Se llega un acuerdo en la UE para las emisiones de gases

emisiones de gases de efecto invernadero

Para poder combatir el cambio climático han surgido numerosos pactos e ideas para poder reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Con el Acuerdo de París todos los países que están dentro, intentarán reducir las emisiones de CO2 para el año 2050.

El consejo de ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea (UE) ha alcanzado una posición común para reformar el sistema de comercio de emisiones de la Unión Europea (ETS) para el período 2021-2030. ¿Qué conseguirán con ello?

Paquete legislativo para reducir las emisiones

ministros medioambiente UE

Desde la firma del Acuerdo de París en diciembre de 2015 se han estado regulando y estudiando maneras de poder reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sin frenar la economía y el desarrollo de los países. Si las instituciones comunitarias consiguen llegar a un acuerdo definitivo, se convertirá en el primer gran paquete legislativo para poder frenar los efectos del calentamiento global. Este paquete legislativo compromete a la Unión Europea a reducir las emisiones en un 43% en relación a las del año 2005.

Este acuerdo entre ministros de Medio Ambiente que se ha adoptado hoy en Bruselas, ha sido respaldado por 19 países. Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Energía y Acción por el Clima, ha recalcado que el ETS es la base de la política en la lucha contra el cambio climático. También ha subrayado la importancia de este acuerdo que se ha conseguido en mitad de tiempos en los que la política ambiental está sufriendo cambios y que hay que valorar el esfuerzo que se está realizando.

¿Cómo funciona el ETS?

comercio de derechos de emisión

El ETS lleva en funcionamiento desde el año 2005 y es el primer sistema en todo el mundo que controla las emisiones contaminantes a la atmósfera por parte de los países. Hasta hoy día, es el sistema de control de emisiones más amplio y completo que hay. Para poder alcanzar un equilibrio en las emisiones y reducir los efectos sobre el clima, este ETS se debe reformar sin que las firmas industriales deslocalicen su producción fuera de la UE.

El ETS representa el 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea y se aplica a 11.000 plantas industriales con gran consumo de energía, los productores de energía y las compañías aéreas, de forma que cada Estado otorga permisos de emisión para cada planta, mientras los límites se van endureciendo progresivamente.

Entonces, para poder mantenerse a los márgenes y ayudar en la reducción de las emisiones de gases de invernadero, las empresas pueden elegir invertir parte de sus ingresos en tecnologías limpias que no contaminen, como por ejemplo las energías renovables, o comprar los derechos de emisión en el mercado a países que no emitan sus gases.

Personalmente, esta es una medida un poco irónica. Si se pretende reducir las emisiones globales y comenzamos a comprar derechos de emisión a otros países, la cantidad de gases que podríamos dejar de emitir se reduce, y al fin y al cabo, todo seguiría igual. Países con más emisiones tendrían más actividad económica y más riqueza y, por otro lado, países que no emiten sus gases estarían limitados en su crecimiento económico.

Claro que también cabe mencionar el hecho de que hoy día, contaminar más no significa tener mejor desarrollo económico. En países desarrollados cuya tecnología limpia y energías renovables está en auge y avanzada, pueden aumentar sus actividades económicas y el PIB del país sin necesidad de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera o usar combustibles fósiles en sus actividades industriales.

La demanda del petróleo cae y con ella los precios

la demanda de petroleo se reduce

El precio de los derechos de emisión rondan los 25 euros por cada tonelada de CO2 que emitimos a la atmósfera. Sin embargo, con el desarrollo de las energías alternativas, el uso de los combustibles fósiles se reduce y, por lo tanto, al bajar la demanda, bajan los precios. Además, esta caída de precios se atribuye también a la crisis económica. Esto conlleva a que los precios se hayan reducido tanto, que el derecho de emisión en 2016 valía sólo 4 euros la tonelada.

Se espera que las tres instituciones alcancen un acuerdo antes del verano para modificar un sistema concebido para luchar contra el incremento de los gases de efecto invernadero y que la UE pueda cumplir sus metas climáticas.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Escribe un comentario