Savia bruta y savia elaborada

plantas vasculares

Al igual que los seres humanos tenemos un sistema circulatorio, las plantas tienen otro tipo de vascularización. Obviamente, estamos hablando de las plantas vasculares. Se trata de la savia bruta y savia elaborada. En este caso, esta savia es la que recorre todo el organismo para nutrir a la planta. Sin embargo, muchas personas se preguntan cuál es la diferencia entre ellas, las características y función.

Por esta razón, vamos a centrar este artículo en contarte qué es la savia bruta y savia elaborada y todo lo que debes saber sobre ellas.

Qué es la savia bruta y savia elaborada

savia bruta y savia elaborada conductos

La sustancia líquida transportada a través de los tejidos conductores de las plantas se denomina savia, uno de los diversos tejidos vegetales que existen. Gracias a la producción de savia, las plantas pueden crear su propia fuente de alimento. Pero, ¿qué forma el jugo? Los jugos de plantas contienen una gran cantidad de sales inorgánicas, aminoácidos y hormonas. Sin embargo, esta sustancia líquida está compuesta principalmente por agua, concretamente en un 98%, aunque esto puede variar de una especie a otra.

Hay dos tipos de savia en las plantas: savia bruta y savia elaborada. La savia bruta se forma característicamente en las raíces y se transporta a través del xilema al resto de la planta. Tras la fotosíntesis, se convierte en savia elaborada, que es transportada por el floema desde las hojas hasta las raíces en sentido contrario.

Es importante saber que la producción de savia en la gran mayoría de las especies coincide con periodos de alta temperatura para mejorar el crecimiento de nuestras plantas. Por este motivo, la mayor parte de las podas se realizan en invierno para evitar la pérdida de este material vital para la vida vegetal.

Tipos de savia

savia bruta y savia elaborada

La savia es transportada por los tejidos conductores de la planta: xilema y floema. Cada uno de ellos se encarga de transportar dos tipos de savia existentes:

  • Savia bruta: Es una sustancia líquida formada después de que las raíces absorben agua y sales minerales. Este se transporta desde las raíces hasta las hojas en contenedores de madera.
  • Savia elaborada: Es el resultado de la transformación fotosintética del jugo crudo. Gracias al floema, se transporta en sentido contrario, llevando alimento desde las hojas y tallos a través de vasos sanguíneos conductores hasta pasar por los vasos a las raíces. La savia bien elaborada es un verdadero alimento para las plantas, ya que no solo contiene agua y sales minerales, sino también azúcares y fitoreguladores.

Funciones principales

xilema y floema

Estas son las principales funciones de la savia:

  • La función principal de la savia es nutrir la planta para que pueda desarrollarse y funcionar correctamente.
  • La savia se encarga de transportar micro y macro elementos a las hojas para la fotosíntesis, que lleva el alimento a todas las partes de la planta.
  • Una vez que esta sustancia se convierte en jugo procesado, no solo se usa como alimento para la planta en sí, sino también como fuente de alimento para animales e incluso humanos. De hecho, ciertos tipos de savia producida por diferentes especies de plantas también tienen propiedades medicinales. La savia de abedul, por ejemplo, es conocida por esto.
  • Gracias a la savia, las plantas pueden mejorar su propia regulación del calor a través de la transpiración de las hojas y tallos de la planta.

La forma en que la savia llega a la parte superior es por transporte contra la gravedad gracias al xilema. A través de este conducto, el agua y las sales minerales captadas por las raíces del árbol desde el propio suelo son transportadas para llegar finalmente a todas las partes de la planta, incluidas las copas de los árboles.

El xilema y el floema son los encargados de transportar la savia. La savia bruta a través del xilema ha hecho el largo recorrido por todos los puntos que alcanza, aportando los nutrientes necesarios a las hojas, que son las responsables de la mayor parte de la fotosíntesis, convirtiéndola así en la savia elaborada. Rico en hidratos de carbono, este es transportado por el floema, otro conducto encargado de asegurar el transporte de nutrientes. Finalmente, esta savia elaborada tomará la ruta opuesta para llevar el alimento al resto de la planta. Desde las raíces, pasando por el tronco, hasta el follaje que cubre la copa.

Diferencias entre la savia bruta y savia elaborada

La savia bruta es la que es trasladada por el xilema y se compone de agua, elementos minerales, reguladores del crecimiento y otras sustancias disueltas. Se mueve desde las raíces hasta las hojas a través de fuertes tubos. Está formada por agua y diferentes sales minerales inorgánicas, que las raíces extraen del suelo a través de los pelos radiculares y la transportan a través de vasos leñosos o ascendentes llamados xilema. Esta savia se transfiere a las hojas donde la fotosíntesis la convierte en savia elaborada. La forma en que se transportaba esta savia ha causado mucha controversia.

Por otro lado, la savia elaborada es transportada por el floema desde el origen de su formación, en hojas y tallos verdes hacia las raíces. Se compone de agua, azúcares, aminoácidos, vitaminas, ácidos orgánicos, minerales disueltos y reguladores de plantas.

Transporte de la savia elaborada

Se emplea la hipótesis de flujo de presión como técnica de entrega de la savia elaborada. La hipótesis del flujo de presión explica el desplazamiento de la savia elaborada, dado que el movimiento del fluido en el floema está determinado por el uso y la producción de azúcar. Se propuso en esta hipótesis que los diferenciales de presión hidrostática creados por la ósmosis conducen al movimiento de la savia elaborada desde las fuentes (hojas maduras y raíces que almacenan material) hasta los sumideros (puntas de raíces, hojas desplegadas, flores y órganos).

La sacarosa y otros nutrientes fabricados por las células del parénquima de la clorofila ingresan a las células acompañantes del floema en las nervaduras de las hojas por transporte activo y, una vez allí, se mueven por difusión hacia los tubos cribosos. Dentro del tamiz, el aumento de solutos hace que entre agua desde los vasos del xilema por ósmosis. Cuando entra agua, la presión hidrostática en el interior del tubo aumenta, empujando la savia producida por el floema.

Una vez que llega al sumidero, la sacarosa se bombea a las células y se usa para formar moléculas de reserva como el almidón o la celulosa, que son moléculas estructurales. A medida que la sacarosa disminuye en el tamiz, el agua se filtra hacia los vasos del xilema, lo que provoca una disminución de la presión hidrostática.

La diferencia en la presión hidrostática entre la fuente y el sumidero, creada por ósmosis, es lo que hace que la savia elaborada se mueva de la fuente al sumidero.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la savia bruta y savia elaborada


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.