Autoecología

estudios de la autoecologia

Dentro de la rama de la biología existe una rama conocida como ecología. Dentro de esta rama existe otra que se encarga del estudio de las especies individuales en su adaptación al entorno natural. Esta disciplina se conoce como autoecología. El objetivo de esta ciencia es elegir una especie en particular con el propósito de establecer todas las relaciones que establece con su hábitat en particular.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la autoecología, sus características e importancia.

Características principales

autoecologia

La autoecología se ayuda de todas las ciencias que aportan información sobre la especie. El ambiente donde vive también es relevante para conocer las interacciones que puede haber entre ambas partes. Todos los estudios de esta ciencia suelen elegir al individuo y estudiarlo bajo rasgos anatómicos y funcionales. A raíz de ello, establecen relaciones con el medioambiente que le rodea y la importancia que tiene.

El objetivo es reducir la complejidad de todos los factores ambientales que interfieren de algún modo en el desarrollo del individuo en concreto. Factores ambientales como son la cantidad de luz solar incidente, la temperatura, la cantidad de agua disponible, el tipo de suelo, las precipitaciones, entre otros. Para establecer todas las correlaciones que existen entre los rasgos de las formas de vida y la función del individuo en estas formas de vida, toca enfrentar los valores intrínsecos del individuo con los de su hábitat.

De esta forma, se consigue establecer cuáles son las adaptaciones que ha podido desarrollar el individuo para poder sobrevivir en este ambiente en concreto. Estas la razón por la que en la autoecología se diferencia de otras rama que también pertenece a la ecología y que se llama sinecología. Se diferencia principalmente en el nivel jerárquico al que estudia el ecosistema. Mientras que las sinecología estudia el conjunto de las especies que forman comunidades y las redes alimentarias que establecen, la autoecología solamente estudia una especie en particular con respecto a su ambiente.

Se podría decir que esta ciencia es más especializada y más detallada que la sinecología.

Objetivo de estudio de la autoecología

Como hemos mencionado antes, el objetivo principal es estudiar una especie en particular para poder conocer como establece ciertas adaptaciones para sobrevivir a su ambiente. Si extrapolar todo esto a la práctica, vemos que los diferentes estudios autoecológicos tan sólo tienen en cuenta poblaciones en particulares o incluso uno o pocos individuos de una especie. El objetivo final es establecer la correspondencia que existe entre las características de una especie en concreto con el ambiente donde se desarrolla.

Anatomía y fisiología

Para poder conocer a las interacciones entre un individuo y el ambiente es necesario conocer la anatomía y fisiología del mismo. Es aquí donde parte de un conocimiento para recopilar toda la información sobre la anatomía y el funcionamiento interno de un individuo perteneciente a una especie. Con esta información que se obtiene se puede relacionar las respuestas del organismo ante las diferentes condiciones ambientales.

Ambiente

El ambiente es el lugar donde se desarrolla la especie. También se le conoce con el nombre de habita. Tiene en cuenta el ambiente donde se desarrolla una especie dada y se encarga de recopilar toda la información posible. Una vez tenemos toda la información, se va desglosando entre los diferentes factores que influyen en mayor o menor medida a la especie. Por ejemplo, hay especies que son más influenciadas por la variación de las temperaturas, cantidad de luz, precipitaciones, etc. La existencia de cuerpos de agua dulce o salada, el tipo de suelo donde se desarrolla, etc. Pueden ser variables condicionantes para el desarrollo de una especie.

Autoecología y adaptaciones

estudios del ambiente

La autoecología también se encarga de analizar cuáles son las adaptaciones evolutivas de una especie para sobrevivir de forma permanente. Trata de establecer la forma en funciones de la especie bajo un estudio de la fisiología y el ambiente donde habita. Para ello, establecer las relaciones que existen con las limitaciones del ambiente y la forma de la especie es fundamental. La mayoría de los rasgos morfológicos o funciones internas que tiene una especie han sido moderados a causa del ambiente donde viven. Esta evolución y adaptación a las condiciones ambientales cambiantes se le conoce con el nombre de selección natural.

Es la selección natural la encargada de propiciar que tan sólo se pueden reproducir los individuos que tengan carácter es útiles es para poder enfrentarse dar las condiciones ambientales. Hablamos de condiciones que están en continuo cambio y del que se deben adaptar. El actualidad, existen cambios acelerados a como se debería de forma natural. Estamos refiriéndonos al cambio climático. El cambio climático traer consecuencias como el aumento de temperaturas, la existencia de mayor probabilidad de sequías e inundaciones, cambios en la fenología de las especies, etc. Ante estos cambios, el medio interno de los organismos se debe adaptar.

Un ejemplo de adaptación puede ser un cuerpo que posee una capa de grasa más gruesa de lo normal para poder resistir en ambientes con temperaturas más bajas. Como resultado de todos estos estudios, se conoce el conjunto de adaptaciones de una especie y la relación que tiene con los factores ambientales de su hábitat. Asimismo, se establece la amplitud de la variación de estas condiciones que son los que definen el hábitat de la especie.

Ciclo de vida y variación estacional del ambiente

plantas

Un aspecto bastante particular de la autoecología es definir la correlación que existe entre el ciclo de vida de un organismo junto con las variaciones en el medioambiente. Esto es debido a que, a lo largo del año, existen variaciones más o menos significativas que pueden llegar a marcar una estacionalidad definida. Esta estacionalidad va a variar en las diferentes partes del ciclo de vida de las especies. Por ejemplo, gran cantidad de insectos que no tienen más de un año de vida, se ve fuertemente influenciado por la estacionalidad.

Otro ejemplo se puede ver bien en las zonas templadas. En estas zonas tenemos 4 estaciones del año, mientras que en las zonas tropicales tan sólo existen dos estaciones. El ciclo de vida de especies en estos ámbitos puede desarrollar diferentes hábitos como es su alimentación, apareamiento y otros.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la autoecología y sus estudios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.