Nicho ecológico

Ecosistemas y nicho ecologico

Cuando se habla en ecología y medioambiente acerca de hábitats, ecosistemas y nicho ecológico, la gente suele confundir estos conceptos con mucha facilidad. Y es que muchas especies distintas se alejan geográficamente, pero compartes funciones similares en el hábitat donde viven. Esto es lo que se le conoce como nicho ecológico a grosso modo.

En este artículo os voy a explicar qué es un nicho ecológico de una forma detallada y qué diferencias hay con ecosistema y hábitat.

Qué es un nicho ecológico de una especie

habitat y ecosistema

Existen millones de especies de aves en todo el mundo que cumplen las mismas funciones en los ecosistemas pero no pueden aparearse entre sí. Sin embargo, también se cuentan con especies que son dispares y realizan funciones similares en los ecosistemas. Esto ocurre, por ejemplo, entre especies como el pájaro carpintero y el aye-aye.

Las funciones e interrelaciones que tiene un organismo con el resto de seres vivos dentro del ecosistema se conoce como nicho ecológico. El ecosistema es la zona donde se encuentran diferentes características que hacen que se pueda habitar un lugar. Por otro lado, el hábitat no es más que la zona del ecosistema donde habita y desarrolla su vida un ser vivo. El ejemplo más fácil es que en un ecosistema boscoso, una especie de ave tiene su hábitat en la copa de los árboles y las relaciones que tengan con los otros seres vivos de su entorno es el nicho ecológico.

Se puede decir que es el modo de vida de la especie, en la que incluimos las condiciones, hábitos, recursos que emplea del entorno, las interacciones que tienen con otras especies y las especies que conforman esas interrelaciones.

Para que quede más claro, vamos a poner otro ejemplo. Los pingüinos emperador son aves que se han adaptado a la caza en la evolución de su cuerpo. Pueden cazar dentro el agua a bajas temperaturas sin sufrir daños. Estos animales se alimentan principalmente de peces, calamares y otros crustáceos que son capaces de cazar. El rol que tienen es el de depredador, pero también son presas de otros animales más grandes como lo son las orcas. Todas estas características y relaciones entre seres vivos que hemos nombrado es el nicho ecológico de los pingüinos emperador.

Nicho compartido

Nicho ecologico y animales

Algo que muchas personas se preguntan con frecuencia es qué ocurre si varias especies comparten el mismo nicho ecológico y se encuentran en la misma área geográfica. Cuando esto ocurre, hay un problema y bastante grave. Los dos organismos que tengan un mismo nicho ecológico no pueden sobrevivir a largo plazo dentro del mismo hábitat. Esto se debe a la competencia interespecífica. Compiten por el mismo territorio, recursos, relaciones y formas de vida parecidas, etc.

A la larga, una de las dos especies es la que prevalece sobre la otra. Cuando algo así ocurre, una de las especie acaba por desaparecer con el ecosistema. Algo parecido ocurre con lo que pasa con las especies invasoras pero sin llegar a ser lo mismo. Una especie invasora tiene mayor capacidad de adaptación al entorno que la especie autóctona, por lo que acaba desplazando a la otra. A la desaparición de una especie a causa de que comparte el nicho ecológico con otra se le conoce como exclusión competitiva.

Esto no es algo siempre fijo. Hay algunas especies que son capaces de superponer tan sólo una parte de sus nichos y son capaces de coexistir en el mismo hábitat. Cuando la exclusión competitiva se da, algunas de las especies son capaces de adaptarse y evolucionar para buscar otro nicho ecológico que pueda ayudarle a sobrevivir. En este caso, se da una partición de recursos y ambas especies pueden convivir. Este caso se da mayormente en especies que no sólo comen poca variedad, sino que es capaz de tener una alimentación variada. Normalmente, los omnívoros tienen mayor capacidad de  adaptación al entorno que otras especies.

Mismo nicho ecológico en hábitats distintos

Nicho ecológico

Esto se da cuando hay especies vicarias. Esto es, especies muy parecidas que viven en lugares geográficamente separados u opuestos. Por ejemplo, los monos del viejo mundo con los del nuevo mundo. Esta situación nos da qué pensar: ¿cómo es posible que especies tan parecidas puedan vivir en lugares tan opuestos y aislados?

A esta pregunta se le puede dar varias respuestas basadas en diferentes teorías. La primera, es la teoría del dispersalismo. Esta teoría defiende que las especies son capaces de romper y superar barreras geográficas que supongan una limitación del territorio. Por ejemplo, una cadena montañosa u océano puede ser el limitante. Una vez la especie se encuentra en otro territorio, puede llegar a colonizarlo y se desarrolla una nueva especie con características evolutivas diferentes y aisladas de la primera.

La otra teoría es la vicarianza. Es de conocer que el mismo fenómeno anterior se puede dar de otro modo a causa de las placas tectónicas. Por ejemplo, una especie A que ocupa un territorio bastante extenso, está dividido por una barrera que aparece con el paso de los miles de años. Es el caso del movimiento de las placas tectónicas. Al ir formándose el océano entre dos placas, las especies que quedan aisladas en ambas partes del territorio, acabarán evolucionando de otra forma, pero mantendrán el mismo nicho ecológico.

Compartir territorio

Animales con diferentes características

Ejemplos como el ñandú y el avestruz son animales que tienen características similares y un tipo de alimentación semejares. Además, son vulnerables a depredadores con las mismas características. No siempre dos especies que comparten nicho ecológico tienen por qué ser similares ni compartir territorio. Hay veces que se tiene el mismo nicho ecológico pero son especies que pertenecen a clases diferentes.

Como conclusión podemos sacar que hay muchas especies que comparten el mismo nicho ecológico pero habitan en territorios diferentes. Algunas de estas especies son similares entre sí, como los osos pardos y los polares, cuyos ancestros eran en común. También hay otros casos en los que especies diferentes como los canguros y las vacas tengan nichos muy parecidos, aún sin evolucionar de antecesores comunes. La diferencia de estas especies reside en el vicarianza y el dispersalismo.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.