Qué es la ecoansiedad

que es la ecoansiedad

La realidad del cambio climático plantea una amenaza importante para el futuro de nuestro planeta. Esta situación puede tener efectos psicológicos en determinadas personas, dando lugar a una condición denominada ecoansiedad. Muchas personas se preguntan qué es la ecoansiedad.

Por ello, en este artículo vamos a enseñarte qué es la ecoansiedad, sus causas subyacentes, los síntomas que manifiesta y los pasos que podemos tomar para prevenirla y al mismo tiempo proteger el medio ambiente.

Qué es la ecoansiedad

proteger el planeta

La ecoansiedad, un término relativamente nuevo pero que rápidamente ha ganado reconocimiento entre los psicólogos de todo el mundo, se ha convertido en una preocupación importante para las personas en su vida cotidiana. La creciente frecuencia y gravedad de los desastres naturales, atribuidos al cambio climático, han llevado al surgimiento de la ecoansiedad. Eventos devastadores como los incendios forestales australianos y la destrucción causada por el ciclón Idai en Beira, Mozambique, han infligido, sin saberlo, ecoansiedad a muchas personas.

La ecoansiedad, término utilizado para describir un tipo específico de ansiedad, es un fenómeno que ha ganado atención en los últimos años. Se caracteriza por una profunda preocupación y angustia por el estado del medio ambiente y las posibles consecuencias del cambio climático. Las causas de la ecoansiedad son multifacéticas y pueden variar de persona a persona.

Una causa común es la abrumadora cantidad de información y cobertura mediática en torno a cuestiones ambientales, que pueden contribuir a sentimientos de impotencia y desesperación. Además, los impactos tangibles del cambio climático, como los fenómenos meteorológicos extremos y la pérdida de biodiversidad, también pueden contribuir a la ecoansiedad. La sensación de urgencia por abordar estas cuestiones y el miedo a un futuro incierto pueden exacerbar aún más esta ansiedad. Es importante señalar que la ecoansiedad no es un diagnóstico clínico, sino una respuesta a la crisis ambiental actual.

Si bien la ecoansiedad actualmente no está clasificada como una condición médica, es importante reconocer que la mayor aprensión que rodea a la crisis climática puede contribuir potencialmente al desarrollo de trastornos psicológicos. La Asociación Estadounidense de Psicología (APA) define la ecoansiedad como una sensación persistente de temor ante la devastación ambiental, que surge al presenciar los efectos aparentemente irreversibles del cambio climático y las preocupaciones que lo acompañan por el futuro de uno mismo y de las generaciones futuras.

En consecuencia, la APA reconoce que las personas que internalizan los profundos desafíos ambientales que enfrenta nuestro planeta pueden experimentar diversos grados de repercusiones psicológicas.

Problemas ambientales relacionados con el cambio climático

no hay planeta B

Entonces, ¿cuáles son exactamente los problemas ambientales importantes relacionados con el cambio climático? Nos referimos al rápido aumento de la aparición de fenómenos meteorológicos graves (como olas de calor, incendios, ciclones, tifones, terremotos y maremotos), la escalada de la contaminación y sus efectos perjudiciales para la salud, la acumulación de residuos en nuestros océanos, la disminución de la biodiversidad, la presión sobre los recursos hídricos y la escasez de agua, la explotación excesiva de los recursos naturales y la destrucción de los bosques, y el alarmante aumento del nivel del mar, entre otras varias preocupaciones.

Si bien faltan datos específicos sobre el número exacto de personas afectadas por esta nueva dolencia, los especialistas predicen que a medida que los problemas relacionados con el clima sigan aumentando, la prevalencia de la ansiedad ecológica aumentará inevitablemente. De hecho, un informe innovador publicado por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) en 2017, titulado «La salud mental y nuestro clima cambiante: impactos, implicaciones y orientación», ya advertía sobre la creciente aprensión entre los ciudadanos.

Impacto de la ecoansiedad en las personas

ecoansiedad

El impacto de la ecoansiedad no es uniforme en todos los individuos. Tiende a tener una resonancia más fuerte entre quienes poseen una mayor conciencia de la importancia de la preservación del medio ambiente. Los síntomas asociados con la ecoansiedad incluyen ansiedad leve, estrés, trastornos del sueño y nerviosismo, entre otros. En casos graves, la ecoansiedad puede provocar una sensación de asfixia o incluso provocar depresión. Dentro de este grupo particular, es común que los individuos experimenten un profundo sentimiento de culpa por el estado del planeta, que puede intensificarse aún más al contemplar el futuro de sus hijos, si los tienen.

Aunque es un concepto relativamente nuevo, la ecoansiedad está estrechamente relacionada con la solastalgia, un término que la revista Lancet reconoció en 2015 como asociado con los efectos del cambio climático en el bienestar humano. La solastalgia, que no está clasificada como enfermedad, fue acuñada por el filósofo australiano Glenn Albrecht y se refiere a la variedad de trastornos psicológicos que experimentan las comunidades indígenas después de una situación perjudicial y alteraciones de sus tierras, ya sean causadas por acciones humanas o por factores relacionados con el clima.

La ecoansiedad, que engloba la solastalgia, afecta específicamente a personas que ya han sufrido las repercusiones de una calamidad natural. Esta distinción resalta el aspecto matizado de este fenómeno. Un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sobre supervivientes del huracán Katrina en 2005 reveló que quienes habían sufrido un desastre natural tenían un 4% más de probabilidad de desarrollar un trastorno mental, además de sufrir estrés postraumático y depresión.

Algunas soluciones

Para aliviar los impactos de la ecoansiedad, al igual que otros trastornos de ansiedad, es fundamental adoptar estrategias que se centren en encontrar positividad en cualquier situación, gestionar las respuestas emocionales, cultivar la resiliencia frente a los desafíos y más. Además, para aliviar el sentimiento de culpa, es importante contribuir activamente a la preservación del medio ambiente y abogar por prácticas sostenibles en nuestras propias vidas y dentro de nuestras comunidades. Estas son algunas sugerencias para tratar la ecoansiedad:

  • La educación juega un papel crucial para comprender al adversario, particularmente cuando se trata de combatir el cambio climático. Es imperativo dotarse a uno mismo y a los demás de conocimientos sobre este tema.
  • Al comprometernos con el consumo responsable y el reciclaje, podemos proteger eficazmente el medio ambiente y, al mismo tiempo, minimizar nuestro uso de plásticos.
  • Participar en prácticas sostenibles como establecer un huerto urbano o participar en plogging, que implica correr y recoger plásticos desechados, puede contribuir positivamente al medio ambiente.
  • Comprométete tanto con el transporte sostenible como con la elección de alimentos sostenibles. Al hacerlo, no sólo beneficiarás tu propia salud, sino que también contribuirás al bienestar del planeta.
  • Incluso los detalles más pequeños tienen importancia, por lo que es importante abstenerse de realizar acciones que contribuyan a la contaminación, como dejar el grifo abierto o tirar chicle al suelo.

Un avance alentador en la batalla contra la ansiedad ecológica es la creciente comprensión entre una porción significativa de la población sobre la urgencia de la gestión ambiental. Un estudio reciente realizado por WGSN, una empresa de tendencias globales, reveló que el 90% de los encuestados en todo el mundo expresaron malestar sobre su futuro al contemplar la crisis climática. Este sentimiento, particularmente prevalente entre las generaciones más jóvenes, se ha traducido en una oleada de activismo ecológico ejemplificado por figuras influyentes como Greta Thunberg. Infunde esperanza de un futuro mejor para nuestro planeta.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué es la ecoansiedad y cómo afecta a las personas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.