El motor de hidrógeno

En el mundo de los motores y las energías renovables se está buscando optimizar aquellos que no contaminen la atmósfera y que no dependan de los combustibles fósiles. Los motores de combustión diésel y gasolina tienen ya los días contado. Los vehículos eléctricos están dando mucho de qué hablar dada su evolución acelerada y su aumento de flota en los últimos años. Pero los motores de hidrógeno también se están convirtiendo en una tendencia dada sus capacidades y rendimiento.

¿Quieres saber todo lo relacionado con los motores de hidrógeno?

Funcionamiento de un motor de hidrógeno

Pensar que existen motores cuyo combustible es el hidrógeno es pensar en un futuro limpio sin emisiones contaminantes a la atmósfera. Y es que el gas hidrógeno se encuentra en alta concentración en la atmósfera y puede ser utilizado como combustible.

En comparación con los motores de los vehículos eléctricos, su funcionamiento es similar. Ambos motores trabajan con electricidad para mover el vehículo. Sin embargo, la forma en la que obtienen la energía para ello es la principal diferencia.

Los coches de hidrógeno funcionan mediante una combinación de los dos tipos de motores: combustión interna y eléctrico. El motor funciona con una pila que es alimentada mediante una reacción de células que almacenan el combustible hidrógeno.

Las células, al igual que en el resto de pilas, cuentan con un polo positivo y otro negativo llamados ánodo y cátodo. Estos están separados por una membrana centrar por la que los iones y electrones de hidrógeno van pasando y generando una corriente eléctrica. Esta corriente se va almacenando en la batería y está disponible cuando el coche comience a moverse.

La energía de la pila se combina con el oxígeno del medio para producir vapor de agua. Las emisiones del tubo de escape de los vehículos de hidrógeno es vapor de agua. Recordamos que, aunque el vapor de agua es un gas de efecto invernadero natural, su ciclo de vida en la atmósfera tan solo es de unos pocos días. Las nubes tienen su propio efecto invernadero natural que hace que la tierra se mantenga a una temperatura estable y haga que el planeta sea habitable, por lo que un aumento de emisiones de vapor de agua, no supondrían un aumento en el calentamiento global.

Problemas con el motor de hidrógeno

El motor de hidrógeno no es tan perfecto como la gente lo imagina. Al no estar muy expandidos aún globalmente, los puntos de recarga de las pilas de hidrógeno son muy pocos. Esto dificulta enormemente la autonomía de los vehículos de hidrógeno y retrasa su extensión en los mercados. ¿Quién va a querer un coche cuya recarga es costosa de encontrar y te puede “dejar tirado” en mitad de un trayecto? Además, la forma en la que se produce el hidrógeno para almacenarlo en las pilas es costoso y contamina. Por lo que, aunque durante su uso en la circulación del vehículo no contamina, durante su producción sí.

En cuanto a la autonomía del motor de hidrógeno es parecida a las de un motor de combustión de gasolina. Puede tener una autonomía de hasta 596 kilómetros. La aceleración y la potencia no suelen ser tan grandes como la de un motor de combustión tradicional.

¿Cómo reposta un coche de hidrógeno?

Aunque los motores de hidrógeno no estén aún muy extendidos, es considerado el combustible del futuro. La recarga de los motores de hidrógeno es totalmente fácil y rápida. En tan solo cinco minutos es capaz de recargarse por completo y tener de nuevo la autonomía de 596 kilómetros.

La forma en la que se debe repostar es muy semejante a la tradicional. Se emplea una manguera que va sellada al depósito y a través de ella se inyecta el gas en la pila del motor. Cuando la pila esté al completo, se termina la recarga. Este proceso dura unos cinco minutos solamente, por lo que las estaciones de hidrógeno se van extendiendo cada vez más a nivel internacional.

La seguridad del hidrógeno

Antes de sacar un vehículo de hidrógeno al mercado, se realizan exhaustivas pruebas que garanticen la total seguridad de estos motores de hidrógeno. Para empezar se tiene que comprobar la reacción de este tipo de vehículos ante cualquier accidente. Se debe de conocer si el tanque de hidrógeno puede explotar, puede dañar a los pasajeros, qué tipo de reacción y durabilidad tiene, etc.

Aunque el hidrógeno es uno de los elementos más comunes en el universo, el más ligero y no contaminante, se debe manipular correctamente. Para minimizar los riesgos de los motores de hidrógeno frente a los accidentes de tráfico, se les ha integrado un sistema de seguridad que detiene el flujo de hidrógeno en situaciones de choque, tanto frontal como lateral y trasero, que confirman una seguridad mayor de este tipo de motor frente a los de combustión tradicional.

Mitos y verdades de los motores de hidrógeno

Existen numeroso mitos sobre los motores de hidrógeno dado su desconocimiento general en la población que vamos a desmentir a continuación.

El motor de hidrógeno, al contrario de lo que se piensa, no funciona únicamente con hidrógeno, a no ser que el motor tenga muchas modificaciones. Estos motores requieren de gran potencia eléctrica para poder funcionar y no es únicamente hidrógeno.

Los motores de hidrógeno necesitan un continuo vigilado y mantenimiento para asegurar un buen nivel en los electrolitos. Al contrario que se cree cuando se compra un vehículo de hidrógeno y se piensa que se puede olvidar de cuidarlo.

Aunque el precio se ha abaratado algo, es el principal problema por el que estos vehículos no han despegado en los mercados. Dado su alto coste de producción en el hidrógeno, su precio es bastante alto.

Una de las razones por la que la autonomía no es más alta, es debida al alto coste energético que requiere separar de manera inicial el hidrógeno y el oxígeno. Para solucionar este problema, aún quedan muchos aspectos a estudiar y a tener en cuenta.

Como podéis ver los motores de hidrógeno aún están en pleno desarrollo, aunque si muchas personas lo consideran como el motor del futuro, será por algo.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.

Ahorra con energía 100% verde


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *