Problemática de contaminación por microplásticos

Microplásticos

Uno de los mayores vectores de contaminación a nivel mundial son los microplásticos. También son llamados microesferas de plástico y están presentes en multitud de productos de higiene como lo son cremas exfoliantes, pastas dentífricas y jabones. Estos microplásticos llegan a contaminar el medioambiente y a provocar consecuencias desastrosas. Su acumulación de los océanos comenzó hace 4 décadas y ahora se encuentran en casi todos los océanos del mundo.

En este artículo vamos a contarte cuáles son los problemas medioambientales que producen los microplásticos y qué soluciones podemos darle.

Qué son los microplásticos

Plásticos de pequeño tamaño

Estos microplásticos son pequeñas partículas hechas de plástico empleadas en una gran variedad de productos de limpieza. Se inventaron por primera vez en la década de los 80 y se emplearon gracias a la función que tiene exfoliante. Hay que tener en cuenta que muchas cremas se emplean para expoliar la piel y, para ello, la presencia de estos microplásticos pueden llegar a realizar ese efecto deseado. También tiene otras utilidades como lo son el dar color o textura a distintos productos.

Estos microplásticos tienen tan sólo 5 milímetros de diámetro y los podemos encontrar en la pasta de dientes, geles de ducha, gel de baño, exfoliantes, agentes limpiadores, protectores solares, detergentes, fibras sintéticas de la ropa y hasta productos de fregado. La presencia en todos estos productos y sus frecuentes vertidos a los mares y océanos a partir de ríos es lo que hace que se esté acumulando y, a día de hoy, se encuentren omnipresentes en todos los océanos del mundo.

Estos microplásticos pueden están fabricados con distintos tipos de materiales como lo es el polietileno, el polipropileno o el poliestireno.

Consecuencias para el medioambiente

Existencia de pequeños trozos de plástico

Si fuera una sustancia inocua para el medioambiente o los seres vivos no tendríamos ningún problema en su acumulación tanto el mar es común océanos. El problema reside debido a su pequeño tamaño. Al ser tan pequeños los sistemas de filtración de las aguas residuales no pueden eliminar los por completo. Esta es la razón por la que terminan en ríos y, por ende, en los mares y océanos por la desembocadura. Estos microplásticos son ingeridos por pájaros, peces y otras especies marinas.

Tanto ellos como nosotros, a través de la cadena alimenticia, puede provocar diversos problemas. Estos microplásticos se han convertido en toda una gran amenaza para alimentación de animales marinos incluyendo las especies de aves, tortugas, mamíferos marinos y otros invertebrados. Al tener este pequeño tamaño los confunden con alimento y llegan a provocar la muerte por exceso de concentración en su organismo. Como es de esperar, estos microplásticos no son ingeridos por el sistema digestivo de los animales.

Algunos estudios revelan que estos microplásticos tiene la capacidad de absorber contaminantes afectando a la fauna marina. Al estar presentes en todos los océanos del mundo se puede encontrar este material hasta incluso en lugares remotos como lo es la Antártida. También podemos encontrarlos en lugares como en los sedimentos marinos e incluso en los corales. Como sabemos, las barreras de coral son muy importantes para el mantenimiento de los ecosistemas marinos de todo el mundo. No sólo el cambio climático y el aumento de las temperaturas medias del océano están provocando su destrucción, sino también la presencia de estos contaminantes que dañan las especies asociadas a este ecosistema.

Riesgo de los microplásticos para la salud humana

Contaminación del agua

Muchas son las personas que se replantean el hecho de que estos contaminantes puedan causar problemas en la salud humana. El hecho de que sean tan pequeños presentan dudas sobre su riesgo sobre la salud. Existe un informe de Greenpeace llamado “Plásticos en el Pescado y el Marisco” en el que se rebelan datos de que estas microesferas se están incorporando en la cadena alimentaria. Estos plásticos tiene la capacidad de atraer otras sustancias químicas y liberarlas, lo que hace que sea una potencial bomba tóxica.

Hasta el momento no tenemos una evidencia científica completa de que estos microplásticos puedan presentar un riesgo real para los seres humanos cuando pasan por la cadena alimentaria. Sin embargo, la población está cada vez más preocupada por el efecto acumulativo de estas sustancias. Un estudio científico de Orb Media revela que el 83% de las muestras de agua que se han obtenido de grifos de una docena de países está contaminada con estos microplásticos.

Cada año en Europa llegan al medio marino 8.627 toneladas de plástico tan sólo de estos microplásticos provenientes de los cosméticos. Esta cifra es bastante pequeña si lo comparamos con los 8 millones de toneladas de plástico que entran en el océano cada año. Por ello, la contaminación por estos microplásticos se les denomina como una bomba de relojería ecológica. Este nombre procede de la preocupación por un contaminante que apenas podemos ver con nuestros ojos pero que pueden  llegar a provocar graves daños en la fauna y está por ver el ser humano.

Prohibición y alternativas

Ante tal situación son muchos los países y las personas que se plantean el hecho de prohibir estos microplásticos a la hora de elaborar ciertos productos. Por ejemplo, en Estados Unidos está prohibido la utilización de estas microesferas de plástico en productos como lo son los jabones, pastas de dientes y cosméticos. El Reino Unido también ha prohibido el uso de estos materiales a partir del descubrimiento de que existía una elevada contaminación del río Támesis. Otros países como lo son Dinamarca y Suecia están en proceso de prohibirlas.

Sin embargo, en la Unión Europea no existe ningún proyecto que esté en contra de la utilización de los microplásticos por ahora. Otra solución sería buscar algunas alternativas por otras naturales. En vez empleada productos que tengan polietileno, polipropileno o poliestireno podemos emplear productos biodegradables hechos de harina de maíz, perlas de jojoba, almendras de albaricoque, frutitos de alegan o sales naturales. Estos productos también pueden servir para generar sustancias que lo necesiten los microplásticos para que tengan el mismo efecto y función.

Como pueden ver los microplásticos pueden llegar a ser muy dañinos aunque sea un contaminante que, individualmente, apenas se pueda ver por el ojo humano. Espero que con esta información puedan saber más sobre la problemática de Microplásticos a nivel mundial.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde