Sostenibilidad ambiental, tipos, medición y objetivos

planeta verde sostenibilidad

Cuando nos referimos a sustentabilidad o sostenibilidad en ecología describimos cómo los sistemas biológicos se “sostienen” diversos, nos sirven como recurso y son productivos con el paso del tiempo.

Es decir, hablamos del equilibrio de una especie con los recursos del entorno. Según el informe Brundtland de 1987 refiriéndonos a nosotros mismo como especie, la sostenibilidad se aplica a la explotación de un recurso por debajo del límite de renovación natural del mismo.

Tipos de sostenibilidad

La sostenibilidad busca un ideal común y por eso mismo es un proceso socio-económico.

Dicho esto, podemos afirmar que existen varios tipos de sostenibilidad.

Sostenibilidad política

Redistribuye el poder político y económico, hace que existan reglas congruentes en el país, que tengamos un gobierno seguro y establece un marco jurídico garantizando el respeto a las personas y el ambiente.

Fomenta las relaciones solidarias entre comunidades y regiones mejorando así la calidad de vida y disminuyendo la dependencia de las comunidades, generando de esta forma estructuras democráticas.

círculo política de sostenibilidad

Sostenibilidad económica

Cuando hablamos de esta sostenibilidad nos referimos a la capacidad de generar riqueza en cantidades equitativas y adecuadas para los distintos ámbitos sociales, para establecer poblaciones que sean totalmente capaces y solventes de sus propios problemas económicos, que puedan por ellos mismos de incrementar la producción y de fortalecer el consumo en sectores de producción monetaria.

Por esto, si la sostenibilidad es un equilibrio, este tipo de sostenibilidad es un equilibrio entre la naturaleza y el hombre, un equilibrio que busca satisfacer las necesidades actuales sin llegar a sacrificar las futuras generaciones.

Sostenibilidad ambiental

Este tipo de sostenibilidad es la más importante (por ser estudiada en nuestros respectivos campos enseñanza) y objeto de “análisis” en este artículo.

Se refiere nada más ni menos que a la capacidad de poder mantener los aspectos biológicos en su productividad y diversidad a lo largo del tiempo. De esta forma se consigue la preservación de los recursos naturales.

Esta sostenibilidad fomenta las responsabilidades conscientes sobre los ecológico y hace crecer el desarrollo humano cuidando y respetando el ambiente donde vive.

Medición de la sostenibilidad ambiental

Las medidas de sostenibilidad sean del tipo ambiental u otro tipo, son medidas cuantitativas en fases de desarrollo para poder formular métodos de manejo ambiental.

Las 3 mejores medidas a día de hoy son el Índice de Sostenibilidad Ambiental, el Índice de Desempeño Ambiental y el triple resultado.

Índice de Sostenibilidad

Este es un índice reciente y es una iniciativa del Global Leaders for Tomorrow Environmental Task Force del World Economic Forum.

El Índice de Sostenibilidad Ambiental o Environmental Sustainability Index, para abreviarlo el ESI, es un indicador indexado, jerárquicamente estructurado, que comprende 67 variables de igual peso ponderado en el total (a su vez estructuradas en 5 componentes, a su vez consistentes en 22 factores).

De esta forma, el ESI combina 22 indicadores medioambientales que van desde la calidad del aire, la reducción de deshechos hasta la protección de bienes comunes internacionales.

La calificación obtenida por cada país es desglosada en 67 materias más específicas, como la medición del dióxido de azufre en el aire urbano y muertes asociadas a malas condiciones sanitarias.

El ESI mide cinco puntos centrales:

  1. El estado de los sistemas medioambientales de cada país.
  2. El éxito obtenido en la tarea de reducir los principales problemas en los sistemas ambientales.
  3. Los progresos en la protección de sus ciudadanos por eventuales daños medio ambientales.
  4. La capacidad social e institucional que cada nación tenga para tomar acciones relativas al medio ambiente.
  5. Nivel de administración que posea cada país.

Este es un índice que como agregación meganumeraria, tiene como objetivo ser “sopesado” con el PIB y el Índice de Competitividad Internacional (ICI), a fin de complementar información sustantiva, que oriente en mejor forma la toma de decisiones y el diseño y ejecución de políticas.

El rango de variables ambientales que incluye resulta sumamente completo (concentraciones y emisiones de contaminantes, calidad y cantidad de aguas, consumo y eficiencia energética, zonas exclusivas para vehículos, uso de agroquímicos, crecimiento poblacional, percepción de la corrupción, gestión ambiental, etc.), aunque los propios autores reconocen que hay variables muy interesantes sobre las que no se tiene información.

La información que arrojan los primeros resultados de este índice parece ser coherente con lo que se puede observar de la realidad, teniendo mejor valor del ESI países como Suecia, Canadá, Dinamarca y Nueva Zelandia.

Índice de Desempeño Ambiental

Conocido por las siglas EPI del inglés Environmental Performance Index es un método para cuantificar y clasificar numéricamente el desempeño ambiental de las políticas de un país.

Las variables que se tienen en cuenta para el cálculo del EPI se dividen en 2 objetivos: la vitalidad de los ecosistemas y la salud ambiental.

Asimismo, la salud ambiental se divide en categorías políticas, concretamente 3 que son:

  1. Los efectos de la calidad del aire en la salud.
  2. Saneamiento básico y agua potable.
  3. El impacto del ambiente en la salud.

Y la vitalidad ambiental se divide en 5 categorías políticas también que son:

  1. Recursos naturales productivos.
  2. Biodiversidad y hábitat.
  3. Recursos hídricos.
  4. Efectos de la contaminación del aire en los ecosistemas.
  5. Cambio climático.

Junto con todas estas categorías y para obtener el resultado del índice se tienen en cuenta 25 indicadores para sus evaluaciones pertinentes (señalados en la imagen siguiente).

Indicadores ambientales del EPI

Triple resultado

La triple cuenta de resultados o el triple resultado no es más que un término relativo a los negocios sustentables, haciendo referencia al desempeño que ocasiona una empresa expresado en tres dimensiones: social, económica y ambiental.

Las evidencias de desempeño en relación con el triple resultado se manifiestan en los informes de sustentabilidad o responsabilidad social corporativa.

Además, una organización con buen desempeño en términos contables de triple resultado tendría como consecuencia la maximización de su beneficio económico y responsabilidad ambiental, así como la minimización o eliminación de sus externalidades negativas, haciendo énfasis en la responsabilidad social de la organización ante los grupos de interés, y no sólo ante los accionistas.

Objetivos de la sostenibilidad ambiental

La sostenibilidad se enfrenta a grandes problemas en el mundo actual y uno de ellos es la necesidad que existe de apostar de forma definitiva por las energías renovables que tanto apoyamos en este blog.

Y es que el consumo de energías tradicionales supone un desgaste ambiental que pronto será irreversible.

Es por esta razón que el primer objetivo que tiene que alcanzar la sostenibilidad (y me refiero a la general, no sólo la ambiental) es conseguir crear una conciencia global.

conciencia global sostenibilidad

Debemos de entender que existimos en un planeta interconectado, que lo que hacemos llega a afectar a los demás y nuestras decisiones buenas o malas, se repercutirán en nuestros hijos e hijas en un futuro cercano.

Poco a poco esa conciencia va tomando forma ya que se ven muchas iniciativas muy buenas en diversos países para propiciar una sostenibilidad adecuada.

El caso más cercano es el del proyecto Barcelona Smart City, que en la categoría de Barcelona+sostenible, ha creado un mapa colaborativo donde se agrupan todas las iniciativas sostenibles de la ciudad. Una herramienta más que interesante para no perder de vista todas las iniciativas que se están llevando a cabo.

Sostenibilidad en tu hogar

¿Puede existir la sostenibilidad en tu hogar?

Hoy en día somos más los que tenemos pensado en tener una casa sostenible, son geniales puesto que tiene en cuenta diferentes factores, como su orientación, la energía que utiliza (sobre todo solar), los espacios abiertos qué incluye y cómo está aislada para evitar la pérdida de energía.

Todas estas mejoras hacen que ahorre energía y que sea menos contaminante, y son obras de sostenibilidad que te puedes plantear hacer a largo plazo para contribuir tú mismo a la salud del planeta.

De hecho, puedes visitar 2 artículos sobre arquitectura bioclimática bastantes interesantes:

  1. Ahorro energético en las viviendas. Arquitectura bioclimática.
  2. Arquitectura bioclimática. Un ejemplo con mi casa.

Características de las ciudades sostenibles

Vivir en un hogar totalmente sostenible es muy gratificante, pero si pensamos a mayor escala, ¿cuáles son las características de las ciudades sostenibles?

Las ciudades que reciben el nombre de ser sostenibles tienen que contar con las siguientes características:

Desarrollo urbano y sistemas de movilidad.

Los espacios públicos y las zonas verdes se respetan; los desplazamientos no toman mucho tiempo (congestión tolerable), y los vehículos y las personas conviven armoniosamente.

El transporte público es eficiente, y el transporte privado aminora su crecimiento.

Gestión integral de residuos sólidos, agua y saneamiento.

Los residuos sólidos son recogidos, separados, almacenados adecuadamente y reciclados para generar valor un porcentaje importante de los mismos.

Las aguas residuales son tratadas y recicladas a las fuentes de agua naturales, lo cual mitiga la degradación ambiental.

Estas fuentes de agua (costas, lagos, ríos) se respetan y tienen niveles de saneamiento adecuados para el ser humano.

Los ríos urbanos se integran activamente a la vida de la ciudad.

Preservación de los activos ambientales.

Las costas, los lagos y las montañas son protegidos e integrados al desarrollo urbano de la ciudad, por lo que pueden ser aprovechados para la vida ciudadana y el desarrollo de la ciudad.

Mecanismos de eficiencia energética.

Estas ciudades implementan nuevas tecnologías o procedimientos para reducir el consumo de electricidad. Además, le apuntan al uso de energía renovable.

Plan de residencia ante los impactos del cambio climático.

Las zonas vulnerables en las que se asientan las personas para vivir se reducen en vez de aumentar, ya que hay un plan de vivienda alterno y el mismo puede ser ejecutado.

Cuentas fiscales organizadas y adecuada conectividad. 

Hay cuentas claras y transparentes, la penetración de internet aumenta, la velocidad de conexión es adecuada y se emigra hacia la digitalización de los servicios públicos.

Índices positivos de seguridad ciudadana.

Los habitantes sienten que pueden convivir tranquilamente porque la incidencia de delitos y de crimen organizado va bajando y tiende a estabilizarse en niveles bajos.

Participación ciudadana.

La comunidad hace uso de los recursos de comunicación, como las aplicaciones móviles, para discutir sobre cómo solucionar los problemas para mejorar la ciudad.

Se organiza la sociedad civil y el resto de los actores locales para poder tener un peso en la acción diaria de la vida de la ciudad.

Te dejo con esta última imagen donde puedes comprobar cuáles son las ciudades más sostenibles y las que menos.

 

ciudades más y menos sostenibles

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *