Operación Aire para detectar la quema de madera tratada

Madera tratada con barniz

No toda la materia orgánica que proviene de plantas puede considerarse biomasa y es que la madera procesada, refiriéndome a la madera tratada con revestimientos o con sustancias protectoras por ejemplo, no se considera como este tipo de energía renovable.

El motivo es sencillo, al quemar este tipo de productos las emisiones producidas pueden ser muy peligrosas y no solo me refiero para el medio ambiente, ya que perjudica la calidad del aire, sino que también es muy perjudicial para el ser humano puesto que estas sustancias tóxicas adheridas a la madera se desprenden y acaban en nuestro organismo provocándonos graves lesiones y enfermedades.

Por eso entra en juego la Operación Aire emprendida por la Guardia Civil y la Junta de Castilla Y León, esta operación está destinada a detectar instalaciones industriales, agropecuarias y talleres donde se llevan a cabo este tipo de quemas.

Durante este mes de marzo se intensificarán los controles en este tipo de instalaciones a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Guardia Civil por parte del Gobierno de Castilla y León.

Además, no solo se vigilará la utilización de restos de madera industrial (maderas pintadas, barnizadas, con recubrimientos plásticos o con tratamientos antideterioro) sino que también se vigilará los plásticos y otras sustancias utilizadas en automoción y en la agricultura, ya que tampoco son aptos para su quema en estas instalaciones.

El comunicado de la Junta es claro “la incineración de los residuos en estos dispositivos está prohibida por la normativa en materia de residuos, porque las incineraciones en calderas que no están diseñadas para este fin causan emisiones contaminantes importantes con posibles repercusiones sobre la salud de las personas y el medio ambiente”.

Un día antes de dar a conocer la operación denominada Operación Aire, se menciona en el real decreto 430/2004 durante las jornadas de la Fira de Biomassa de Catalunya que hay ciertos límites de emisiones producidos por grandes instalaciones de combustión no considerando biomasa “los residuos de madera que contengan restos de compuestos organohalogenados o metales pesados como consecuencia de algún tipo de tratamiento con sustancias protectoras o de revestimiento, como por ejemplo los procedentes de la construcción”.

De esta forma, con la Operación Aire se tendrá una especial vigilancia en comarcas con industrias de fabricación de muebles y otros derivados de la madera natural.

Teniendo cuatro objetivos como los principales;

  1. Controlar la quema de estos combustibles.
  2. Concienciar a los operadores sobre su peligrosidad para el medio ambiente y la peligrosidad para la salud pública.
  3. Localizar e identificar gestores de residuos operando de una forma inadecuada.
  4. Mejorar la calidad del aire en la Comunidad y sobre todo en municipios pequeños donde ésta práctica es más generalizada.

No nos quedemos solo con las instalaciones industriales o agropecuarias debido a que a pesar de que existe una normativa que prohíbe la quema de estos residuos también hay cementeras que los admiten y los califican como biomasa o “parcialmente biomasa” debido a que están autorizados a quemas de “combustibles alternativos”, craso error.

Según la última autorización ambiental concedida a la cementera Cosmos de Toral de los Vados, en León, es una de las escasas cementeras que recoge únicamente biomasa forestal.

Exterior de la cementera Cosmo, León

Gracias a la Operación Aire se detendrán muchas quemas “ilegales” por ser tan peligrosas, la quema de biomasa con fines energéticos solo pueden ser a través de biomasa residual y por cultivos energéticos.

Entendiendo como biomasa  residual aquella que proviene residuos de cualquier actividad humana como:

  • Las actividades agrícolas, ganaderas y forestales
  • Los procesos de las industrias agroalimentarias
  • Los procesos de transformación de la maderaLos residuos biodegradables, correspondientes a efluentes ganaderos, efluentes de aguas residuales, lodos de depuradoras, etc
  • Una parte de los denominados Residuos Sólidos Urbanos (restos de alimentos, madera, papel…)
  • Los excedentes agrícolas

Y la biomasa de cultivos energéticos que se realizan con el fin exclusivo de obtener materiales destinados a su aprovechamiento energético como vimos de alguna forma en el artículo de “Uso de las tierras marginales para la producción de biomasa” con la caña común y la utilización de tierras que no son favorables para la agricultura.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *