Una fisura de enormes proporciones podría quebrar parte de la barrera de hielo de la Antártida

Fisura

Seguimos nuestros quehaceres diarios en esta sociedad basada en un sistema que va consumiendo los recursos naturales a pasos agigantados que casi ni podemos medir el desgaste que produce. Es tal la desproporción en el equilibrio con la naturaleza y el planeta, que no sabemos ni las consecuencias que tendrán a un largo, medio o, como podemos saber ahora, corto plazo.

Una gigantesca fisura en la capa de hielo de la Antártida ha aumentado por 20 kilómetros en los últimos 6 meses, lo que podría despegar un área de 6.381 kilómetros cuadrados, poco menos que la provincia de Madrid, por poner un ejemplo.

Imágenes desde la barrera de hielo Larsen C capturadas por el satélite Terra de la Nasa enseñan una línea que ahora tiene una longitud de 128 kilómetros, según afirma un reporte desde la agencia aeroespacial estadounidense. Una porción de la capa de hielo, la cuarta mayor del continente, podría desprenderse.

Fisura

Los científicos están trabajando para entender los inmediatos cambios que crearía la gran grieta y qué la ha llevado a que aumentara de longitud de forma tan rápida. Project MIDAS, un grupo del Reino Unido dedicado al estudio de la barrera de hielo Larsen C, indica que el cambio climático ha cambiado la estructura del hielo, lo que podría concurrir en la posibilidad de un colapso total.

La barrera de hielo Larsen B se colapsó ya en 2002 y se ha debilitado en recientes años. Los científicos que estudian la Antártida esperan que se quiebre de forma definitiva en menos de una década.

No hay que pensar mucho sobre las consecuencias de que se desprendiera una capa de hielo de gigantescas proporciones y es el motivo para saber los efectos del cambio climático en todo el planeta. Un equilibrio que consigue que la vida siga plácidamente, pero que con el efecto de la mano del hombre…

Te puede interesar

Escribe un comentario