Subastas renovables

Importancia de las subastas renovables

En España la energía renovable funciona mediante subastas. Una subasta es capaz de permitir que las instalaciones que tienen que ver con las energías renovables reciban una ayuda pública para su instalación. De esta forma se puede reactivar de nuevo la función de las energías alternativas en nuestro país de cara al mercado nacional. Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte la importancia que tienen las subastas renovables.

Si quieres saber más sobre cómo funcionan las subastas renovables, éste es tu post.

Qué son las subastas renovables

Energias renovables

A causa del impuesto sol aprobado por el gobierno del PP a manos de Mariano Rajoy se estableció el impuesto a todas aquellas instalaciones que funcionaban con energías renovables. Tras estar bastantes años con el sector renovable paralizado se ha podido realizar nuevas subastas renovables en España que han permitido que las instalaciones que funcionan con esta energía verde puedan recibir ayuda del estado para su instalación y su funcionamiento. Es así como conseguimos que de nuevo las energías renovables puedan tener su hueco en el mercado nacional.

Las subastas renovables son aquellos eventos que sirven para asignar del régimen retributivo específico a nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica que funcionen a partir de las fuentes de energía renovables. Esta subasta es realmente complicada y tiene una normativa muy extensa y difícil de entender. Tras varios años de funcionamiento o estas subastas han sido modificadas después de los dudosos resultados que se han obtenido en algunas ocasiones. En estos resultados se han adjudicado todos los megavatios sin ningún tipo de prima. Esto es, a precio del pool. Cuando esto se escucha se puede pensar que es una buena noticia pero existen muchas dudas sobre si los megavatios que se han adjudicado finalmente se llegarán a construir algún día. Para terminar instalando las instalaciones a precio de mercado nadie se presenta a una subasta.

Funcionamiento de las subastas renovables

Instalaciones renovables

Vamos a intentar explicar un poco de forma detallada y sencilla cómo funcionan las subastas renovables. Lo normal es que el volumen total de potencia que se suele subastar son 2.000 megavatios con otros 1.000 megavatios que proceden del ministerio y se dejan en la recámara en caso de que se cumplan algunas de las condiciones que sean establecido. Sin ningún tipo de discriminación, todos los megavatios que se subastan son enteramente para las tecnologías que funcionan con las renovables.

En esta subasta se puede ofertar tanto parques eólicos, como instalaciones fotovoltaicas, termosolares, hidráulicas y de biomasa. Hay gente que extienda algunos rumores en los que dicen que los 1.000 megavatios ofertados adicionales por parte del ministerio están reservados para las energías renovables que funcionan con paneles fotovoltaicos. Esto puede llegar a tener algún sentido puesto que nuestro país tiene un gran potencial en este tipo de energías debido a la gran cantidad de horas de sol que tenemos al cabo del año.

Todas las empresas que deciden participar en las subastas renovables han tenido que depositar un aval de 60.000 euros para cada megavatio que se ofertará. Este aval se acaba perdiendo total o parcialmente si finalmente son adjudicadas y no cumplen una serie de hitos que ser impuesto por el ministerio. Uno de los aspectos que más llama la atención en el mundo de las subastas renovables es que el objetivo es dar una ayuda económica para poder potenciar la cantidad de energía instalada y no la energía que se genera. Esto es, las empresas deberán cobrar una cantidad concreta por cada megavatio que consigan en la subasta y que finalmente acaben construyendo independientemente de que después esa instalación genere el más cantidad energía o menos.

Por la energía que se genera en las instalaciones se cobrarán a precio del pool. La idea de este tipo de subastas es la de poder fomentar la generación de energía renovable con menor coste y que implique una mayor participación por parte de todas las empresas y el gobierno. Las energía renovables en nuestro país siempre se habían cobrado con una prima según la energía que se generaba y nunca con la potencia que había instalada.

Subasta marginalista

Subastas renovables

Como en todas las subastas que se pueden celebrar en el mundo el objetivo final es colocar un precio final fijo. Este caso es el que intenta que este precio se venda algo más bajo de lo normal en cuanto al porcentaje de la ayuda que va otorgar el gobierno. Con esta ayuda se debe marcar cuanto estás dispuesto a renunciar por instalar una generación de energía renovable. Se trata de un tipo de subasta marginalista donde todas las ofertas se van ordenando desde la más barata a la más cara. El objetivo final de la última oferta es la de llenar el cupo que será la que se cobren el resto de los participantes.

Casi toda la industria tiene claro que la subasta terminará siendo aún precio cero. Esto significa que no existirá ningún tipo de ayuda pública. El objetivo principal por el que no se instala la generación de energía renovable y cuando no hay subastas es que, si eres adjudicado y ejecutas el proyecto con éxito, el ministerio de garantizar a un precio mínimo cobrar por la energía que vendas en el mercado. Este precio en el mercado mayorista un pool sueles bajar de forma importante en dos años siguientes.

¿Qué ocurre en caso de que haya un empate en la subasta? En esta situación se hace una discriminación por tecnologías en la que son beneficiadas todas aquellas que tienen más horas equivalentes. Es decir, todas aquellas tecnologías que son capaces de producir más energía por unidad de tiempo. Estas cifras suelen ser prácticamente imposibles de conseguir a la hora de la verdad pero que sirven de referencia a la hora de discriminar las tecnologías en caso de empate.

¿Qué ocurre después de las subastas renovables?

Una vez ha finalizado las subastas renovables y se han adjudicado todos los megavatios es el momento en el que todas las empresas que se han adjudicado parte de esos megavatios pongan en marcha los proyectos necesarios para poder construir las instalaciones que puedan generar la cantidad energía igual a la que se han adjudicado.

Los plazos que se dan en estas subastas renovables son pequeñas y controlados por parte de la administración. Es el ministerio el que ha colocado una serie de hitos de control por el que las empresas deben avanzar en sus proyectos dentro de los plazos.

Espero que con esta información puedan conocer más acerca de la subastas renovables.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Carlos dijo

    Por el amor a su lengua materna, revise el texto.
    No haga que los licenciados parezcamos analfabetos.

    Gracias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde