Zero waste

Zero waste

Seguramente alguna vez has oído hablar del concepto de zero waste. Si no producimos al español significa residuo cero. Se trata de un movimiento revolucionario que intenta principalmente reducir al máximo la cantidad de residuos que se genera cotidianamente en la vida del ser humano. De esta forma, se consigue reducir la huella que dejamos y los impactos al medio ambiente. Además, permite que podamos aprender a vivir con menos objetos materiales y de una forma más rica en momentos y experiencias.

En este artículo vamos a hablar sobre qué es el zero waste y qué objetivos tiene.

Reglas del movimiento zero waste

Este movimiento revolucionario sigue algunas reglas claves que son las siguientes:

  • Rechazar todo aquello que no necesitamos.
  • Reducir la cantidad que necesitamos.
  • Reutilizar aquellas cosas cambiando los objetos desechables por algunas alternativas reutilizables o comprar directamente de segunda mano.
  • Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar.
  • Se podría traducir como hacer un compostaje o descomponer aquello que ya nos sirve para convertirla en nutrientes que puedan alimentar a nuestras plantas.

Uno de los objetivos principales que tiene este movimiento es el de reducir la cantidad de plásticos desechables que se generan a diario debido al gran impacto ambiental que suponen. Este movimiento lo siguen había de hoy miles y miles de personas en todo el mundo. Se trata de una adaptación ante la época que vivimos hoy en día ante la gran generación de residuos y de impactos que se provocan en el medioambiente.

No podemos negar que estos impactos están produciendo efectos negativos a nivel global desencadenando desastres como lo son el cambio climático y el aumento o del efecto invernadero. Todo aquello que generamos y que tiene un uso que ha sido utilizado es considerado un residuo. Sin embargo, podemos en reutilizarlo o reciclarlo dependiendo de sus características.

En cambio, la basura es aquello que se nombra y que ya no tiene utilidad. Un residuo si se puede reutilizarlo reciclar pero la basura no. Por ejemplo, la basura puede ser pegatinas, toallitas, tickets, etc. Ejemplos de los residuos son plásticos, papel, cartón y vidrio, entre otros.

Finalidad del movimiento zero waste

Productos

Diversos estudios y recogida de información revelan que el ser humano genera una media de 1.2 kg de basura al día. En todo el planeta se puede extrapolar y se consiga una cifra de entre 7.000 y 10.000 millones de toneladas de residuos urbanos. Dado el sistema económico que tenemos basado en el consumismo desmedido de la sociedad actual se genera un problema ambiental especialmente centrado en los países desarrollados.

Esta es la generación de comprar, usar y tirar continuamente productos que lo generan diversos impactos ambientales. Casi cualquier material que utilicemos y derrochemos es considerado un gasto innecesario de recursos y energía. Hay algunos materiales que son peores qué otros como por ejemplo lo son los plásticos. Los plásticos debemos evitar que sólo tengan un solo uso ya que tienen una mayor toxicidad y un largo período de tiempo de degradación. Genera contaminación tanto el mar como en tierra una vez que acaba su vida útil y afecta directamente a los seres vivos y al ser humano.

La finalidad de este movimiento es reducir al máximo la cantidad de residuos que generamos durante el día a día. De esta forma se reducirá también el impacto ambiental que generamos dando prioridad al poder vivir sin necesidad de consumir. Esto se pretende conseguir cuando se puede vivir en armonía con la naturaleza y la reducción de apego a cosas materiales.

Cómo realizar este movimiento

Cero residuos

Para poder unirse al movimiento zero waste debemos hacer algunas cosas:

  1. Rechazaremos todo aquello que no necesitamos. Esto es básico si queremos tener en cuenta la reducción de los residuos que vamos a generar. Tanto publicidad como otras ofertas que no nos pueden ser útil es en ese momento lo rechazaremos desde la base. Debemos preguntarnos a nosotros mismos si realmente necesitamos un producto o podemos sustituirlo por algo que ya tenemos.
  2. Reducir lo que necesitamos. Somos personas que tendemos a necesitar o a creer necesitar muchas cosas. Dentro de lo que realmente necesitamos tan sólo es de vital importancia un poco de organización, imaginación y voluntad. De esta forma, conseguimos reducir al máximo la cantidad de envases, productos desechables y todo aquello que no aportan nada significativo. Ejemplo de ello es comprar a granel, simplificar los productos de limpieza, hacen nuestros propios cosméticos, comprar champú y jabón en pastillas y no comprar agua embotellada, entre otros.
  3. Reutilizar productos sustituyendo aquellos desechables por los que son reutilizables. También podemos comprar de segunda mano si vemos que el producto está en buenas condiciones. También podemos sacar algo de beneficio económico.
  4. Reciclar todo lo que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Si la tenemos más opción que coger ese producto, podemos reciclarlo para que se pueda reincorpora de nuevo al ciclo de vida de los productos. También podemos reparar todo lo que podamos alargando la vida útil lo máximo posible y así evitamos más basura innecesaria.
  5. Podemos hacer compostaje con nuestros residuos orgánicos convirtiéndolos en nueva materia prima y nutrientes para el suelo. Si tenemos jardín podemos aprovechar al máximo.

Impactos ambientales de los residuos

Debido a que generamos millones y millones de toneladas de residuos al día estamos provocando una alteración de los ecosistemas naturales y una afección directa a los seres vivos y al ser humano. La mayoría de los residuos sólidos urbanos tienen compuestos químicos y un tiempo de descomposición bastante grande. Es aquí cuando debemos olvidar la escala de tiempo humana para tener en cuenta cuánto tarda un residuo en descomponerse.

Por ejemplo, una pajita tan sólo tiene una vida útil de unos 5 a 20 minutos y tarda más de 500 años en descomponerse por completo. Además, durante este proceso de descomposición genera una serie de microplásticos que llegan a contaminar las aguas, los suelos, a los seres vivos que ingieren y, afecta indirectamente al ser humano ya que podemos incorporarlo a través de la cadena alimenticia.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el movimiento zero waste.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde