Problemas de los coches híbridos

coches hibridos

Un coche híbrido es un tipo de vehículo que utiliza dos motores, uno térmico tradicional y otro eléctrico, para funcionar. Como resultado, si se produjera una avería, podrían surgir complicaciones tanto con el motor de combustión, normalmente alimentado por gasolina, como con la batería de alto voltaje que alimenta el motor eléctrico.

En este artículo vamos a contarte cuáles son los principales problemas de los coches híbridos y cómo se solucionan.

Popularidad de los coches híbridos

problemas coches hibridos

Una de las ventajas destacables de los coches híbridos es su menor necesidad de mantenimiento, sobre todo en comparación con los coches de combustión, especialmente los que funcionan con diésel. Además, el componente térmico de los coches híbridos es conocido por su fiabilidad. Como resultado, la mayoría de los problemas suelen surgir en el sistema del motor eléctrico.

La popularidad de los coches híbridos sigue creciendo a medida que un número cada vez mayor de personas opta por estos vehículos. Su excepcional rendimiento, sus características y su notablemente bajo índice de averías están impulsando esta tendencia. En Europa, la demanda de coches híbridos aumentó hasta el 7,5% entre 2020 y 2021.

Las estadísticas hablan por sí solas: optar por un vehículo híbrido puede suponer un ahorro de costes de mantenimiento de hasta el 80% en diez años respecto a un coche diésel, y de hasta el 90% respecto a un vehículo de combustión interna tradicional.

Para prevenir problemas comunes que puedan surgir con su coche híbrido, es fundamental conocer los problemas más frecuentes y cómo solucionarlos.

¿Cuáles son las averías típicas que experimentan los coches híbridos?

vehiculo hibrido

Los automóviles híbridos no sólo contribuyen a la preservación del medio ambiente a través de sus capacidades de conducción ecológica, sino que también ofrecen una garantía integral para cada componente, lo que los convierte en una opción excepcional para el transporte.

Aunque los vehículos híbridos son conocidos por su durabilidad, no son inmunes a sufrir daños. Vamos a ver cuáles son sus averías principales:

El conector del servicio

El acto de repostar puede provocar que el conector se caliente extremadamente, lo que provocaría una posible falla de este componente. Un fallo de este tipo tiene un impacto directo en su funcionamiento e incluso puede provocar una combustión.

Para evitar este resultado indeseable, es aconsejable reemplazar periódicamente el componente durante las inspecciones de rutina o ante el primer indicio de mal funcionamiento. Al hacerlo, podrá prevenir eficazmente el deterioro y evitar posibles interrupciones.

Problemas con el cableado eléctrico

Una vez que los coches híbridos superan la marca de los 60.000 kilómetros, existe la posibilidad de sufrir fallos eléctricos, que pueden incluso provocar quemaduras. Sin embargo, si el kilometraje no llega a este punto crítico, y teniendo en cuenta que este problema es bastante común, el coste y la complejidad de solucionarlo son relativamente bajos.

Si detectas algún mal funcionamiento, es necesario que lleves tu vehículo de inmediato a un profesional. No hacerlo puede tener efectos perjudiciales en la batería, lo que requerirá una costosa sustitución de todo el sistema eléctrico.

Avería en la caja de cambios asociada al inversor

Si bien la ocurrencia de esta avería es muy improbable, no se puede descartar por completo. Es más, es el escenario más temido. La caja de cambios del inversor engloba dos componentes esenciales del vehículo. Estos componentes son el motor de arranque y el alternador.

El funcionamiento colectivo de los tres componentes es fundamental para generar energía. Si alguno de ellos funcionara mal, tendría un impacto directo en el funcionamiento y rendimiento general del vehículo.

Consejos para prevenir averías en coches híbridos

motores hibridos

Para evitar posibles fallos de funcionamiento, es fundamental realizar inspecciones periódicas. Realizar un mantenimiento proactivo es el método mediante el cual se puede garantizar que cada elemento del vehículo se encuentre en impecable estado.

Garantizar el rendimiento óptimo de su vehículo híbrido depende de seguir esta última sugerencia. Monitorearlo y mantenerlo constantemente evitará que surjan una multitud de problemas.

Para garantizar que tu automóvil híbrido se mantenga en óptimas condiciones, hay varios factores clave a considerar:

  • Si cumples con los plazos especificados en el manual del coche, puedes evitar de manera efectiva cualquier daño o inconveniente potencial que pueda surgir por no cambiar la batería y realizar el mantenimiento de la batería en los intervalos recomendados.
  • El control del sistema de refrigeración es de suma importancia, ya que afecta directamente a la susceptibilidad del vehículo al sobrecalentamiento. Vigilándolo de cerca, incluso mientras se utilizas el aire acondicionado, se reduce significativamente la probabilidad de que se produzcan fallos en el cableado eléctrico y en la batería.
  • Otro punto a considerar, que está relacionado con la batería, es la importancia de mantener un espacio limpio entre el radiador y el condensador de agua. Esta práctica ayuda a bajar las temperaturas y prevenir posibles daños.
  • Optar por alquilar un coche híbrido es la opción más favorable para quienes buscan conducir un vehículo ecológico.

Coches híbridos de renting

Con el sistema de renting, tienes la opción de seleccionar un coche que se ajuste perfectamente a tus preferencias y situación financiera. A través de pagos mensuales, podrás disfrutar de los beneficios de conducir un vehículo híbrido por un periodo de 2 a 5 años. Al final de este plazo contratado, podrás tomar la decisión de comprar el coche o cambiarlo por un modelo diferente.

El creciente número de personas que eligen el alquiler de automóviles se atribuye a la amplia selección de vehículos modernos disponibles, así como a la ausencia de tarifas de entrada o pagos iniciales excesivos que normalmente se asocian con la compra o financiación de un automóvil.

Un factor que inclina cada vez más la balanza hacia el renting es la inclusión de los costes de mantenimiento y reparación en las cuotas mensuales, lo que supone una ventaja importante.

En caso de que tu coche híbrido experimente un mal funcionamiento, tienes la facilidad de comunicarte con la empresa de alquiler para recibir orientación sobre el centro de reparación específico que debes visitar, siempre que la avería no haya sido causada por un uso inadecuado del vehículo. El coste de las reparaciones y repuestos ya está cubierto dentro de tu pago mensual, por lo que no tendrás que realizar ningún pago adicional. Además, tu tarifa de alquiler incluye la cobertura de un seguro a todo riesgo sin franquicia alguna, así como la matriculación, la ITV y todos los demás gastos asociados al vehículo, excluyendo combustible, peajes y multas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los problemas de los coches híbridos y cómo solucionarlos.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.