Paneles reflectores: ¿son interesantes para ahorrar energía?

usos del panel reflectante

Hace poco hubo un polémico consejo de ahorro energético en la página de la OCU respecto a la calefacción. La sugerencia es instalar paneles reflectantes en los radiadores, lo que, según la OCU, puede suponer un ahorro energético que oscila entre el 10% y el 20%. La organización de consumidores explica que estos paneles evitan que el calor se propague a las paredes y lo concentran en el radiador de delante. Sin embargo, es importante considerar los posibles inconvenientes de este sistema, ya que no todo lo que parece prometedor está exento de defectos.

Por ello, en este artículo vamos a contarte cuáles son las ventajas e inconvenientes de instalar paneles reflectantes en los radiadores de tu casa.

Radiación y conducción

eficacia del radiador

La emisión de energía térmica de los radiadores para calentar agua se produce mediante dos procesos: radiación y conducción. Sin embargo, debido a las temperaturas superficiales relativamente altas que alcanzan, principalmente alrededor de 70ºC, la mayor parte de la energía se transfiere por convección, representando aproximadamente el 80% del total.

El propósito de los paneles reflectantes es redirigir el calor, específicamente el calor emitido a través de la radiación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la mayor parte del calor en realidad se disipa mediante convección, que asciende verticalmente con la masa de aire. Como resultado, la porción de calor que potencialmente puede reflejarse (radiación) es relativamente pequeña. Esto plantea dudas sobre la credibilidad de lograr ahorros de sólo el 10%-20%.

Particiones de los paneles reflectantes

paneles reflectantes

Es posible que no siempre se pierda el calor que emite el radiador hacia la pared si no tenemos instalados paneles reflectantes, a pesar de la redundancia. Cuando el tabique que alberga el radiador está muy cerca de otra habitación, el calor generado pasará a través de él, distribuyéndose eficazmente por toda la casa.

En el caso de que el radiador esté colocado en una pared que linda con el exterior del edificio, existe la posibilidad de que la energía se escape hacia la calle. Sin embargo, esto sólo puede ocurrir si la fachada carece de aislamiento o de una cámara de aire, lo cual es muy poco probable a menos que vivas en una casa más antigua que no tenga un buen aislamiento. Normalmente, el nivel de aislamiento que ofrece uno de estos reflectores es mínimo si lo comparamos con una fachada correctamente construida que incluya aislamiento y cámara de aire.

Para poder corroborar la eficacia de los paneles reflectantes se han realizado varios experimentos. Uno de ellos tiene el objetivo de medir las temperaturas en varias superficies relacionadas con un radiador: la superficie del propio radiador, el interior de la pared y el exterior. Estas medidas se realizaron con el radiador encendido y apagado, sin utilizar panel reflectante.

En los resultados del experimento se puede ver que la temperatura en el lado exterior de la fachada del edificio en la zona de los radiadores no se ve afectada, mientras que en el lado interior aumenta. Esto significa que una parte importante del calor absorbido por el muro es redirigido de nuevo al interior del edificio, evitando cualquier pérdida hacia la calle.

Es muy poco probable que se haya encontrado un resultado de termografía que muestre una marca roja en la fachada de la casa indicando un radiador, ya que esta ocurrencia es anormal y poco común.

Calor rebotado por los paneles reflectantes

los paneles reflectantes

Si imaginamos que el calor emitido rebota en la superficie especular del panel, ¿hacia dónde va a partir de ahí? En gran parte se desvía hacia el radiador, ya que el espacio para que pueda escapar a otra parte es limitado.

En el caso de que esta energía se vuelva a emitir hacia la parte trasera del radiador, se producirá un aumento de temperatura en esa zona concreta, dificultando la adecuada disipación de la energía térmica y, en última instancia, disminuyendo la eficacia del radiador.

Al incorporar un reflector, se puede garantizar que el agua caliente que circula por el radiador estará más caliente cuando regrese a la caldera en comparación con un escenario donde no hay reflector. Hay dos resultados posibles en esta situación:

  • En el caso de que en nuestro hogar se instalen contadores de energía, renunciaremos únicamente a energía térmica sin contraer ninguna obligación económica por ello.
  • En el caso de que nuestra vivienda esté ligeramente envejecida y esté equipada con contadores horarios o de caudal, es posible que incurramos en gastos por la energía que quede sin utilizar, ya que se redirige de nuevo a la sala de calderas.

Se aconseja no utilizar estos paneles reflectantes por otro motivo. Cuando colocamos un objeto entre el radiador y la pared, se disminuye el espacio necesario y calculado para una correcta conducción, que es el principal método de transferencia de calor en la calefacción por radiadores.

Es o no útil un panel reflectante

Según los análisis se puede llegar a la conclusión de que los paneles reflectantes para los radiadores tienen un efecto insignificante en la mayoría de los hogares por las siguientes razones:

  • En comparación con la convección, la radiación representa un porcentaje relativamente pequeño del calor emitido y la utilidad potencial del panel reflectante se limita a lidiar con el calor irradiado.
  • Debido al aislamiento de la fachada, sólo una cantidad mínima, si es que la hay, del calor emitido por el radiador escapa a la calle, ya que la mayor parte se dirige hacia el muro ya bajo.
  • El reflector evita que el calor rebote y lo devuelve al radiador, lo que disminuye su eficiencia. Sólo una cantidad insignificante se reflejaría en la habitación.
  • Al instalar el reflector, se dificulta el flujo de aire por convección ya que se reduce el tamaño del espacio entre el radiador y la pared, que originalmente está diseñado para permitir un flujo de aire adecuado.

Si bien es posible que estos reflectores ofrezcan algún ahorro de energía en casas antiguas o mal construidas, es poco probable que la mayoría de los hogares, especialmente aquellos que esperan un ahorro de energía del 10% al 20%, se beneficien de ellos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los paneles reflectantes y su auténtica utilidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.