje como algo práctico para aprovechar la materia orgánica que se genera en nuestro día a día en los hogares. Para llevar a cabo el proceso de compostaje necesitamos una compostera. Una compostera es un recipiente donde se puede descomponer la materia orgánica que vamos depositando con el objetivo de obtener un abono ecológico que sirve para nutrir a nuestras plantas. Esta compostera hace una buena combinación si tenemos un jardín en nuestro hogar o un huerto ecológico.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la compostera.

Características principales

Compostera en el jardín

El recipiente de este material que sirve para poder crear abono orgánico para nuestras plantas pueden ser de diferentes tipos. Encontramos algunas compostera con materiales metálicos, madera y plásticos. Lo esencial es que esté preparado para que pueda tener algunas aperturas tanto por arriba como por abajo y en los laterales para que exista una aireación continua.

Para poder extraer el compost una vez se ha formado es necesario que tenga una tapa. Se recomienda que la parte de abajo esté en contacto con la tierra, pero no es algo esencial. Si no está en contacto con la tierra podemos realizar una apertura lateral a modo de compuerta.

Para que el compost se pueda formar de una forma estable y continua necesitamos ir depositando la materia orgánica formando capas. Una capa debe estar compuesta por materia seca entre la que tenemos ramas, cáscara de frutos secos, virutas de madera, hojas de árboles, serrín, etc. Estas capas secas las tenemos que ir alternando con otras capas de materia húmeda como lo son cáscaras de huevo, manzana, peladuras de plátano, verás, hojas de lechuga, posos de café, restos de infusiones, algo de tierra, etc.

Es de vital importancia que en las capas que es tengan humedad coloquemos algunas lombrices. Estas lombrices ayudan enormemente en la descomposición de la materia orgánica y en la mejora de la aireación. Además, podemos obtener un compost de mejor calidad. En la primera capa podemos poner varias ramas grandes otros dos de madera para que pueda facilitar la aireación. Si añadimos algunas lombrices o algo de tierra podemos generar un compost de mayor calidad. Esto es debido a que se aportarán miles de hongos y bacterias que ayudan en la descomposición de la materia orgánica.

Lo que debemos tener en cuenta que no debemos echar son restos de colillas de cigarro, restos de cítrico, huesos, cenizas de carbón, carne, restos de poda que contengan fertilizantes químicos, excrementos de animales y plásticos. Todos estos residuos pueden imposibilitar la formación de un compost de calidad y retrasar la acción de las bacterias degradantes de materia orgánica.

Cómo mantener la compostera de forma eficiente

Compostera

A continuación vamos a dar algunos consejos necesarios para que la compostera mantenga una actividad eficiente en la formación del compost. Como hemos mencionado anteriormente, la acción de la compostera es mucho más útil si contamos con un jardín o huerto ecológico en nuestro hogar. De esta forma podemos conseguir materiales y abonos caseros y ecológicos para nuestras plantas y cultivos.

Para mantener esta compostera de una forma eficiente el recipiente donde estaremos vertiendo la materia orgánica se debe cubrir para mantener un cierto grado de humedad. Además, la temperatura debe estar entre los 35 y 55 grados para que se produzca la fermentación. El proceso de formación del compost es bastante lento. El recipiente debe estar cubierto, con alta humedad y temperatura durante unos 3 o 4 meses para que pueda ir generando un compost de calidad.

Durante todo este tiempo hay que ir vigilando cada 2 semanas aproximadamente para que la humedad no sea muy alta y tampoco se esté quedando seco. Para saber esto podemos utilizar los indicadores de olor. Si está demasiado húmedo olerá a podrido. Para poder paliar esta situación debemos añadir materia seca y dejarlo airear un poco. Por otro lado, si huele a amoníaco es que hay demasiada mezcla húmeda y debemos agregar hojas secas.

Puede ser que ocurra todo lo contrario. Si la mezcla hierba bastante tiempo y está muy seco, deberemos humedecer con algo de agua o verter materia húmeda. Podemos utilizar un puñado y exprimirlo y, si sale mucha agua es que esta húmedo y si no sale en ninguna otra es que está muy seco. Lo ideal es que salgan algunas gotas cuando exprimimos un puñado de esta materia orgánica.

Para ir manteniendo un buen estado del compostaje debemos ir revolviéndolo cada dos o tres para ir y convirtiéndolo poco a poco en un abono que servirá para nuestras plantas. Este abono se irá acumulando en la parte más baja de la compostera. Si tenemos una compuerta en la parte de abajo podemos ir retirando este compost cada 5 o 6 meses. Para saber si está totalmente listo podemos coger un puñado y observa su color, color y textura. Lo ideal es que sea de un color oscuro y húmedo. No debes reconocer nada de lo que has depositado excepto algunos trozos de rama y deben oler a tierra natural cuando se recoge.

Si continuamente estas generando compost invirtiendo nuevas capas de materia orgánica la compostera podrás tener un flujo de compost constante a pesar de su larga duración de la degradación.

Ventajas de la compostera

Formación de compost

Vamos a resumir las ventajas que puede otorgar el utilizar una compostera doméstica.

  • Se reduce de forma considerable tanto el volumen como el peso de los residuos que se llevan a los vertederos e incineradoras.
  • También reducimos el consumo de abonos químicos que acaban por quemar las plantas y contaminar las aguas y suelos.
  • Produce es un abono orgánico gratis y de buena calidad.
  • Con tan sólo una capa de entre 5 y 10 centímetros de compost sirve para conservar la humedad de la tierra y reducir el consumo de agua entre un 30 y 70%.
  • Es aconsejable utilizar el compostaje casero para evitar la recogida y el transporte de toneladas de materia orgánica destinadas a la planta industrial.
  • Si se hace bien el tratamiento o no causa malos olores e incluso se puede hacer este compostaje en una terraza.
  • El compostaje doméstico no necesita nada de energía para funcionar mi tiene gastos de mantenimiento.
  • Es mucho más cómodo no tener que tirar los restos fuera de casa y no tener que comprar bolsas por lo que reducimos la cantidad de residuos plásticos.
  • El compostaje de los recibos de jardín reduce los costes para el municipio.
  • Evita que los restos de poda desborde los contenedores y ensucian las calles.

Espero que con estos consejos puedas conocer más acerca de la compostera.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde