Recuperador de calor

funcionamiento recuperador de calor

El problema de la pérdida de energía surge cuando se trata de renovar el aire en un edificio equipado con aire acondicionado. Durante la temporada de invierno, el aire caliente se pierde, y durante el verano, el aire fresco del interior se expulsa directamente al exterior. Sin embargo, al utilizar un recuperador de calor, no sólo podemos evitar la pérdida de esta valiosa energía sino también aprovecharla.

En este artículo vamos a contarte todo lo que necesita saber sobre el funcionamiento y las ventajas de utilizar un recuperador de calor.

Qué es un recuperador de calor

instalaciones de aire

Un recuperador de calor se encarga de aprovechar las características de temperatura del aire extraído de un edificio, habitación o local e intercambiarlas con aire fresco del exterior. Dentro de la unidad de recuperación, hay una celda de intercambio que intercambia efectivamente el aire interior y exterior, asegurando que no haya pérdida de energía ni mezcla de temperaturas (ya sea fría o caliente).

Mantener un ambiente confortable y saludable dentro de los edificios requiere la renovación del aire. Para garantizar una calidad del aire satisfactoria en espacios ocupados por personas que realizan diversas actividades, es imperativo introducir aire fresco del exterior y al mismo tiempo eliminar o reemplazar el aire estancado del interior.

Las regulaciones que rigen el proceso de renovación varían de un país a otro y dependen de factores como el volumen de aire, la ocupación y la naturaleza de las actividades realizadas dentro del edificio o habitación.

Estado del aire de los edificios

El aire exterior sufre un proceso de pretratamiento, ya sea precalentamiento o preenfriamiento, que se traduce en una importante reducción del consumo energético del sistema de aire acondicionado. Como resultado, el aire ventilado tiene una carga térmica mucho menor, gracias al pretratamiento del aire.

Cuando se trata de aire acondicionado, existen numerosas opciones disponibles para lograr resultados óptimos. Entre estas opciones, destaca la instalación de un sistema de recuperación de calor. Estos equipos nos permiten aprovechar las cualidades del aire extraído de los espacios interiores e intercambiarlas con las propiedades del aire exterior que introducimos en estas zonas.

Mediante el proceso de recuperación de calor, el aire exterior que ingresa a la habitación es dirigido e impulsado por ventiladores, mientras que el aire estancado del interior de la habitación es expulsado al exterior.

El intercambiador facilita el paso de dos corrientes de aire separadas, garantizando que no se mezclen. Mediante este proceso, el calor del aire extraído se transfiere al aire frío entrante, y viceversa, dando como resultado un ambiente limpio y acondicionado en el interior de la habitación. Al precalentar o preenfriar el aire exterior según la temporada, reducimos eficazmente el consumo energético de nuestro sistema de aire acondicionado. Esto significa que podemos lograr ahorros significativos ya que ya no necesitamos hacer tanto esfuerzo para calentar o enfriar el aire fresco del exterior.

Funcionamiento del recuperador de calor

ventilacion con recuperacion de calor

El núcleo del recuperador de calor, conocido como intercambiador, es crucial para facilitar el intercambio de aire que establecimos anteriormente. Dentro del recuperador, el intercambiador utiliza una serie de láminas con aberturas opuestas para hacer circular el aire entrante y expulsado.

La transferencia de calor entre el aire más cálido y el más frío se produce cuando las corrientes de aire entran en contacto con las superficies sólidas por las que pasan. Hay varios tipos de intercambiadores de calor dentro del ámbito de los sistemas de recuperación de calor. Estos recuperadores de calor se basan en tres tipos distintos de intercambiadores.

El recuperador en intercambiadores de flujos paralelos permite la circulación de ambos flujos de aire en paralelo, lo que se traduce en un aumento de la superficie y duración del intercambio. Como resultado, se mejora la capacidad de recuperación de calor.

La eficiencia de los intercambiadores de calor rotativos oscila entre el 65% y el 70%. Estos intercambiadores utilizan un rotor que, accionado por un motor eléctrico, facilita el intercambio de calor para su recuperación.

En el caso de flujos cruzados, los flujos de aire se cruzan en ángulo recto dentro del intercambiador. La eficiencia del intercambiador puede oscilar entre el 50% y el 85%, dependiendo de varios factores que impactan su rendimiento.

Beneficios de la recuperación de calor

maquina de recuperacion de calor

Estos son algunos de los beneficios clave de los recuperadores de calor:

  • Se pueden lograr importantes beneficios económicos y energéticos reduciendo la necesidad de aire acondicionado excesivo. Esto se traducirá en un ahorro de costes en las facturas de electricidad tanto durante la temporada de verano como de invierno.
  • Mejora de la eficiencia energética.
  • El precio de este sistema es asequible. Es una inversión que se puede recuperar en un plazo relativamente breve.
  • La implementación se puede aplicar a equipos de aire acondicionado existentes.

Usos frecuentes

Instalar un recuperador de calor es una excelente idea para espacios que requieren el movimiento de caudales de aire medianos y pequeños. Estas unidades suelen encontrarse en falsos techos de diversos establecimientos, como oficinas, cafeterías, restaurantes y escuelas. Son muy eficaces para ventilar adecuadamente este tipo de ambientes. En el mundo actual, donde se enfatiza la importancia de tener espacios interiores bien ventilados, una unidad de recuperación de calor es sin duda una fantástica incorporación.

Al considerar el coste de mantener el aire interior limpio, es importante reconocer los posibles gastos de energía que implica. Sin la instalación de un recuperador de calor, se requerirían esfuerzos continuos, que pueden resultar bastante exigentes. Sin embargo, una solución a esto es la integración de recuperadores de calor en unidades de tratamiento de aire o sistemas de aire acondicionado, ofreciendo la ventaja de una purificación del aire más eficiente.

La normativa vigente marca las pautas para la instalación y especificaciones del recuperador de calor. En el mundo actual, es casi un requisito que todos los edificios, excepto los establecimientos más pequeños, incorporen un sistema de filtración de aire y recuperación de calor.

Instalación del recuperación de calor

La instalación de recuperadores de calor es un proceso más complejo en comparación con la instalación de un aire acondicionado y requiere la experiencia de profesionales en el campo. La instalación de un recuperador de calor comienza con un exhaustivo análisis y valoración económica para determinar la viabilidad de implementar este sistema. Posteriormente se evalúa el sistema de aire acondicionado existente, si corresponde, para determinar cómo se puede integrar la recuperación de calor en la instalación. Alternativamente, si no existe un sistema de aire acondicionado, se diseña un nuevo sistema teniendo en cuenta la incorporación de recuperación de calor.

La instalación de aire acondicionado es un procedimiento rutinario en la industria, no más complicado que cualquier otra instalación de un sistema típico. Hoy en día, los expertos en la materia tienen experiencia en este tipo de proyectos, que se completan dentro de un presupuesto y plazos establecidos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el recuperador de calor y su funcionamiento.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.