Plantas venenosas para gatos

gato comiendo planta venenosa

Nuestros cargos suele ser curiosos por naturaleza. Le encante investigar tanto en las zonas de la casa como si tienes jardín. Sobre todo, si tienes jardín seguramente acabe por ingerir plantas y otros insectos. Existen numerosas plantas venenosas para gatos que hay que intentar evitar dado que pueden generar daños a nuestro animal.

En este artículo vamos a contarte cómo afectan las plantas venenosas para gatos, cuáles son y qué efectos tienen.

Cómo afectan las plantas venenosas para gatos

plantas que no pueden comer los gatos

Si tienes gatos en casa, es importante que sepas que algunas plantas pueden ser tóxicas para ellos. Las plantas pueden causar una variedad de síntomas en los gatos, desde irritación leve hasta enfermedades graves e incluso la muerte en casos extremos.

Cuando los gatos ingieren una planta venenosa, pueden experimentar una variedad de síntomas, incluyendo vómitos, diarrea, falta de apetito, dificultad para respirar, convulsiones y coma. Además, algunos tipos de plantas pueden causar irritación en la piel o los ojos de los gatos si los tocan o rozan.

Algunas plantas tóxicas comunes incluyen el lirio, el aloe vera, la hiedra inglesa, la cicuta, la azalea, la flor de Pascua y el lirio del valle. Si tienes alguna de estas plantas en casa y tienes gatos, deberías mantenerlas fuera del alcance de tus mascotas.

Si crees que tu gato ha ingerido una planta tóxica, es importante llevarlo al veterinario de inmediato. El veterinario puede realizar pruebas para determinar qué planta ha sido ingerida y puede proporcionar el tratamiento adecuado para minimizar los efectos de la intoxicación.

Tipos de plantas venenosas para gatos

venenosas para gatos domesticos

Lirio

Las flores de muchas plantas de la familia de las liliáceas pueden ser una seria amenaza para los gatos. Especies como las azucenas son venenosas para los gatos. No solo los tallos, las hojas y las flores son venenosos, sino que el polen o el agua en el macetero en el que se coloca el lirio puede ser tóxico para los gatos. Es fundamental que el gato no beba de estos maceteros.

La ingestión de cualquier parte del lirio puede causar insuficiencia renal aguda en los gatos. Los síntomas de intoxicación generalmente aparecen de 6 a 12 horas después de la ingestión e incluyen:

  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad o somnolencia
  • Ritmo cardíaco acelerado

Estos signos empeoran a medida que avanza la insuficiencia renal y pueden presentarse desorientación, falta de coordinación o convulsiones. Si no se trata, el envenenamiento conducirá a la muerte del animal.

Crisantemo

La flor característica del crisantemo contiene piretrinas. Estos compuestos son excelentes para las plantas porque actúan como pesticidas naturales, pero al mismo tiempo son tóxicos para muchos animales, incluidos los gatos. El simple contacto con la planta puede causar dermatitis, la ingestión puede dar lugar a cuadros tóxicos, caracterizados por:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Salivación excesiva
  • Descoordinación

Ciclamen

Los tubérculos de esta planta contienen un glucósido que es altamente tóxico para los gatos y puede causar intoxicaciones en gatos con los siguientes síntomas clínicos:

  • Salivación excesiva
  • Vómitos y diarrea
  • Trastorno del ritmo cardíaco
  • Convulsiones
  • En algunos casos incluso la muerte

Tulipán

Los bulbos de tulipán se concentran en niveles elevados de glucósidos denominados tulipina A y B, que son capaces de producir una intoxicación caracterizada por vómitos, diarrea y salivación excesiva. Estos efectos pueden ser similares al del resto de plantas venenosas para gatos.

Lantana

Las hojas y el fruto verde contienen taratina, un triterpeno cuyo consumo puede causar insuficiencia hepática y renal en los gatos. Además, el contacto con la boca o la piel puede ser muy irritante, provocando dermatitis de contacto, úlceras e incluso necrosis de piel o mucosas.

Adelfa

Su toxicidad se debe a la presencia de glucósidos cardiotóxicos, que pueden causar enfermedades cardíacas graves al afectar las bombas de sodio/potasio de las células cardíacas. Los síntomas de intoxicación pueden aparecer a las pocas horas de la ingestión e incluyen dolor de estómago y salivación excesiva. También puede tener contracciones musculares, respiración dificultosa y taquicardia.

Poto

A pesar de ser una de las plantas de interior más comunes, las patatas también se incluyen en la lista de especies venenosas para los gatos. Su alto contenido en oxalato de calcio puede dar lugar a:

  • Salivación excesiva
  • Irritación de la boca
  • Dolor e hinchazón de la boca, lengua y labios
  • Vómitos
  • Dificultad para tragar

Hiedra

Si bien la fruta es venenosa, las hojas parecen ser más peligrosas porque contienen niveles más altos de saponinas hedera, las saponinas triterpénicas responsables del cuadro de envenenamiento. En los gatos, comer hiedra se asocia con la aparición de:

  • Salivación excesiva
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de estómago

Aloe vera

La savia de aloe vera (un látex amarillento que se encuentra debajo de la piel de las hojas) es venenosa para estos animales. Las saponinas y antraquinonas que contiene pueden provocar una intoxicación, que se caracteriza por:

  • Salivación excesiva
  • Vómitos y diarrea
  • Dolor de estómago
  • Conjuntivitis

Hortensia

Tanto las hojas como las flores contienen hidranginas y saponinas, que son tóxicas para los gatos y se caracterizan por los síntomas anteriores. En casos más severos, puede provocar cianosis, relajación muscular, convulsiones y coma.

Cómo evitar que ingieran plantas venenosas para gatos

plantas venenosas para gatos

Asegúrate de mantener las plantas fuera del alcance de tus gatos. Puedes hacer esto colocándolas en estantes altos o en habitaciones donde tus mascotas no tengan acceso. Otra opción es usar un spray repelente en las plantas que deseas proteger. Hay productos que están diseñados específicamente para mantener a los gatos alejados de las plantas sin dañarlas.

También puedes proporcionar a tus gatos una alternativa segura para masticar, como la hierba para gatos. La hierba para gatos no es tóxica y a muchos gatos les gusta masticarla. Puedes comprar hierba para gatos en la mayoría de las tiendas de mascotas.

La mejor manera de evitar que tus gatos coman plantas tóxicas es mantenerlas fuera de su alcance. Lo importante es si crees que tu gato ha ingerido una planta tóxica, llévalo al veterinario de inmediato. También puedes educar a tu gato para que poco a poco dejare tener interés por este tipo de plantas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las plantas venenosas para gatos y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.