Esta foto de la cuidadora al lado de un rinoceronte cazado de manera furtiva muestra la codicia humana

Rinoceronte

Desde estas líneas solemos traer el constante peligro en el que se encuentran varias especies de seres vivos en nuestro planeta por la codicia humana. Gigantes de la naturaleza se encuentran a punto de la extinción por el decrépito estado de sus hábitats o por la caza furtiva a la que son sometidos.

Los rinocerontes son unos de los tantos que se encuentran en un momento muy difícil y que, si sigue siendo abatido de esta forma, tal como se enseña en esta emotiva foto, podría pronto dejar de existir sobre la faz de nuestro planeta.

El mito de que los cuernos de los rinocerontes contienen propiedades medicinales, ha sido responsable del progresivo declive de esta especie en estas recientes décadas. En realidad, el cuerno del rinoceronte está compuesto de una proteína llamada queratina (la misma que hace que el pelo y las uñas crezcan en los humanos) por lo que esos supuestos beneficios en los que se creen podrían derivar de su consumo podría ser obtenido también de sus propias uñas.

Sea como fuere, ese mito ha conseguido que la especie se vea drásticamente mermada en su número. El rinoceronte de Java fue declarado extinguido en 2011, mientras que el rinoceronte negro occidental fue clasificado de la misma forma en 2013. Las subespecies del rinoceronte negro y de Sumatra están ahora determinadas como en peligro crítico por la IUCN.

Después de la muerte de Nola, uno de los cuatro rinocerontes blancos del norte, el futuro para estas subespecies es realmente negro. Una media de tres rinocerontes son matados todos los días por sus cuernos.

Y es que los cuidadores de los parques naturales están también en el punto de mira de la caza furtiva. Con las bandas de cazadores furtivos en constante búsqueda por oportunidades para los beneficios de la caza de animales en peligro de extinción, los que se encuentran a cargo de su protección deben de estar más vigilantes que nunca por sus propias vidas.

La foto de cabecera muestra todo lo dicho sobre la codicia humana.

Te puede interesar

Escribe un comentario