Plásticos biodegradables

plasticos biodegradables para contaminar menos

Los plásticos son los materiales que más contaminan el medioambiente en la actualidad. Son emitidos en gran cantidad y tienen diversos usos. Las personas se están concienciando sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, pero no lo suficiente. Con este propósito de proteger la naturaleza nace la idea de los plásticos biodegradables. Estos plásticos pueden ser la solución a la gran crisis mundial de contaminación por este material. Sin embargo, hay que conocer bien cuáles son sus limitantes y por qué no es tan fácil establecer estos plásticos en todos los envases del mundo.

En este artículo vamos a contarte todas las características e importancia de los plásticos biodegradables.

Qué son los plásticos biodegradables

productos plasticos

Lo primero de todo es conocer qué significa la palabra biodegradable. Biodegradabilidad es el título de descomposición por la que algunos productos y sustancias se desintegran gracias a la acción de ciertos organismos biológicos. Entre los organismos biológicos que pueden degradar los materiales tenemos las bacterias, hongos, algas, insectos, etc. Normalmente estos organismos vivos utilizan las sustancias para poder generar energía y otros compuestos como son los tejidos, organismos y aminoácidos. Para que se pueda biodegradar un plástico se deben cumplir algunas condiciones de luz, humedad, temperatura, oxígeno, etc. Favorables para que pueda suceder en un periodo corto relativo de tiempo.

Tampoco nos sirve un tipo de plástico que se pueda degradar por sí solo pero que tarde demasiado tiempo, puesto que al final estaríamos teniendo el mismo problema de acumulación de residuos. Podemos decir que se trata de un producto biodegradable cuando se puede desintegrar mediante la acción del medioambiente y por los organismos biológicos que habitan en los ecosistemas. Hay varios tipos de biodegradación dependiendo de la presencia o ausencia de oxígeno. Por un lado, tenemos la biodegradación aeróbica que se produce donde hay oxígeno al aire libre. Por otro lado, tenemos la biodegradación anaeróbica que tiene lugar en zonas sin oxígeno. En la segunda se produce biogás que es un gas de efecto invernadero que acrecienta al calentamiento global, pero que también puede ser utilizado para producir energía.

Biodegradabilidad y ecología

contaminacion por plasticos

Normalmente se relaciona la biodegradabilidad con la ecología y con el daño que producen los plásticos en la naturaleza. Sabemos que los plásticos tardan cientos de años en descomponerse y también depende de su composición. La composición y el tiempo de descomposición es un aspecto importante a tener en cuenta para poder determinar el grado de biodegradabilidad. Podemos ver que una cáscara de plátano tan sólo tarda unos 2-10 días en degradarse. El papel tardará alrededor de 2-5 meses, dependiendo de su textura y composición. Estos productos son mucho más fáciles de degradar que un envoltorio que incluye plástico y papel aunque el plástico sea biodegradable.

Podemos decir que los plásticos biodegradables son aquellos que están fabricados con diversas materias primas que son completamente renovables. Estas materias primas son el trigo, maíz, maicena, patatas, plátanos, aceite de soja o yuca. Dada la propia forma de producción, los plásticos se biodegradan mediante los microorganismos. Esto hace que se pueda reintroducirse en el ciclo natural en forma de abono orgánico beneficioso para el suelo. No sólo estamos consiguiendo un material que no contamine, sino que sea beneficioso para el medioambiente. El tiempo de degradación es mucho menor que los plásticos convencionales.

Problemática con los plásticos biodegradables

plasticos biodegradables

Aunque todo esto parezca demasiado bonito y que sea la solución para todos los problemas, esto no es así. Aunque se utilice materias primas naturales que se pueden reabsorber por naturaleza, los plásticos biodegradables presentan algunos problemas. Vamos a ver cuáles son estos problemas:

  • El etiquetado de estos plásticos no especifica que su uso pueda reducir la contaminación en ríos y mares. Y es que las condiciones que necesitan estos plásticos para que tengan una descomposición completa se puede presentar en los mares y océanos. Es decir, si acaban en estos lugares pueden tardar siglos en descomponerse puesto que los microorganismos encargados de la descomposición no encuentran el oxígeno suficiente para llevar a cabo su tarea.
  • Aunque tarde menos en degradarse en ambientes naturales pueden demorarse alrededor de 3 años. Por ejemplo, si analizamos la descomposición de unos pañales complacido convencional vemos que tarda unos 350 años en degradarse, mientras que los fabricados con plásticos biodegradables puede tardar entre 3-6 años.
  • A la hora de reciclar puede ser todo un problema. Su reciclaje es bastante complejo. Y es que a ser biodegradables no se pueden mezclar con los plásticos convencionales. Esto hace que se precise una estrategia de reciclaje diferente para estos productos.
  • Debemos tener en cuenta que la producción de los plásticos biodegradables se generan a partir de fuentes alimenticias. Esto quiere decir que aunque sean biodegradables en un periodo de tiempo reducido, hace falta una gran extensión de terreno para poder cultivar todos los productos para su fabricación. Además, para el cultivo hace falta fertilizante y agua por lo que se puede incrementar la sobreexplotación y deforestación de ecosistemas naturales.
  • Condiciones especificas: son condiciones que se necesitan al igual que ocurre con las plantas de compostaje industrial. Es difícil mantener estas condiciones para la producción de plástico a gran escala.
  • La elaboración de fuente renovables no hace que tampoco se utilicen menos sustancias químicas perjudiciales o aditivos para que puedan tener una textura y un uso adecuado.

Tipos

Por último, vamos a ver cuáles son los dos tipos principales de plásticos biodegradables que existen:

  • Bioplásticos: son aquellos que se obtienen a partir de materias primas renovables.
  • Plásticos fabricados con aditivos biodegradables: son este tipo de plásticos que no son producidos como materia prima renovables en su totalidad, sino que también se componen de algunos parciales compuestos por petroquímicos que mejoran su biodegradación.

Algunos ejemplos de la utilidad que pueden tener ambos tipos de plásticos biodegradables son los siguientes:

  • Envoltorio: son aquellos hechos de plásticos biodegradables y sirven para el envasado de los alimentos. Su descomposición lleva mucho menos tiempo que el plástico tradicional y ayuda a reducir la contaminación.
  • Sector agrícola: se puede mezclar con capa de semilla y mantillo para producir cobertura de suelo.
  • Medicina: son otra opción para la fabricación de algunos productos que están destinados a la medicina. Entre ellos tenemos las cápsulas degradables que se pueden degradar en el interior del cuerpo humano.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los plásticos biodegradables y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.