Ranas venenosas

piel de las ranas venenosas

Las ranas venenosas son anfibios vertebrados que varían en color dependiendo de su raza y peligrosidad, y por supuesto dependiendo de su especie, pueden crecer hasta 6 cm de longitud. Para distinguir las ranas venenosas de otro tipo de ranas inofensivas, solemos asociarlas con colores muy llamativos y fluorescentes y otro color de mucho contraste, siendo el negro el color más común en estas especies.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las ranas venenosas, sus características y curiosidades.

Características principales

rana mas peligrosa del mundo

La piel de las ranas venenosas tiene un trasfondo: generalmente negro. En algunos casos presenta líneas de color amarillo u otros colores, y puntos o rayas en el dorso; aunque su abdomen es de tonos azules o grises, presenta varios puntos negros. Generalmente, los tonos varían ampliamente, pero son todos colores brillantes como rojo, naranja y azul para identificarlos mejor. Su piel es un poco permeable, y debido a esta propiedad, son más propensos a la deshidratación.

Tienen cuerpos completamente vertebrados, divididos en extremidades y huesos, lo que les facilita saltar más rápido o más alto. Es el pigmento de estos especímenes el que se correlaciona con la cantidad de toxinas, por lo que cuanto más brillante es el color, más tóxicos son. La forma en que secretan sustancias tóxicas e irritantes es a través de su piel, la cual también es muy frágil, sin embargo, estos ejemplares son inmunes a sus propios venenos.

Otro dato interesante es que las ranas venenosas que ocupan áreas forestales producen toxinas a partir de su comida, que usan solo para defenderse, no para cazar. Estas criaturas suelen ser pequeñas, con algunos ejemplares que miden menos de 50 mm.

¿Cómo es el veneno?

Obtienen el veneno al ingerir algunos de los ácaros, que lo llevan a su piel. También tiene glándulas en su piel que a su vez liberan venenos que los protegen de los depredadores, algunas bacterias e incluso hongos. Cabe señalar que algunas ranas tienen venenos más fuertes que otras.

Dado que su veneno es poco común, muchos científicos se han encargado de estudiarlo. Pero todavía no saben exactamente cómo produce estas toxinas. Incluso mantienen varias especies venenosas que no producen ese veneno cuando están en cautiverio. Sin embargo, están tratando de usar las toxinas liberadas para usos positivos, como analgésicos, etc., pero todavía están en el proceso.

Ejemplos de ranas venenosas y sus hábitats

veneno en anfibios

Aunque muchas especies están en peligro debido al tráfico ilegal, todavía hay muchas especies de ranas venenosas que viven en el bosque, de hecho, hay aproximadamente 200 especies diferentes en una de las familias más populares, la familia de las ranas dardo. Sin embargo, similares a estos, existen otros, destacando los siguientes:

  • Ranas Dendrobates Auratus: Habita bosques tropicales con temperaturas superiores a los 20°C en países como Colombia, Costa Rica y Nicaragua.
  • Ranas Fresas: Son anfibios venenosos de color rojizo que viven en los bosques tropicales de Costa Rica con temperaturas superiores a los 24 grados centígrados.
  • Ranitomea reticulada: Especie altamente venenosa, también encontrada en bosques tropicales, pero de la Amazonía.
  • Ranas arlequín: De piel tersa y llena de veneno, son rojas, azules o amarillas y viven en biomas tropicales de Ecuador, Colombia y Brasil.
  • Rana Dorada: Es una de las especies más peligrosas del mundo debido al poderoso veneno que segregan. Habitan bosques húmedos tropicales en el Amazonas, Costa Rica y Panamá.

Cómo se reproducen las ranas venenosas

Estas ranas se reproducen con diferentes sonidos y movimientos muy complejos para atraer a las hembras, también lo hacen para protegerse y tratar de sobrevivir. Sus órganos reproductores, tanto masculinos como femeninos, discurren en diagonal a los riñones.

Son anfibios y las ranas pueden aparearse durante unos días; una vez que finaliza la reproducción, las ranas venenosas hembras pueden poner hasta ocho huevos y mantenerlos bajo el agua; 16 días después, los renacuajos eclosionan; en ese momento, las ranas venenosas machos Uno a uno se ubican en otros lugares donde nacieron. Su desarrollo se produjo unos 80 días después.

Alimentación

La mayoría de las ranas venenosas comen carne. Por ejemplo: moscas, gusanos, termitas, insectos, peces pequeños, grillos, arañas, escarabajos y caracoles; sin embargo, en su mayor tamaño pueden comer pequeños vertebrados como los ratones.

No tienen dientes. Sin embargo, una de las cosas atractivas de las ranas venenosas es que no tienen dientes. Entonces, ¿cómo se comen a sus presas? En este caso, utiliza la misma técnica que las serpientes: estos anfibios se tragan la comida por completo, lo hacen cuando utilizan la mandíbula superior para atrapar la comida. Estos vertebrados utilizan sus lenguas pegajosas para cazar rápidamente, especialmente insectos en este caso.

Datos interesantes de las ranas venenosas

ranas venenosas

Una cosa muy interesante de las ranas es que sus ojos les sirven o les ayudan a tragar la comida. Porque, en el momento de tragar, sus ojos se hunden, cuando comen, sus ojos parpadean, pero la verdadera razón de esto es que fuerzan la cabeza para poder llevar a su presa completamente embutida en la garganta.

Las ranas dardo venenosas viven en lugares normalmente húmedos; suponiendo que no puedan llegar a esos lugares, tienen adaptaciones únicas que les ayudan a hacer frente a estos lugares secos. Están muy bien distribuidos en la Tierra, aunque dependiendo de su especie, algunos son más fáciles de encontrar en América Central y del Sur, habitando así los bosques tropicales más húmedos de su región.

Las distribuciones más grandes se encuentran en el centro y sur de los Estados Unidos. Como cualquier anfibio, estos antiácidos venenosos necesitan estar cerca del agua, mientras que otros ejemplares optan por pasar un tiempo considerable en los árboles.

También es común que algunas especies sobrevivan en bosques nubosos y andinos, e incluso algunas de ellas en bosques secos. Este tipo de animales prefieren vivir en ecosistemas dominados por una vegetación exuberante, altas temperaturas y lo que llamamos lluvias constantes en todo momento.

El hecho de que la piel de una rana sea venenosa o venenosa para otros animales no significa que esté libre de depredadores, sino todo lo contrario, con el tiempo, muchas especies han construido mecanismos para proteger sus cuerpos de estas toxinas. Por eso, los más ávidos de comerlos son aves como las gaviotas, las águilas atraídas por el color y los reptiles como las serpientes, pero también los perros salvajes y los zorros.

Además, las ranas y los sapos grandes son depredadores de estas especies. Los humanos también son un peligro para las ranas, ya que en algunos países las buscan para hacer experimentos o para cocinar en algunos restaurantes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las ranas venenosas y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.