No hay planeta B

No hay planeta B

Con todo el problema del cambio climático ha surgido un movimiento nuevo conocido como” no hay planeta B“. Esto significa que debemos modificar nuestros hábitos tanto de vida personal como social de tal forma que cuidamos de nuestro planeta al máximo.  El día de la Tierra se celebra el 22 de abril de cada año y se recuerda la importancia de cuidar el medio ambiente para evitar problemas en el futuro. Es de vital importancia a salvar nuestro planeta de cara a la poder habitar en el tanto nosotros como las futuras generaciones.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre el movimiento ” no hay planeta B”.

Modificar el hábito de vida

movimiento no hay planeta B

Cuando no referimos a que no hay planeta B, estamos señalando que no existe otro planeta al que emigrar en caso de que éste se convierta en algo inhabitable. La importante de cuidar nuestro planeta se hace cada vez más presente en nuestro día a día ya que estamos viendo cómo están surgiendo diferentes efectos negativos a causa de problemas ambientales globales como lo es el cambio climático y el calentamiento global.

La vicesecretaria General de la ONU señala que existen varias prioridades para poder salvar nuestro planeta. La principal de ellas y más importante es acabar con el consumismo insostenible. De sobra se sabe que consumimos por encima de nuestras capacidades y de forma derrochadora. Sabemos que la gran mayoría de nosotros tiene una gran cantidad de artilugios que han sido fabricados a través de la contaminación por el uso de combustibles fósiles y que no nos son de utilidad.

No hay ninguna alternativa de otro planeta que pueda acogernos, es decir, no hay planeta B. Este es el lugar del que debemos preocuparnos y conservar lo mejor posible. El siguiente paso para poder conservar otro planeta es recuperar la biodiversidad que estamos perdiendo a pasos agigantados. Por último, pero no menos importante, es afrontar de verdad y con todas las armas disponible el cambio climático. La Tierra se encuentra en un punto de inflexión sin precedentes que va modificar todas las condiciones en las que estamos acostumbrados a vivir. Llegar a un punto en el que no podemos habitar de la misma manera y el ritmo de vida será diferente.

No hay planeta B

Como sugiere este movimiento para poder conservar nuestro planeta, no existe otro dónde ir. Debemos preocuparnos en conservar los ecosistemas y lo recursos naturales del nuestro. Existen una serie de ejemplos que están apoyando todo razonamiento sobre la urgencia de cambiar a las personas y su modo de vida. Existen millones de desplazados a causa del aumento del nivel del mar que provoca millones y millones de dólares en pérdidas, miles de muertos en incendios forestales, aumento del hambre debido a las sequías y otras consecuencias.

La mayoría de las consecuencias más devastadoras están dando cada vez con mayor frecuencia. Esto hace que la emergencia por la actuación sea cada vez mayor. Son casi 62 millones de personas las que estuvieron expuestas algún peligro natural por causa del cambio climático. Una de las propuestas más válidas y emergentes es la de acelerar la transición energética hacia las fuentes de energía renovable.

El aumento de la temperatura media global es una realidad que cada vez se incrementa más. Reducir el calentamiento global al menos medio grado centígrado suponer la diferencia entre la vive la muerte. Un aumento de 10 centímetros del nivel del mar provocaría grandes problemas tanto económicos como de muertes y enfermedades al cabo del año. Si aumenta más el nivel del mar significará que el océano Ártico se queda sin miedo durante el verano y provocará la extinción de los arrecifes de coral a causa del incremento de las temperaturas del mar.

Para poder eliminar todos estos efectos y consecuencias negativas debemos limitar el aumento de las temperaturas medias globales a 1.5 grados en lugar de 2 grados para el año 2100. Para poder conseguir esto hacen falta tomar medidas rápidas y sin precedentes. Los próximos años serán los más importantes de nuestra historia. Parece que aún no se le está dando la importancia que se refiere a esta situación. Quizá cuando ya el problema esté vigente es cuando querrán corregir lo que no hemos podido en décadas.

No hay planeta B: cambios en casa

Para poder apoyar este movimiento de no hay planeta B, hay que empezar a cuidar nuestro planeta desde nuestra casa. Hay que dejar atrás los plásticos de un solo uso ya que cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y al año se usan 500 mil millones de bolsas. Si esto no se recicla o no se reduce su consumo existirán 8 millones de toneladas que acabarán en los océanos de forma anual, amenazando la vida marina. Más de 200 países se han comprometido a reducir el uso de los plásticos para el año 2030.

La economía circular es una de las soluciones que propone las Naciones Unidas. De esta forma, se podría reducir hasta un 99% todos los desechos de algunos sectores industriales. En ese mismo porcentaje se podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que son los que provocan el cambio climático. Es así como conseguimos proteger el medio ambiente y reducir los efectos de este fenómeno climático.

En nuestros hogares se realizan acciones que tienen un coste ambiental. Utilizamos vaqueros que requieren unos 7000 litros de agua que equivale a lo que debe una persona promedio en 7 años. Este es tan sólo uno de los muchos hallazgos que se han descubierto y que son bastante alarmantes de ciertos estudios ambientales que revelan el costo de estar siempre a la moda.

Las graves amenazas a nuestro planeta no dudan en tomar tonos dramáticos aunque es cierto que se debe actuar cuanto antes. La degradación del medio ambiente provocará millones de muertes prematuras tal como indican las estadísticas. Retrasado se verá cada vez más afectadas y el mundo lo toma medidas urgentes para frenar y reparar los graves daños causados por el medioambiente la contaminación. Hasta los diferentes tipos de contaminación como lo es el agua, el aire y los desechos químicos amenaza la integridad de los seres humanos y su capacidad para reproducirse.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el movimiento  no hay planeta B.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.