Manuela Carmena pone en marcha un Plan para mejorar la Calidad del Aire

Plan de calidad del aire de Manuela Carmena

La calidad del aire de Madrid disminuye por la cantidad de tráfico que circula a diario por sus carreteras. Es por eso que el Ayuntamiento ha presentado su Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático que pretende conseguir una reducción en las emisiones de gases contaminantes y una mejora en la calidad del aire de Madrid.

Además, el plan también cuenta con limitaciones en el aparcamiento y varias medidas más que veremos a continuación. Todo ello comenzará en el año 2020. ¿Qué medidas se van a tomar para mejorar la calidad del aire?

Plan de calidad del aire y cambio climático

plan de calidad del aire y cambio climático presentado por manuela carmena

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, presentaron ayer el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, cuyo presupuesto supera los 540 millones de euros. Lo que se pretende es conseguir encaminar a Madrid hacia una ciudad sostenible que garantice la salud de los ciudadanos y la reducción de las enfermedades cardio-respiratorias provocadas por la contaminación atmosférica.

Además, con estas medidas anticontaminación se reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al aumento del calentamiento global y a los efectos del cambio climático. El documento se aprobará en Junta de Gobierno.

Este plan cuenta con unas 30 medidas que se centran en cuatro aspectos: la movilidad sostenible, la gestión urbana baja en emisiones, la adaptación al cambio climático y la sensibilización ciudadana y la colaboración de las administraciones. Todas estas medidas se han propuesto con el objetivo de cumplir la legislación europea y nacional en materia de calidad del aire. También, tiene objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero acordes con lo propuesto en el Acuerdo de París.

Para el año 2030 pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% frente a 2012. Aparte de reducir las emisiones que tienen que ver con la movilidad urbana se pretenden realizar estrategias para la adaptación al cambio climático.

Actuaciones que se realizarán

Aparcamientos municipales según el Plan de Calidad del Aire

Aparcamientos municipales según el Plan de Calidad del Aire

Existen diversas medidas que se van a tomar para poder reducir el tráfico. Evitando tener demasiados vehículos en circulación haremos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan. Se fomentará la movilidad peatonal y ciclista y se darán más facilidades para el uso del transporte público. Tenéis que pensar que si en un autobús caben unas 50 personas, son unos 30-40 vehículos menos que están en circulación (contando que en cada vehículo vayan 1 o 2 personas).

También se implantará en el 2018 el Área Central Cero Emisiones en el distrito Centro, se reformarán las vías de acceso al centro de la ciudad, se reducirá la velocidad en la M-30 y vías de acceso a 70 kilómetros por hora, se crearán Zonas cuya velocidad máxima sea de 30km/h y algunas plataformas reservadas para autobuses.

El Plan de Manuela Carmena también cuenta con un segundo bloque que contiene distintos tipos de iniciativas basadas en el fomento de las tecnologías que ayuden a reducir las emisiones. Entre esas iniciativas con encontramos con una impulsión de la movilidad eléctrica, es decir, fomento de los vehículos eléctricos e híbridos, y actuaciones sobre las emisiones de flotas estratégicas como los autobuses, los taxis, etc.

Primero se incentiva y luego se hacen restricciones

emisiones de gases por vehículos empeoran la calidad del aire de Madrid

Para que el plan tenga una buena aceptación social, primero se tiene que fomentar y crear motivación para reducir las emisiones y después restringir algunos aspectos que hacen que contamine más la ciudad. La primera fase que comprende entre el 2018 y el 2020 se compone de incentivos y desarrollo de tecnologías de impulso a modos de transporte más sostenible y reducción de las emisiones. La segunda fase se compone de las medidas de restricción de accesos, aparcamientos y circulación.

Estas medidas cada vez serán más progresivas en la ciudad y no a todos les gustará. Sin embargo, es una buena opción para poder adaptarse, poco a poco, a una movilidad sostenible que nos ayuda a combatir el cambio climático. Por ejemplo, una de las restricciones que comenzarán en 2020, será que los vehículos sin distintivo ambiental no podrán aparcar en la zona SER (interior de la M-30) y a partir de 2025 se limitará su circulación por el término municipal.

¿En qué se basan estos distintivos ambientales? Los genera la DGT y se trata de una clasificación a aquellos vehículos considerados como no sostenibles ya que son vehículos o furgonetas matriculados antes del año 2000 y del 2006 en el caso del diésel. Conforme a los datos del parque circulante de la ciudad de Madrid, en 2013 los vehículos sin distintivo correspondían al 28,3% de los recorridos. Es por tanto previsible que para el periodo 2020-2025 la proporción alcance valores en torno al 20%.

La gestión de las emisiones

limitacion de velocidad en la M-30 para la reducción de las emisiones contaminantes

El objetivo principal es conseguir reducir las emisiones por uno o por otro lado. Es por eso que la eficiencia energética también es una buena arma para conseguir dicho objetivo. El Ayuntamiento ha anunciado que impulsará la sustitución de combustibles de calefacción contaminantes y se prohibirá el uso del carbón en 2020. Aunque la energía de la biomasa sea un tipo de energía renovable, también genera emisiones de CO2, por lo tanto han decidido regular el uso de biomasa dentro de la ciudad.

También se establecerá una hoja de ruta para el desarrollo de las energías renovables, se revisarán las bonificaciones del impuesto de bienes inmuebles por instalaciones de energía solar, y se explorará y explotará el potencial de la geotermia. Las energías renovables no emiten gases de invernadero, por lo que mientras más se fomenten menos emisiones tendrá la ciudad.

Otro factor que emite gases a la atmósfera es el tratamiento de los residuos. Es por esto que el Plan de Carmena también se fija y actúa sobre esto: el tratamiento de los residuos del Parte Tecnológico de Valdemingómez será mejorado para reducir las emisiones, aumentando el nivel de recuperación de materiales, incluido los orgánicos para el compostaje y un aumento de la producción de biogás.

Hay otro eje más en el que interviene el plan y se trata de las soluciones basadas en la naturaleza. No podemos olvidar que la naturaleza es un gran aliado para la lucha contra el cambio climático. Este eje se centra en las medidas del desarrollo del programa Madrid+Natural. Este programa tiene como objetivo el aumento de la resiliencia del medioambiente urbano frente al cambio climático. Para ello se realizarán intervenciones en edificios, barrios y la renaturalización del río Manzanares.

Sensibilización del ciudadano

Inés Sabanés habla sobre la sensibilización al ciudadano

Un eje bastante importante del plan de Carmena es la sensibilización de los ciudadanos. Tener a los ciudadanos concienciados y bien informados sobre la situación en la que se encuentra la calidad del aire en Madrid es de vital importancia para la adquisición de correctos hábitos de consumo, desplazamiento, transporte y movilidad. De esta forma, se fomentará el uso del transporte público, aumentará el uso de la bicicleta o los paseos andando. Los ciudadanos tienen que saber la importancia que tiene la calidad del aire de cara a la salud de las personas y la reducción de enfermedades.

Manuela Carmena insiste en que la concienciación de la ciudadanía es vital ya que este plan requiere la colaboración con otras Administraciones, tanto Ayuntamientos vecinos, como la Comunidad de Madrid y el Gobierno del Estado, para hacer las modificaciones legales y adoptar las medidas de incentivo necesarias para promover de forma coordinada y sinérgica el necesario cambio de los hábitos ciudadanos.

¿De qué presupuesto disponen para realizar todas estas medidas?

presupuesto del plan de calidad del aire

Este Plan de Manuela Carmena cuenta con un presupuesto de 543,9 millones de euros para el periodo 2017-2020. Este presupuesto recoge todas las medidas de incentivación a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. La parte del plan que más cantidad del presupuesto necesita es la de la ordenación de sectores clave que tienen alto impacto en la calidad del aire. Esta parte del plan se lleva 330 millones de euros de los 543,9.

Por otro lado, las actuaciones que se van a realizar sobre la red viaria y los espacios públicos dirigidas a reducir la intensidad del tráfico privado y promover el transporte público tendrán 154 millones de euros. En cuanto a la gestión urbana baja en emisiones se ha destinado unos 46 millones. Para la gestión energética de los edificios municipales (todo el tema de la eficiencia energética y el aprovechamiento de recursos) tiene 3,2 millones. Las estrategias de adaptación al cambio climático tienen 7,7 millones y, por último, las iniciativas que hemos comentado antes de educación ambiental y sensibilización de la ciudadanía cuenta con 3 millones de euros.

¿Qué impacto tienen las emisiones?

Todas las medidas que ha tomado el Plan de Manuela Carmena van a permitir una reducción bastante notable de las emisiones de óxidos de nitrógeno a corto plazo. Más o menos se estima que se reducirán en un 15% para el 2020 y casi todas se atribuyen al tráfico rodado.

Esto garantiza una mejora en la calidad del aire, pero no la suficiente para poder decir con total seguridad que cumple todos y cada uno de los niveles anuales, es por eso que la reducción se debe de incrementar aún más con objetivos más ambiciosos para conseguir mejores resultados.

 

Ahorra en tu factura de la luz
¿Quieres ahorrar en tu factura de la luz? Consigue un descuento de 30€ GRATIS usando el código HOLA30.
Ahorra con energía 100% verde

Un comentario

  1.   Josep dijo

    Hay que estar a favor de los eléctricos y facilitar el cambio a la gente y prohibir menos y ayudar más y criticar menos.

Escribe un comentario