Energía biocombustible

Energía biocombustible

Para evitar el uso de los combustibles fósiles que provocan un aumento del calentamiento global a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero, cada día más se investiga y se desarrollan otro tipo de energías alternativas como las energías renovables que conocemos.

Entre las energías renovables existen numerosos tipos: la solar, eólica, geotérmica, hidráulica, biomasa, etc. La energía de biocombustible es un tipo de energía renovable que se consigue a través de la materia orgánica y que puede sustituir a los combustibles fósiles. ¿Quieres saber más sobre la energía biocombustible?

Orígenes e historia de la energía biocombustible

Origen de la energía biocombustible

Los biocombustibles no son tan nuevos como se creen, sino que nacieron casi en paralelo con los combustibles fósiles y los motores a combustión.

Hace mas de 100 años Rudolf Diesel creo un prototipo de motor que utilizaba aceite de cacahuate o maní que luego derivo en el gasóleo pero como el petróleo era mas fácil y económico de obtener se comenzó a utilizar este combustible fósil.

En 1908 Henry Ford en su modelo T usaba etanol en sus principios. Otro proyecto interesante para la época es que la compañía Standard oil en el periodo de 1920 a 1924 vendía una gasolina con un 25% de etanol, pero los altos costos del maíz volvieron inviable económicamente este producto.

En la década del 30,  Ford y otras personas trataron de reflotar la fabricación de biocombustibles por eso construyeron una planta de biocombustibles en Kansas que elaboraba alrededor de 38.000 litros diarios de etanol en base al uso del maíz como materia prima. En esta época más de 2000 estaciones de servicio que vendían este producto.

En los años 40 se debió cerrar esta planta ya que no podía competir con los precios del petróleo.

En la década del 70 como consecuencia de la crisis del petróleo EEUU comienza nuevamente s mezclar gasolina y etanol dando un importante auge a los biocombustibles que no ha parado de crecer desde estos años hasta la actualidad en este país pero también en Europa.

Hasta mediados de los 80 se trabajaba y experimentaba en biocombustibles de primera y segunda generación basados en cultivos alimenticios, pero surgieron diversos sectores que advirtieron del peligro de utilizar alimentos para fabricar combustibles.

Ante esta situación se comenzó a buscar materias primas alternativas que no afecten la seguridad alimentaria como algas y otras vegetales que no son comestibles dando origen a los biocombustibles de tercera generación.

Los biocombustibles serán protagonistas del siglo XXI por ser más ecológicos que los fósiles.

El biocombustible como energía renovable

Biocombustible

Desde la revolución industrial, el ser humano se ha apoyado y ha impulsado la ciencia y la tecnología con una energía que proviene de los combustibles fósiles. Estos son el petróleo, el carbón y el gas natural. A pesar del rendimiento de estas energías y de su poder energético, estos combustibles son finitos y se están agotando a un ritmo acelerado. Además, la utilización de estos combustibles generan emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera que retienen más calor en la misma y contribuyen al calentamiento global y al cambio climático.

Por estas razones, se intentan buscar energías alternativas que ayuden a paliar los problemas que conlleva la utilización de combustibles fósiles. En este caso, los biocombustibles se consideran un tipo de energía renovable, puesto que están producidos a partir de la biomasa de la materia vegetal. La biomasa vegetal, a diferencia del petróleo, no tarda millones de años en producirse, sino que lo hace a una escala controlable por el ser humano. Los biocombustibles también se producen a menudo a partir de cultivos que pueden ser replantados.

Entre los biocombustibles tenemos el etanol y el biodiésel.

Etanol como biocombustible

El etanol es el biocombustible más conocido en todo el mundo. Está producido a partir de maíz. Normalmente el etanol se mezcla con gasolina para poder crear un combustible eficiente y más limpio que se emplea en los vehículos. Alrededor de la mitad de toda la gasolina en los Estados Unidos es E-10, una mezcla de un porcentaje de 10 por ciento de etanol y 90 de gasolina. El E-85, es 85 por ciento de etanol y 15 por ciento de gasolina y se usa para alimentar los vehículos de combustible flexible.

Al producirse a partir del maíz podemos decir que es renovable, ya que las plantaciones de maíz se van renovando. Esto ayuda a que sea una fuente que no se agote como el petróleo o el carbón. Además tiene la ventaja que ayuda en las emisiones de gases efecto invernadero, ya que durante la producción del maíz, se realiza la fotosíntesis y absorben CO2 de la atmósfera.

El biodiésel

Biodiesel

El biodiésel es otro tipo de biocombustible que se produce a partir de aceites vegetales tanto nuevos como usados y de algunas grasas animales. El biodiésel ha sido bastante famoso y se ha propagado por todo el mundo gracias a que muchas personas comenzaron a realizar su propio combustible en el hogar para evitar gastar demasiado en el repostaje de sus vehículos.

El biodiesel puede ser utilizado en muchos vehículos con motor diesel sin mucha modificación del motor. Sin embargo, los motores diesel de modelos antiguos pueden requerir alguna revisión antes de que puedan manejar biodiesel. En los últimos años una pequeña industria de biodiesel ha crecido dentro de los Estados Unidos y el biodiesel ya está disponible en algunas estaciones de servicio.

Ventajas del uso de energía biocombustible

Son muchas las ventajas que obtenemos de emplear energía biocombustible. Entre esas ventajas tenemos:

  • Es un tipo de energía renovable y se produce de forma local. Esto ayuda con los costes de transporte y almacenamiento, además de reducir las emisiones de gases a la atmósfera.
  • Nos ayuda a reducir la dependencia del ser humano al petróleo u otro tipo de combustible fósil.
  • Para los países que no producen petróleo, la existencia del biocombustible ayuda en la economía, puesto que en lugares así los precios del petróleo no hacen más que subir.
  • El etanol, al ser un oxigenante de las gasolinas, mejora su octanaje de manera considerable, lo que ayuda a descontaminar nuestras ciudades y a reducir los gases causantes del efecto invernadero.
  • El etanol tiene un octanaje de 113 y se quema mejor a altas compresiones que la gasolina. Esto da más potencia a los motores.
  • El etanol actúa como un anticongelante en los motores, mejorando el arranque del motor en frío y previniendo el congelamiento .
  • Al provenir de fuentes agrícolas, aumenta el valor de los productos, haciendo aumentar los ingresos de los habitantes rurales.

Desventajas del uso de energía biocombustible

Contaminación por producir etanol

Aunque las ventajas son bastante evidentes y positivas, el uso de energía biocombustible también tiene ciertos inconvenientes como:

  • El etanol se consume entre un 25% a un 30% más rápido que la gasolina. Esto provoca que deba tener un menor precio.
  • En muchos países se produce el biocombustible a partir de la caña de azúcar. Una vez recolectado los productos, se procede a la quema de las cañas de la cosecha. Esto provoca emisiones de metano y óxido nitroso, lo que aumenta el calentamiento global, ya que son dos gases de efecto invernadero por su poder para retener calor. Por lo tanto, lo que nos ahorramos en emisiones por un lado, los emitimos por otro.
  • Cuando el etanol se produce a partir de maíz, durante su elaboración se emplea gas natural o carbón para producir vapor. Además, en el proceso de cultivo de maíz se vierten fertilizantes nitrogenados y herbicidas que contaminan las aguas y suelos. Esto podría solucionarse mediante el uso de sistemas de producción agrícola orgánicos o por lo menos ecológicos . También se puede utilizar el CO2 proveniente de las destilerías para la producción de algas (que a su vez se pueden usar para producir biocombustibles) . Además, en caso de que haya ganaderías cercanas, se puede usar el metano del estiércol para producir vapor (en esencia este equivale a usar biogás para producir biocombustible) .

Como podéis ver, la energía biocombustible avanza en su paso como una energía renovable más. Sin embargo, son muchas las mejoras y desarrollo que necesita para convertirse en la nueva fuente de energía para los vehículos de todo el mundo.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *