Uso de microalgas para la descontaminación de las aguas

microalgas para descontaminar

El problema de la escasez de agua y el aumento de las sequías se están extendiendo a escala mundial. Es un problema ambiental a gran escala y de primera importancia, ya que necesitamos el agua para prácticamente todo. Sin agua no podríamos sobrevivir.

Al problema de la escasez de agua se le suma otro problema ambiental que también hace disminuir la cantidad de agua disponible: la contaminación de las aguas. La contaminación de las aguas es una de las consecuencias principales de la actividad industrial. Desde la revolución industrial, la contaminación de las aguas ha aumentado drásticamente. Todas las empresas químicas, petroquímicas, farmacéuticas, metalúrgicas y extractivas han dejado una gran carga tóxica en los cuerpos de agua alrededor del mundo. Sin embargo, desde hace dos décadas una tecnología proveniente de la misma naturaleza, se constituye como la salida a este problema. ¿Cuál es esta solución?

Las microalgas como solución a la contaminación de las aguas

La solución para paliar los problemas de la contaminación del agua reside en el uso de algas para descontaminarlas. Esta tecnología surgió hace más de 17 años. El proyecto que usa a las microalgas para la descontaminación de las aguas se llama biorremediación. Se pudo descubrir gracias a que siempre que existe agua contaminada en un ecosistema, las microalgas responden a eso, ya que tienen la capacidad de poder transformar las sustancias tóxicas en otras que no son tóxicas como las proteínas.

Estas algas son diferentes a las que conocemos. Son organismos unicelulares, no tienen raíz ni tallo. Son tan pequeñas que sólo son visibles ante un microscopio. Estas algas existen en todo el mundo y apenas se conoce un 30% de las especies que puedan existir.

¿Cómo se descontaminan las aguas?

contaminación de aguas

Estas microalgas funcionan como una especie de filtro. Tienen en su superficie unos glucopolisacáricos que actúan como velcro para atrapar las moléculas contaminantes presentes en el agua. Conforme la microalga procesa estos contaminantes los va convirtiendo en biomasa. Lo admirable es que las microalgas son más resistentes que las bacterias y no matan a otros organismos que ya habitan los ecosistemas que se van a intervenir.

Esta es una posibilidad de poder conseguir dar un paso en la reducción de agua disponible en el mundo y paliar los problemas de agua.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *