Cómo hacer biodiesel casero

Elaborar nuestro propio biodiésel con aceite nuevo o usado es posible aunque tiene ciertos problemas.

En este artículo te hablaré como crear el biodiésel además de esos problemas mencionados pero lo primero de todo es conocer que es lo que vamos a elaborar.

El biodiesel es un biocarburante líquido obtenido a partir de los aceites vegetales siendo las materias primas más utilizadas actualmente las de colza, girasol y soja aunque se está estudiando también su obtención con cultivos de algas.

Las propiedades del biodiesel son muy parecidas a las del gasóleo (gasoil) de automoción en cuanto a densidad y número de cetano se refiere aunque posee un superior punto de inflamación con respecto al gasóleo, característica que le hace posible su mezcla con este último para el empleo en motores.

American Society for Testing and Material Standard (ASTM, asociación internacional de normativa de calidad) define el biodiesel como:

“Ésteres monoalquílicos de ácidos grasos de cadena larga derivados de lípidos renovables tales como aceites vegetales o grasas de animales, y que se emplean en motores de ignición de compresión”

No obstante, los ésteres más utilizados son los de metanol y etanol (obtenidos a partir de la transesterificación de cualquier tipo de aceites vegetales o grasas animales o de la esterificación de los ácidos grasos) debido a su bajo coste y sus ventajas químicas y físicas.

La diferencia de otros combustibles es que los biocarburantes o biocombustibles presenta la particularidad de utilizar productos vegetales como materia prima, como consecuencia es de vital importancia tener en cuenta las características de los mercados agrícolas.

Y por tanto, se tiene que destacar que el desarrollo de la industria de los biocombustibles no depende principalmente de la disponibilidad local de materia prima, sino de la existencia de una demanda suficiente.

Asegurando la existencia de la demanda de biocombustibles, el desarrollo de su mercado puede aprovecharse para potenciar otras políticas como la agrícola, favoreciendo la creación de empleo en el sector primario, la fijación de población en el ámbito rural, el desarrollo industrial y de actividades agrícolas, y reduciendo a la vez los efectos de la desertización gracias a la plantación de cultivos energéticos.

Cultivos energéticos de colza

ASTM además especifica diversas pruebas que se deben realizar a los combustibles para asegurar su correcto funcionamiento debido a que para la utilización del biodiésel como combustible de automoción se tienen que tener en cuenta las características de los ésteres que son más parecidas a las del gasoil que las del aceite vegetal sin modificar.

Ventajas e inconvenientes del biodiesel

Una de las principales ventajas que podemos encontrar de utilizar este biocombustible en vez del gasóleo es la conservación de los recursos naturales de la Tierra debido a que es una fuente de energía de origen renovable.

Otra de las ventajas es la exportación de los biocombustibles, en el caso de que se produzcan en España, de esta forma nuestra dependencia energética de los combustibles fósiles, la cual es del 80% también se reduce.

Igualmente, favorece el desarrollo y fijación de las poblaciones rurales que se dediquen a la producción de este biocombustible.

Por otro lado, ayuda a la disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera, eliminando igualmente el problema de la lluvia ácida puesto que no contienen azufre.

Al ser un producto biodegradable y no tóxico se reduce la contaminación de los suelos y los riesgos de toxicidad en cada de vertido accidental.

Aporta mayor seguridad puesto que tiene una lubricidad excelente y mayor punto de inflamación.

En cuanto a los inconvenientes podemos citar varios como el coste. Actualmente, no es competitivo frente al diésel convencional.

Respecto a las propiedades técnicas, tiene menor poder calorífico, si bien no supone una pérdida de potencia ni incremento significativo de consumo.

Por otra parte, tiene menor estabilidad a la oxidación, siendo esto importante a la hora del almacenamiento, y tiene peores propiedades en frío, que lo hace incompatible a temperaturas muy bajas. No obstante, estas dos últimas propiedades se pueden rectificar añadiendo algún aditivo.

Como podemos elaborar nuestro propio biodiésel

Obtener nuestro biodiésel es muy peligroso por los productos químicos que tenemos que emplear y por esto mismo sólo diré los pasos por encima para que no se te ocurra hacerlo en casa al menos que cumplas con todas las medidas de seguridad además de que se legalice en España, puesto que es ilegal producir este biocombustible.

Lo primero de todo es comenzar a realizar las pruebas con un litro de aceite nuevo ya que este es mucho más fácil que el aceite usado aunque lo que pretendemos en darle un segundo uso a este último aceite. Cuando tengas el control sobre el aceite nuevo puedes pasar al aceite usado y lo que necesitarías de momento es una batidora, ten en cuenta que no puedes usarla ya para otra cosa así que la batidora tiene que ser una de las viejas o una barata.

El proceso

Como hemos mencionado anteriormente, el biodiésel se obtiene a partir de grasas de origen vegetal que desde el punto de vista químico son los conocidos como triglicéridos.

Cada una de las moléculas de triglicéridos se encuentra formada por 3 moléculas de ácido graso unidas a una molécula de glicerina.

La reacción que se pretende conseguir (denominada transesterificación) para la formación de nuestro biocombustible es separar estos ácidos grasos de la glicerina ayudándonos con un catalizador, puede ser NaOH o KOH, y así poder unir y unir cada uno de ellos a una molécula de metanol o de etanol.

Productos necesarios

Uno de los productos que vamos a emplear es el alcohol. Este puede ser metanol (que forma metilésteres) o etanol (que forma etilésteres).

Aquí surge el primer problema puesto que si eliges hacer el biodiésel como metanol te diré que no se puede hacer este casero puesto que el que se encuentra disponible procede del gas natural.

Sin embargo, el etanol si se puede producir de forma casera y el disponible procede de las plantas (el resto del petróleo).

El inconveniente es que hacer biodiésel con etanol es mucho más complicado que con metanol, desde luego no es para principiantes.

Tanto el metanol como el etanol son tóxicos por los que debes tener siempre presente la seguridad.

Son substancias químicas venenosas que puede dejarte ciego o matarte, e igual que al beberlo, también hace daño al absorberlo a través de la piel y al respirar su vapor.

Para las pruebas caseras se puede emplear combustible para barbacoas que contengan metanol aunque debes de tener en cuenta que el grado de pureza debe ser de al menos del 99% y si contiene otra sustancia no servirá de nada al igual que el etanol desnaturalizado.

El catalizador, como hemos dicho pueden ser KOH o NaOH, hidróxido de potasio y sosa caústica respectivamente, uno más fácil de encontrar que el otro.

Al igual que el metanol y el etanol, la sosa la puedes comprar fácilmente pero es más difícil de manejar que el hidróxido de potasio, el cual es muy aconsejable para principiantes.

Ambos son higroscópicos, es decir, que absorben fácilmente la humedad del aire, y eso reduce su capacidad para catalizar la reacción. Hay que guardarlos siempre en recipientes cerrados herméticamente.

El proceso es el mismo con KOH que con NaOH, pero la cantidad tiene que ser 1,4 veces mayor (1,4025).

Al mezclar el metanol con el hidróxido de potasio se forma el metóxido de sodio que es altamente corrosivo y necesario para la elaboración del biodiésel.

Para el metóxido utiliza recipientes de HDPE (polietileno de gran densidad), vidrio, acero inoxidable, o esmaltados.

Materiales y utensilios (todo tiene que estar limpio y seco)

  • Un litro de aceite vegetal nuevo, sin cocinar.
  • 200 ml de metanol con pureza del 99%
  • Catalizador, que puede ser hidróxido de potasio (KOH) o hidróxido de sodio (NaOH).
  • Batidora vieja.
  • Balanza con 0,1 gr de resolución (mejor aún con una resolución de 0,01 gr)
  • Vasos de medición para el metanol y el aceite.
  • Recipiente de medio litro de HDPE blanco y translúcido y tapa de rosca.
  • Dos embudos que encajen en la boca del recipiente de HDPE, uno para el metanol y otro para el catalizador.
  • Una botella de dos litros de plástico PET (botella normal de agua o de refresco) para la sedimentación.
  • Dos botellas de dos litros de plástico PET para el lavado.
  • Termómetro.

Seguridad, muy importante

Para esto tenemos que tener en cuenta varias medidas de seguridad así como materiales de protección como:

  • Guantes resistentes a los productos que vamos a manipular, estos deben de ser largos para que cubran las mangas y así los brazos queden totalmente protegidos.
  • Delantal y gafas protectoras para cubrirnos todo el cuerpo.
  • Tener siempre agua corriente cerca al manipular estos productos.
  • El lugar de trabajo debe estar muy bien ventilado.
  • No respirar los gases. Para esto existen máscaras especiales.
  • No puede haber cerca personas ajenas al proceso, ni niños, ni mascotas.

¿Se puede crear biodiésel en cualquier hogar?

Añadiendo un poco de broma a tanta seriedad en la serie “La que se avecina” pinta muy fácil con la frase “agitando que es gerundio” pero en realidad no lo es para nada, además de altamente peligroso, y eso que sólo has visto lo fundamental, los materiales.

Sin dar muchas más instrucciones detalladas te puedo asegurar que todavía falta mucha para hacer el biodiésel puesto que lo primero de todo es necesario un filtrado del aceite usado (que es el que nos interesa), a continuación tendremos que formar el metóxido de sodio, realizar la reacción necesaria, hacer un transvase y una separación.

Igualmente debemos de comprobar la calidad del producto elaborado con la prueba del lavado y finalmente un secado.

Biodiésel casero en España

A pesar de las ventajas que puede presentar el biodiésel, en España de momento es ilegal fabricarlo de forma casera.

Algunos países si permiten la elaboración de este biocombustible e incluso venden kit de fabricación para que cualquier persona con las medidas de seguridad adecuadas pueda elaborarlo.

Personalmente aquí entra 2 factores para la ilegalidad del biodiésel casero.

El primero es que España se preocupa por nosotros y han prohibido su fabricación por la peligrosidad que ello conlleva al manipular productos químicos peligrosos.

El segundo es que a España no le interese que cualquier ciudadano puede elaborar biocombustibles por intereses económicos.

En cualquier caso, sin duda represente un freno hacia un posible cambio energético.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Categorías

Biodiesel, General

Graduado en Ciencias Ambientales y ampliando mis conocimientos, tanto a nivel profesional como personal, realizando cursos sobre la gestión de residuos, energías renovables, etc Por otra parte, soy autor del blog llamado VerdeZona con el propósito de llegar y sensibilizar al público con los problemas ambientales, aportando mi conocimiento de diversos temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.