¿Por qué hay rocas gigantescas en los acantilados y playas?

Es posible que alguna que otra vez que hayas caminado por la playa o cerca de algún acantilado has podido observar una roca gigantesca en la cima del mismo acantilado o en mitad de la playa. ¿Has pensado alguna vez cómo ha llegado hasta ahí?

Los científicos pensaban que el desplazamiento de tales rocas estaba atribuido a las poderosas olas que tienen lugar durante los tsunamis. Sin embargo, se ha descubierto que esto no es así únicamente. Entonces, ¿qué hace falta para mover este tipo de rocas?

Mover rocas de 600 toneladas

Los científicos no podían dar otro tipo de explicación para el desplazamiento de rocas de hasta 600 toneladas de peso que no fuera la fuerza de un tsunami. Sólo las gigantescas olas de los tsunamis son capaces de mover rocas tan grandes y pesadas.

Las olas, por muy grandes que sean, sólo pueden mover objetos de hasta 200 toneladas. Entonces, los científicos no podían explicar el por qué de la presencia de ese tipo de rocas tan grande en lugares como estos.

Un grupo de investigadores del William College en Massachusetts, Estados Unidos, ha descubierto que no es necesario que se produzcan tsunamis para mover rocas de este tamaño.

El estudio ha sido liderado por Rónadh Cox y publicado en la revista Earth-Science Reviews. Según el estudio las olas más gigantes, llamadas vagabundas, son capaces de trasladar objetos de hasta 620 toneladas de peso, lo cual explicaría que el impacto de las grandes olas que se generan durante las tormentas podría ser más poderoso y peligroso de lo que pensamos.

Análisis del movimiento y desplazamiento

El equipo liderado por Cox ha estado analizando el movimiento de una serie de rocas en la costa oeste de Irlanda durante el invierno de 2013 y 2014. Para analizar el desplazamiento se tomaron fotos antes y después de varias tormentas sucedidas durante ese periodo. Tras las tormentas, las fotos revelaron que una de esas rocas gigantescas fotografiadas con 620 toneladas de peso, se había desplazado 2,5 metros.

Claro que,  a simple vista, 2,5 metros de desplazamiento no puede suponer un peligro. Sin embargo, las tormentas se van sucediendo de una forma constante y anual, por lo que las rocas pueden acabar desplazadas mucha más distancia.

Las marcas provocadas por el fuerte oleaje en otras rocas hace pensar que las olas son capaces de mover objetos incluso más pesados que estas rocas. Esto no se ha podido comprobar en el tiempo que ha abarcado el estudio, pero es una estimación que creen oportuna.

Además de la roca que se desplazó 2,5 metros, los investigadores han estado estudiando el patrón de movimiento de otras miles de rocas más pequeñas. Este estudio nos hace tener una idea más o menos elaborada de cómo las fuerzas de las olas provocadas por las tormentas en estas zonas y otras regiones similares pueden producir impactos en objetos tan pesados que superan las 600 toneladas.

Defenderse y planificar

Ante esta situación, lo mejor es planificar una defensa y un sistema de vigilancia ante el desplazamiento de objetos tan pesados que puedan dañar infraestructuras o la costa. Para ello, el análisis del movimiento de las rocas puede servir de predicción para estimar el impacto de las olas sobre la costa y poder evaluar de una forma más precisa los daños que se puedan provocar.

“Una ola que puede mover una roca de 600 toneladas puede también mover cualquier cosa de 600 toneladas. Y si las tormentas aumentan, como podría ser el caso en vista del cambio climático, la fuerza de esta clase de olas que actualmente azotan zonas costeras expuestas podría llegar hasta zonas costeras que hoy día no están afectadas por ellas”, afirmó Cox.

Por ello, es importante conocer la fuerza que pueden llegar a tener las olas vagabundas, puesto que, si son capaces de mover hasta objetos de 600 toneladas de peso, puede hacer mucho daño en las cosas. Es importante saberlo para planificar bien la defensa de las costas y zonas vulnerables.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.

Ahorra con energía 100% verde


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.