Red trófica

red trofica

Uno de los aspectos fundamentales que gobiernan el equilibrio ecológico de un ecosistema es la red trófica. También se conoce con el nombre de red alimentaria. Se trata del conjunto de interacciones alimenticias entre varios seres vivos que componen un ecosistema. La red trófica está compuesta por una complejidad entre lanzamientos de múltiples cadenas alimentarias que van desde el productor hasta el último consumidor. Se podría resumir como una secuencia lineal, pero se va complicando conforma analizamos los diferentes puestos de la pirámide.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la red trófica y su importancia para el equilibrio de los ecosistemas.

Qué es la red trófica

animales carroñeros

Estamos hablando de un conjunto de interacciones alimenticias que tiene lugar entre los diferentes seres vivos que componen un ecosistema. Esta red trófica está formada por un entrelazamiento de múltiples variables tanto alimenticias, nivel de ser vivo. Las redes tróficas no son abiertas sino que van formando ciclos cerrados donde todo los organismos terminan siendo alimento para otro. De esta forma, no existe ningún tipo de ser vivo que no sea alimento en cualquier parte de su vida de otro. Aunque algunos animales estén en la parte más alta de la depredación, al final acaban siendo alimento de los descomponedores y detritívoros que terminan incorporando sus nutrientes al organismo.

Sabemos que dentro de una red trófica existan diferentes niveles trópicos. Los primeros son aquellos que están formados por los productores y son los que se encargan de introducir la energía y la materia a todo el sistema. Normalmente se hacen mediante el proceso de la fotosíntesis o quimiosíntesis. Todos estos productores sirven de alimento a los conocidos como consumidores primarios. Estos consumidores primarios tan sólo se alimentan de los productores. A su vez, estos consumidores primarios son alimento de los consumidores secundarios. De veneno de la complejidad que existe en el ecosistema se pueden presentar otros niveles de consumidores.

Las redes se van volviendo más complejas ya que existen diferentes proporciones de organismos omnívoros que va consumiendo animales, plantas y hongos. Todos estos organismos pueden ocupar distintos niveles trópicos en un momento dado. En términos generales, podemos encontrar diferentes tipos de redes tróficas en los diferentes ecosistemas principales. Tenemos las redes tróficas terrestres, acuáticas y dentro de las acuáticas las dulceacuícolas y las marinas.

Niveles de la red trófica

niveles de la red trofica

Vamos analizar cuáles son los principales niveles que tiene la red trófica. Se trata de la jerarquía en cada nudo de la red trófica partiendo desde los productores primarios. El primer nivel trófico es el de los productores seguido de los diferentes tipos de niveles de consumidores. Por último, hay un consumidor final que está compuesto por organismos detritívoros y con descomponedores con una función en particular.

Aunque normalmente la red trófica y sus niveles se representen como una red jerárquica, se trata realmente de una red tridimensional e ilimitada. Y es que dependiendo de las interacciones que exista entre los seres vivos que componen el ecosistema esta red se puede complicar mucho. Los consumidores de mayor nivel serán consumidos por los detritívoros y descomponedores y estos mismos por otros descomponedores. Al final serán reincorporados de una forma u otra a la red por los productores primarios. De esta forma, se cierra el ciclo.

Uno de los aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta en la red trófica es el flujo de energía y materia. Sabemos que el ecosistema está compuesto por una compleja interacción tanto de los factores abióticos como de los factores bióticos. Los primeros son aquellos que no tienen vida y lo segundo los que sí. Hacemos referencia a los factores abióticos como el clima, suelo, agua y aire y factores bióticos, los organismos vivos.

En todos estos organismos y el sistema en general influye la materia y energía, siendo la fuente y primaria de todo la radiación solar.

Productores primarios

Son todos aquellos organismos que son capaces de obtener su energía de fuentes inorgánicas. Estas fuentes pueden ser de la energía solar o de otros elementos químicos inorgánicos. Aunque la energía del sol no pueda ser aprovechada por todos los organismos, aquellos considerados como organismos autótrofos pueden asimilarla y transformarla en otras formas de energía asimilables. Están proceso de transformación de energía se conoce como fotosíntesis o quimiosíntesis. Los principales organismos autótrofos que existen en los ecosistemas son las plantas, algas y bacterias fotosintéticas. Todos estos organismos constituyen el primer nivel de la cadena trófica.

Por otro lado tenemos los quimiótrofos. Se trata de organismos que son capaces de obtener energía a partir de la oxidación de diversos compuestos orgánicos. No necesitan de luz solar como fuente primaria de energía sino que utilizan la energía de la sustancias químicas.

Consumidores primarios

consumidores

Son aquellos llamados organismos heterótrofos. Esto quiere decir que no son capaces de producir el alimento por sí solos. Se deben alimentar principalmente de los productores primarios. A estos consumidores el engloba por su tipo de dieta y se les conoce como herbívoros. Dado que no todas las estructuras vegetales se puede Níger de forma fácil algunos organismos han desarrollado la capacidad para consumir las semillas y los frutos carnosos. Los herbívoros se han podido adaptar para digerir los tejidos fibrosos de los vegetales. Para poder digerir estos tejidos utilizan un proceso conocido como fermentación.

Los omnívoros también forma parte de los consumidores primarios, secundarios y terciario. Son organismos que pueden ingerir alimentos tanto de origen vegetal, animal, hongo o bacteria. En esta categoría de organismos se incluye el ser humano. Uno de los aspectos que hace más complicado entender la red trófica es la presencia de los omnívoros.

Consumidores secundarios

Son aquellos organismos heterótrofos que deben consumir directamente a los consumidores primarios ya que no pueden consumir a los productores. Normalmente se incluyen los carnívoros que pueden ingerir los tejidos que constituyen los cuerpos de los consumidores primarios. Existen diferentes tipos de consumidores secundarios en el que tenemos depredadores menores, plantas insectívoras, etc.

Niveles de la red trófica: depredadores terciarios

Se alimentan tanto de los consumidores primarios o secundarios. En el caso de los omnívoros también pueden incluir en su dieta a los productores primarios directamente. Se conocen como súper depredadores. Por último, tenemos a los carroñeros y los parásitos. Esto se encargan de alimentarse de los cadáveres de otros animales que lo han podido ser cazados o que ha muerto de forma natural. De esta forma se cierra el ciclo y se vuelven producir la energía y la materia en los productores primarios.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la red trófica y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)