Residuos de la planta de la piña como sustitutivo del petróleo

Plantas de piña para sustituir al petróleo

Hoy día, a pesar de la evolución de las energías renovables en todo el mundo, los combustibles fósiles, entre ellos el petróleo sigue aun siendo uno de los recursos más importantes del mundo. Muchísimos de los elementos que empleamos en nuestro día a día provienen del petróleo. Por ejemplo, los plásticos, muchos medicamentos, algunas chucherías, los combustibles, etc. Provienen del petróleo.

Ante esta utilidad tan importante y sus diversos usos tenemos que analizar alternativas al petróleo ya que, como bien se sabe, es un recurso no renovable y está cercano a su agotamiento. Una de las alternativas encontradas por los emprendedores como sustitutivo del petróleo podría ser la planta de la piña. ¿Cómo podría la piña sustituir al petróleo?

Esteban Bermúdez es un joven innovador de Costa Rica y es socio fundador de Escoia. Ésta es una empresa que desarrolla distintos proyecto innovadores en los que se encuentra convertir los residuos de la plantación de la piña en productos de fuente de energía renovable. A parte de la generación de energía, también existen otros usos que han sido estudiados y que podrían ser, por ejemplo, la fabricación de biocombustibles, fertilizantes para la agricultura u hongos comestibles.

Este joven innovador ha estado analizando las actividades de Centroamérica y viendo que, es el mayor productor de la piña en el mundo, junto con su compañero Bjøorn Utgärd, formaron Escoia.

El concepto en el que se inspira Bermúdez es en la economía circular. Le da una segunda oportunidad a los residuos de las plantaciones de las piñas. Han podido adaptar una máquina para poder tratar la biomasa y de esa manera pueden reducir la humedad de los rastrojos. De esta forma facilitan su destrucción. Para poder llegar a esta idea, comenzaron desde 2014 a investigar y recorrer sobre las plantaciones de piñas. Más de 43.000 hectáreas de plantas de piñas generando residuos, podrían convertirse en energía y otros productos.

Como las plantaciones de piñas se deben de renovar cada dos años por motivos de productividad, los rastrojos que quedan han sido rociados con herbicidas y pesticidas, por lo que hay que quemarlos. Sin embargo, estos emprendedores buscan alternativas para reducir el impacto ambiental y aumentar la rentabilidad. 

La innovación ya funciona, por lo que sólo falta que para el año 2017, puedan fabricar una planta de tratamiento de los residuos de planta de piña. De esta forma se formaría una biorrefinería y se podrían generar recursos a partir de residuos.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Categorías

Biomasa

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales por Universidad de Málaga. Dedicado a la educación ambiental. Mi objetivo es dar a conocer toda la información... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *