Tipos de carbón

tipos de carbon en industria

Dentro del grupo de los combustibles fósiles nos encontramos con el carbón. El carbón es aquel combustible que se pueden obtener del suelo por la acumulación de restos vegetales. Es considerado como uno de los tipos de combustibles más antiguos utilizados por el hombre. En la actualidad, se siga utilizando para generar energía u obtener algunos derivados importantes que se emplean en la industria. Existen diferentes tipos de carbón dependiendo del uso que se le va a dar

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son los diferentes tipos de carbón, sus características principales y los usos que se le dan.

El carbón como combustible

A pesar de que es un tipo de combustible fósil que abunda en el planeta, la extracción del mismo es bastante difícil y costosa. Esto hace que su extracción será vez más difícil conforme se va agotando la reservas de carbón de todo el mundo. Dependiendo del tipo de uso que se eleva a dar existen diferentes tipos de carbón. Sin embargo, todos estos tipos de carbón representan una fuente de energía con gran capacidad calorífica. Esto hace que sea uno de los combustibles por excelencia en casi todo el mundo.

Su origen procede de una roca sedimentaria de color negro que se forman como producto de la combinación de grandes cantidades de agua con restos vegetales. Como es de esperar, es un tipo de combustible que pertenece al grupo de las energías no renovables. Esto hace que la formación de carbón sea mucho más lenta en el tiempo que la velocidad de agotamiento del mismo dado su extracción. Es decir, la velocidad hará que el ser humano utilizan carbón y sus reservas es mucho más rápida que la velocidad de regeneración del mismo. Por ello, es considerado como una energía no renovable y es altamente contaminante.

En la composición del carbón encontramos gran cantidad de carbono que le otorga esta capacidad de poder calorífico. Es el combustible fósil que se encuentra con más abundancia en todo el planeta y se puede extraer a través de las minas que existen alrededor de todo el mundo.

Origen y características de los tipos de carbón

Por primera vez fue descubierto hace aproximadamente 360 millones de años durante la etapa que se conoce como el periodo carbonífero. Durante este periodo los movimientos de las placas tectónicas enterraron gran cantidad de agua y cerraron varios océanos. Todo el agua, lodo y otros elementos de origen vegetal comenzaron a tener altas temperaturas y presiones. Estas condiciones fueron las que provocaron que todo el material sedimentario experimentará ciertos cambios para convertirlos en carbón. Como es de esperar, este proceso es algo que lleva a millones de años. Por lo tanto, no se trata de un combustible que se pueda generar de forma rápida.

Gracias al proceso de la fotosíntesis que tiene lugar en las plantas y los árboles son capaces de almacenar energía y ellas mismas. Esta energía se libera a la atmósfera cuando los árboles se descomponen. Dado que durante el proceso de la fotosíntesis se almacena gran cantidad de dióxido de carbono, cuando luego este árbol se descompone liberal carbono almacenado. Esta carbono también da lugar a la formación de carbón tras su enterramiento con el paso del tiempo.

Se puede decir que el origen del carbón proceder de la acumulación de los restos vegetales que contienen energía acumulada y que originalmente estos restos tienen una composición partida entre hidrógeno, oxígeno y carbono. Dado que existen un proceso de putrefacción de la materia vegetal en descomposición, se disminuye la cantidad de oxígeno e hidrógeno que tiene el organismo. Sin embargo, se incrementa la cantidad de carbono, lo que hace que se pueda quemar y utilizar como combustible.

También hay que tener en cuenta las condiciones de formación del carbón. Aunque existan diferentes tipos de carbón, todos tienen un origen con una presión y temperatura necesarias a la que se pueda formar la roca. Dependiendo de los valores de estas variables, tendremos un carbón de mayor o menor calidad. Se suele encontrar de forma común diferentes tipos de carbón en áreas pantanosas donde ha ocurrido una gran descomposición vegetal durante años y años.

Tipos de carbón

tipos de carbón

Como hemos mencionado antes, dependiendo del origen y las características presentamos diferentes tipos de carbono. Vamos a ver cuáles son:

Turba

Se trata de un material cuya proporción de carbón es de un 55%. Se puede decir que es el tipo de carbón con menos poder calorífico que existe. Es uno de los primeros tipos de carbón que se obtienen de la extracción. El color es verde parduzco y tiene gran cantidad de agua. Esta turba también se puede emplear para la jardinería como fertilizante o sustrato.

Cuando se crema desprende bastante humo y cenizas. Por ello, es considerada como uno de los combustibles con peor calidad. Es la razón por la que se utiliza con frecuencia en diversas labores domésticas y de jardinería.

Lignito

El lignito se obtiene después de la compresión de la turba pero con un porcentaje de carbón más elevado. Al eliminar el resto de agua se eleva la cantidad de carbón a un 60-75%. Esto hace que sea un combustible considerado como un de mediana calidad. Se emplea de forma común para generar energía eléctrica rudimentaria. El color es negro y la textura áspera y gruesa.

Hulla

La hulla es un tipo de combustible que se obtiene después de la compresión de lignito en la primera etapa. Su contenido carbón es mucho más alto llegado a ser entre los 75-85%. Su textura es grasa y dura mientras que su color es negro opaco. A diferencia de los otros tipos de carbón mencionados tienen poder calorífico bastante alto. Por ello, se emplea en centrales térmicas para poder generar electricidad.

Entre otros usos que se le da a la hulla encontramos la producción de coque. Este como que se utilizan los altos hornos industriales con el objetivo de conseguir otros derivados como lo son los fenoles, vence nos y naftalenos. A la hulla también se le denomina como carbón de piedra.

Tipos de carbón: antracita

Este es el tipo de carbón considerado como más alto el poder calorífico. Su composición llega contener hasta el 95% de carbono. Este resultado de los tratamientos que se le hacen a la hulla. Su color es negro brillante y tiene una textura muy dura. Se utiliza para numerosos usos domésticos como lo es la calefacción y también se emplea en la industria para calderas. Es uno de los combustibles fósiles empleados para generar electricidad. Al ser tan caro, se emplean algunas alternativas más económicas como lo es el gas natural.

El uso principal de seriedad antracita es para la producción de carbón de coque. Es el carbón que menos residuos libera, por lo que se le considera el más limpio.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los diferentes tipos de carbón.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.